¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Organizaciones por los Derechos Humanos del mundo condenan los ataques a la libertad de expresión

Este es un artículo especial invitado de Katitza Rodríguez, Directora de Derechos Internacionales de EFF [Fundación Frontera Electrónica].

Han pasado más de dos semanas desde que cablegate.wikileaks.org, el sitio web que aloja cables diplomáticos filtrados de Estados Unidos, fue dado de baja y el derecho de Wikileaks de publicar información veráz fue inmediatamente sitiado [en]. Desde entonces, organizaciones de derechos humanos en todo el mundo han condenado los ataques contra WikiLeaks [en] y han alzado sus voces para proteger la libertad de expresión en línea.

EFF ha acotado [en] que Wikileaks ha sufrido como consecuencia de las políticas corporativas que inhiben la libertad de expresión sobre asuntos de importancia pública. En tales casos, los lectores pierden su derecho a leer la información que Wikileaks publicó y los editores en línea pierden confianza en las empresas que han demostrado su disposición a ceder a la presión política para eliminar contenido impopular o controvertido. EFF también ha puesto en marcha la campaña Dile No a la Censura en Línea [en], llamando la atención pública al hecho de que el cierre de publicaciones como Wikileaks es un ataque muy grave a la libertad de expresión.

Para ayudar a ilustrar lo que las organizaciones por los derechos humanos, entre otras, están diciendo a nivel internacional, hemos resaltado algunos fragmentos de sus propias declaraciones institucionales en esta batalla al estilo David contra Goliat.

Las leyes internacionales de derechos humanos reconocen la libertad de expresión.

• El 10 de Diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos [en] abordó este tema en su declaración: “Aunque no está claro si estas medidas individuales, tomadas por actores privados, atentan directamente contra las obligaciones en derechos humanos de los estados para garantizar el respeto del derecho a la libertad de expresión, en su conjunto se podría interpretar como un intento de censurar la publicación de información, por lo tanto viola potencialmente el derecho de Wikileaks a la libre expresión”.

Amnistía Internacional ~ “La libertad de expresión es un derecho humano reconocido internacionalmente que limita el poder del Estado de prohibir la recepción y publicación de información. La carga está en que el Estado demuestre que cualquier restricción es necesaria y proporcionada y no pone en peligro el derecho a la libertad de expresión”.

Human Rights First [en] ~ “Este problema trasciende los detalles del caso Wikileaks. No importa lo que pienses de Julian Assange, cualquier persona que se preocupe por la libertad en internet debe preocuparse de que, en su afán de paralizar Wikileaks, los gobiernos y las empresas están tomando medidas, en este caso, que suponen una amenaza a los derechos fundamentales”.

Reporteros sin Fronteras ~ “Hacemos hincapié en que cualquier restricción a la libertad de difundir este cuerpo de documentos afectará a toda la prensa, que ha dado cobertura detallada de la información facilitada por Wikileaks, con cinco principales diarios internacionales que cooperan activamente en la preparación para su publicación”.

Varias organizaciones también han comentado sobre el comportamiento de las empresas que han dado de baja nombres de dominio y han negado alojamiento y servicios financieros y de internet a Wikileaks.

Internet Society [en] ~ “La eliminación de un dominio es una herramienta ineficaz para suprimir la comunicación, sólo sirve para socavar la integridad de la internet global y su funcionamiento.”

ARTÍCULO 19 [en] ~ “El bloqueo o eliminación de información de los sitios, la restricción de nombres de dominio, la limitación de las donaciones y otras restricciones sobre el acceso a la información, debe basarse únicamente en una orden judicial aprobada por un juez, teniendo en cuenta las leyes nacionales e internacionales sobre la libertad de expresión. Estas medidas no deben basarse en la presión extrajudicial del gobierno”.

Varias ONGs también han llamado la atención sobre el impacto mundial de la censura en internet.

Human Rights Watch [en] ~ “Este es un momento clave para la libertad de expresión e información, tanto en Estados Unidos como en el extranjero. Acusar a Wikileaks por publicar documentos filtrados sentaría un precedente terrible que será tomado con entusiasmo por otros gobiernos, particularmente aquellos con un historial de tratar de amordazar la presentación de informes políticos legítimos”.

Reporteros Sin Fronteras ~ “Esta es la primera vez que hemos visto un intento de la comunidad internacional para censurar un sitio web dedicado al principio de la transparencia. Nos sorprendió el encontrar países como Francia y Estados Unidos alineando de pronto sus políticas en materia de libertad de expresión con las de China. Acotamos que en Francia y Estados Unidos, le corresponde a los tribunales, no a los políticos, decidir si un sitio web debe ser cerrado”.

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) [en] ha advertido sobre el acoso a los sitios web de noticias del Líbano después de que publicaran los cables diplomáticos de EE UU que se dieron a conocer por primera vez por Wikileaks. El CPJ también ha llamado la atención sobre el hecho que el gobierno tunecino bloqueó el acceso interno al sitio, mientras que los funcionarios sauditas bloquearon el acceso al sitio web independiente Elaph, que también publicó algunos de los cables.

EFF se une a las [en] organizaciones de derechos humanos [en] en todo el mundo para oponerse a los intentos de suprimir la libertad de expresión. EFF y los activistas de todo el mundo están pidiendo [en] a los usuarios de internet que se pongan de pie para defender la libertad de expresión. Con la ayuda de traductores voluntarios y colaboradores, nuestra campaña contra la censura en línea ha sido traducida a varios idiomas, incluyendo francés, finlandés, alemán, italiano, portugués, serbio, español -con más idiomas planificados.

Debemos defender el derecho de publicar, leer y discutir la información veraz. La democracia depende del derecho del pueblo a saber la verdad. Que los gobiernos y las empresas sepan que la libertad de expresión es un derecho humano que no se debe suprimir. Todos estamos involucrados. ¡Únete a la campaña ahora!

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.