¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Túnez: Sigue el plantón contra el gobierno interino

Este post es parte de nuestra cobertura especial de la Revolución en Túnez 2011.

Tras la reciente revolución en Túnez, la situación política del país sigue siendo frágil y crítica, mientras un plantón de manifestantes en la Plaza Kasbah cerca del principal edificio gubernamental en la capital Túnez entra a su cuarto día sucesivo. Los manifestantes no han mostrado señal de ceder y están determinados a seguir hasta que todas sus exigencias, políticas en su mayoría, hayan sido respondidas.

Su principal objetivo es el gobierno interino, al que los manifestantes consideran ilegítimo y no representativo del pueblo, y solamente una extensión del régimen del derrocado ex presidente Ben Ali.

La lista de las 'demandas populares' de los manifestantes en el plantón escritas en la bandera tunecina. Foto de Winston Smith.

La lista de las 'demandas populares' de los manifestantes en el plantón escritas en la bandera tunecina. Foto de Winston Smith.

Entre la lista de ‘Demandas Populares’ de los manifestantes del plantón están: la disolución de ambas cámaras de diputados y asesores, la renuncia del Primer Ministro interino Mohammed Ghannouchi y su gobierno, la disolución del antiguo partido de gobierno, la RCD (siglas en francés de Asamblea Constitucional Democrática), y la conformación de una asamblea constituyente.

Un blogger tunecino de Kissa Online escribe [ar]:

Regresamos la tarde del 20 de febrero [de 2011] para el plantón en la Plaza Kasbah en Túnez, cerca de Túnez, cerca del edificio principal del gobierno para pedir la partida de Mohammed Ghannoushi y sus pares… Durante la noche, la policía trató de hacernos salir de la plaza pero no lo lograron…

Manifestantes en la Plaza Al-Kasbah en Túnez durante la noche. Imagen tomada del blog Kissa Online.

Manifestantes en la Plaza Al-Kasbah en Túnez durante la noche. Imagen tomada del blog Kissa Online.

Tunisien Libre [en] alega que el plantón ya ha empezado a traer buenos resultados:

Desde el comienzo del plantón en la Kasbah, el gobierno empezó a actuar. Ayer, un pedido de extradición del ex presidente Ben Ali, hoy un pedido de extradición de su esposa y una demanda de disolución de la RCD presentada por el Ministro del Interior al Tribunal de Primera Instancia de Túnez.

Heny (@dr_heny) tuitea:

¡A la Kasbah, jóvenes tunecinos! ¡La revolución nos necesita! Liberen a Túnez de los restos del régimen corrupto. El logro no está completo todavía.

Takriz Network, un cibercomité tunecino de expertos y grupo de resistencia tuitea:

¡Tunecinos! Su revolución enfrenta una amenaza de muerte, y el único camino a la victoria es la Plaza Kasbah. Ahora, ¡nos podemos librar del gobierno de vergüenza y destrucción!

Liliopatra (@liliopatra) muestra su apoyo a los manifestantes en la Plaza Kasbah:

Manifestantes en la Kasba, estamos con ustedes. Estamos unidos más que nunca. Honorables mártires, no habrán muerto por nada.

Sin embargo, una pequeña parte de jóvenes tunecinos no son muy entusiastas por el plantón y sospechan de los manifestantes, a quienes consideran anarquistas.

Amira Yahyaoui (@Mira404), una tunecina militante por la libertad de expresión tuitea:

Los manifestants de la Kasbah están manipulados, si no es así son anarquistas. El lavado de cerebro: ¡eso funciona!

Aliboulila (@aliboulila) hace esta pregunta:

??????? ¡No entiendo nada! ¿Cuál es el objetivo del plantón en la Kasbah esta vez?

Sami Mzoughi (@learningwithsam) tuitea:

Plantón en la Kasbah: el pueblo tunecino lo quiere todo y lo quiere enseguida… pero no será en una semana que vamos a recuperar 23 años de tonterías…

Este post es parte de nuestra cobertura especial de la Revolución en Túnez 2011.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.