¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Guatemala: Maximón y otras tradiciones de la Semana Santa

Cuando una cultura muy religiosa es sometida por otro pueblo también profundamente religioso, a menudo la religión del pueblo conquistador es impuesta sobre los conquistados. Sin embargo, las culturas siempre han encontrado formas de ofrecer resistencia; en Guatemala, de alguna manera, la religión católica ha sido “retocada” para incorporar los dioses, diosas, ritos y ceremonias de los pueblos indígenas, al tiempo que se integran los elementos propios del catolicismo.

Maximón [en] es el mejor ejemplo de esta transmutación, como explica el fotoblog Mi Mundo [en]:

Aq’ab’al Audelino Sajvín explica: “En la tradición oral, Maximón representa a Kaji’ Imox, el último soberano del pueblo Maya Kaqchikel [durante la conquista española], quien fue atado, torturado y asesinado. Este episodio se conoce con el nombre de Xkiyüt Xkixïm/Ximon, lo cual es sin duda el motivo por el que le llaman Maximón: ma hace referencia a una persona de sexo masculino en el lenguaje Maya Kaqchikel, y ximón significa “el que está atado”. Según Aq’ab’al Audelino Sajvín, el sincretismo existente entre Maximón y San Simón comenzó cuando “los conquistadores cristianos se dieron cuenta que no podían erradicar la imagen del gran protector del pueblo. Por tanto, comenzaron a promover la idea de que Maximón era lo mismo que San Simón, a quien a menudo se relacionaba con San Judas, una figura traicionera”.

Picture under a Creative Commons attribution license by Gustavo Jerónimo.

Foto bajo licencia de atribución de Creative Commons por Gustavo Jerónimo.

Los distintos y muy especiales elementos de la religión en Guatemala hacen de la Semana Santa una experiencia única, que incluye a personajes tales como los “Cucuruchos” [en], así como a comunidades que se reúnen para fabricar alfombras de Semana Santa [en] hechas de flores, o devotos hombres y mujeres que portan sobre sus hombros imágenes coloniales de Jesucristo y de la Virgen María, al tiempo que llevan puestos sus vestidos tradicionales bajo el sol, a pesar del caluroso verano.

La Semana Santa es una celebración familiar en la que todo el mundo está invitado a participar, como cuenta el fotoblog AntiguaDailyPhoto.com [en]:

Como he dicho antes, la fabricación de alfombras a partir de aserrín, agujas de pino, flores y vegetales es una tradición que fortalece a la comunidad. La gente se reúne por bloques o vecindarios para fabricar las alfombras sobre las que desfilarán las procesiones. Algunas veces la fabricación de alfombras se realiza durante toda la noche, para que puedan estar listas para la procesión del día siguiente. El proceso de elaboración de la colorida alfombra procesional involucra a toda la familia, a los amigos cercanos, al vecindario y a toda la comunidad. No importa si sólo se trata de la abuela que tira algo de corozo y unas flores violetas desecadas para fabricar una modesta alfombra, o de un grupo de miembros de la cuadra, o de si un hijo echa una mano al padre para dar los últimos retoques a una alfombra de aserrín de vivos colores; la devoción y el espíritu de generosidad están presentes allá donde mires.

Holy week carpet making. Image by Rudy Girón www.Antiguadailyphoto.com (CC BY-NC-SA 2.0)

Fabricación de alfombras de Semana Santa. Imagen por Rudy Girón www.Antiguadailyphoto.com (CC BY-NC-SA 2.0)

Antologia del Desengaño explica cómo la Semana Santa se celebra de manera muy distinta en Santiago Atitlán:

En Santiago Atitlán, el Viernes Santo por la tarde, al igual que en el resto católico del país, da inicio la representatividad de la muerte de Jesucristo, pero a diferencia del mundo ladino, la celebración no tiene connotaciones ominosas. En el interior de la iglesia hay un tumulto de gente que participa en la preparación del cortejo procesional, con tambores y chirimillas, no hay pesadumbre; hay respeto al ceremonial, pero no hay tristeza, ni acongojamiento en el rostro y actitud de la gente .

La Semana Santa en Guatemala es rica en colores, aromas y devoción. Es una experiencia cultural, espiritual y gastronómica tanto para los nacionales como para los visitantes de este diverso país en el que existen más de veinticuatro lenguas y grupos indígenas diferentes. Lo mejor de mundos distintos se reúne para disfrutar y encontrar la belleza que supone mezclar sus culturas, en lugar de imponerlas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.