¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Bolivia: Tuiteando con la Senadora Centa Rek

El bloguero boliviano Pablo Andrés Rivero recientemente escribió un post analizando cómo los medios sociales podrían ayudar a funcionarios públicos a ser más sensibles a las necesidades de los ciudadanos. Rivero preguntó: “¿Es Twitter una herramienta que aproxima políticos a ciudadanos o una moda elitista y restrictiva?” Ni se imaginaba que dos semanas más tarde una interacción entre una senadora y cientos de miembros de la comunidad tuitera boliviana ayudaría a demostrar que muchos funcionarios públicos todavía tienen un largo camino por recorrer para entender cómo funcionan los medios sociales.

Todo empezó el 30 de mayo con un tweet de la senadora Centa Rek de la organización política Plan Progreso Para Bolivia – Convergencia Nacional (PPB-APB) en representación del departamento de Santa Cruz. Rek criticaba una decisión del Congreso Boliviano de dar amnistía a autos sin documentos, denominados autos “chutos”, muchos de los cuales ingresarían desde el vecino Chile. Ella escribió en su cuenta de Twitter:

Oficialismo promueve legalizacion de autos ingresados de contrabando y lavado del narcotrafico. Donde iremos a parar??

Su tweet provocó una respuesta del bloguero Mario Durán (@mrduranch), quien no iba dejar pasar tal acusación sin una aclaración. Preguntó:

@rcenta que evidencia tiene sobre el “lavado del narcotrafico” ?

A esta pregunta le siguió una reacción poco favorable de la Senadora Rek, quien respondió a Durán:

@mrduranch las que usted tambien tiene, me va a amenazar ahora??? Muy masista [del partido político MAS] la estrategia. Matonaje.

Fue ahí donde Rek empezó a vincular que cualquier crítica a su declaración implicaba ser un simpatizante del gobierno. De nuevo, Durán preguntó cuándo y dónde la amenazó y pidió pruebas que apoyaran sus declaraciones. Rek siguió con una serie de insultos dirigidos a Durán, llamandole “represor” y “acosador,” y repitió que Durán la estaba amenazando. Ese intercambio y el uso de la palabra “matoncito” en referencia a Durán acarreó una gran muestra de apoyo por muchos en la comunidad boliviana de Twitter, quienes coincidieron que Rek estaba exagerando y que no debería recurrir a los insultos.

Además, muchos usuarios de Twitter se unieron al debate cuando Rek escribió que estaba respondiendo al “servicio de inteligencia” del gobierno en referencia a la pregunta de Durán acerca de sus afirmaciones de lavado de dinero y narcotráfico. Esto hizo que muchos usuarios de Twitter iniciaran memes de Internet, caricaturas, imágenes de Photoshop e incluso un video subtitulado de Adolf Hitler, como burla a Rek y su malinterpretación de la situación. La etiqueta #holarcenta tuvo mucha actividad durante los dos días en que Rek dijo que ella era víctima de una persecución implacable. Como escribió Andrea Guzmán del blog Lo Digo Yo, todo esto fue una situación que Rek “no podía interpretar, y que hacía que se pusiera más a la defensiva“.

Afiche de cine. Diseño por Alvaro Guzmán @alvarocker

Sin embargo, no todo fue solamente diversión y bromas, ya que algunos usuarios de Twitter intentaron razonar con Rek y explicar por qué tantos se habían puesto en su contra y por qué sus acusaciones estaban fuera de lugar. Una carta abierta elaborada en forma colaborativa fue redactada y enviada a Rek:

Creemos que es necesario que la Senadora Reck entienda que no son agentes infiltrados del gobierno boliviano quienes le responden sino ciudadanos bolivianos con acceso a internet, personas independientes y libres, que respetamos la libertad de expresion pero sancionamos el insulto, la falta de valoración de la ciudadanía por parte de una representante nacional electa y las difamaciones y calumnias que usted ha realizado contra varios ciudadanos.

Hasta uno de sus partidarios salió a decir que Rek estaba exagerando. Luis Sergio (@luissergioCB) escribió que votó a favor de Rek y que comparte su ideología, pero ella debería “observar lo que ocurrió en retrospectiva“. Luis Sergio también mencionó que a pesar de que Rek estaba segura de que las personas que la estaba atacando eran miembros del partido del MAS o agentes del gobierno, la mayoría de los usuarios de Twitter en Bolivia también están en oposición al gobierno.

Hugo Miranda del blog Angel Caído se pregunta cómo llegó a este punto y qué dice esto del papel de Rek como una representante elegida:

Uno se pregunta con tanto asesor que hay por ahi, por que la Senadora no investigo bien que estaba pasando, por que las reacciones, que es lo que hizo mal, el Twitter es una minimicrocomunidad en Bolivia era facil desentrañar que estaba pasando.. pero no lo hizo… y pues.. empezo a cometer error tras error.. y bueno yo me pregunto si no escucha a solo solo menos de 200 twitteros.. como es que es representante de casi un millon de Bolivianos….

Algunas personas pensaron que las bromas eran demasiado y que la oportunidad podría haber sido usada de una manera más positiva. Enrique del blog Voz Boliviana dejó un comentario en el post de Dog Punto Cero.

Seamos más maduros dejemos los dramas novelescos a la televisión y la falta de ideas a nuestra clase política y hagamos de las redes sociales verdaderos instrumentos de información y no de simple chismoseo.

Finalmente, después de la interacción entre la comunidad tuitera de Bolivia y la Senadora Rek, Rivero concluye con cierta esperanza que algo positivo podría surgir de los eventos: Rivero reflexiona:

Espero, finalmente, que el evento protagonizado por la senadora Rek (desafortunado quizá para ella, pero aleccionador para muchos) no desincentive el uso de la herramienta en la política, sino más bien aliente un empleo con mensajes mejor elaborados, así sean estos espontáneos, pero sin perder de vista el criterio táctico

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.