El nuevo impuesto sobre el valor añadido de Santa Lucía sobresalta a los ciudadanos

A partir del 1 de octubre de 2012, el gobierno de Santa Lucía impuso un impuesto al valor añadido [en] (VAT) sobre bienes y servicios. Al hacer eso, Santa Lucía se convirtió en el último miembro de la comunidad del Caribe en adoptar el VAT. En las semanas y los meses previos a la fecha límite, varios accionistas expresaron sus dudas sobre si el país estaba preparado para el VAT, citando su preocupación sobre el nuevo equipo y sistemas de contabilidad que se necesitan; incertidumbre sobre las exenciones y, por supuesto, la gran pregunta de si el país incluso debe intentar esto durante un difícil periodo económico. Druante la primera semana de implementación del VAT, fue un tema popular en las redes sociales.

En el grupo de Facebook “Santalucianos que tienen como objetivo el progreso”, Ethelbert James pensó que era poco razonable [en] que los ciudadanos hicieran peticiones al gobierno sin también pagar las tasas que permiten cumplir dichas peticiones:

Cuando un gobierno pide dinero prestado a bancos extranjeros o comerciales, se añade a la deuda nacional. Cuando un gobierno pide dinero al NIC, es un dolor de cabeza. Pero si la ciudadanía quiere carreteras, casas, etc., el gobierno debe encontrar los recursos para hacerlo. Solo asistir en el desarrollo de nuestro país dando el 15% de nuestro dinero, es como vivir un infierno. El gobierno da el 100% para asegurarse de que estamos seguros, carreteras y ambiente laboral decentes, mejores escuelas y servicios, etc, etc, etc. Los santalucianos quieren que el gobierno sigan pidiendo y pidiendo prestado, mientras hacemos nuestra parte. Tenemos que ayudarnos ahora. Las tasas que pagábamos colectivamente antes del VAT no pueden sustentar este país. Así que la cuestión no es preguntarse lo que el país puede hacer por nosotros, sino lo que nos otros podemos hacer por nuestro país.

Baywalk Mall

Centro comercial Baywalk en Santa Lucía. Foto de missmeng de Flickr (CC BY-NC-ND 2.0)

Nicholas Leo reiteró este punto [en] y añadió que mucha gente que se queja no tiene problemas con pagar el VAT en otros países:

He intentado estar alejado de la cháchara sin sentido sobre la implementación del VAT en Santa Lucía, pero tras ver tantas afirmaciones ignorantes sobre la tasa, me he preguntado esto: ¿cuántos de esos mismos santalucianos que han estado en EE. UU. y Canadá, pagaron las tasas de casi todo y aun así no se quejaron? Las tasas que pagaron por estos artículos en esos países extranjeros va para pagar sus infraestructuras, pagandos sus déficits/deudas y gobernando sus instituciones públicas. Si el UWP hubiera ganado las últimas elecciones, el VAT se habría introducido en abril de este año, ahora el rey y compañía están intentando engañar a los santalucianos otra vez. Santalucianos, esto es el siglo 21, el VAT es una desventaja de la que no se puede escapar.

Justicia y tasación

Yogi Sandy Dale Flavien sintió que Santa Lucía necesita revisar su código tributario, en particular en relación al índice de tasas de impuesto de sociedades [en]:

El enorme elefante en la SALA es que el impuesto de sociedades es demasiado bajo, no hay impuestos sobre los dividendos, ganancias de capital e impuestos de intereses – no todos en el código tributario. Estos temas de código tributario deben ser resueltos. Santalucía es solo una Isla del Caribe, y quizás uno de los pocos lugares del mundo sin estas tasas. Los ricos y emigrantes no pagan la parte justa. El gobierno tiene que arreglar eso. De 80 a 100 millones justo ahí.

Leigh Allan estaba enfadado [en] porque algunos sectores de la comunidad empresarial, más notablemente en el sector hotelero, estaban buscando exenciones del VAT:

Está ética y moralmente mal y simplemente es bastante injusto que algunas industrias paguen o les cobren el VAT mientras que otras no. Si la industria de hospedaje no quiere pagar el VAT, entonces los pobres, desaventajados, ricos y los demás pueden querer lo mismo. Aquellos que no pagan sus tasas pero reciben subsidios y concesiones necesitan ser esquivados. No dobles raseros, por favor. ¡No en 2012!

Nadia Cauzabon pidió a los consumidores que estuvieran alerta [en] y que se aseguraran de que no se aprovecharan del:

Control ciudadano: En un pequeño intento de concienciar un poco más a los santalucianos de su poder como consumidores, me gustaría que todos los miembros de este foro que viven en Santa Lucía empezaran a observar los precios de los artículos de Santa Lucía. Que cojan un folio, dibujen una tabla y escriban una lista de alrededor de veinte artículos utilizados habitualmente en casa y escriban el precio de cada artículo cada mes para ver los cambios. Saquen vuestras antiguas facturas para obtener los precios pre-VAT. O aún mejor, háganlo en una hoja de cálculo excel. Utilizen una hoja por empresa. Entonces pueden mandarle los datos a la oficina de VAT u otra oficina reguladora para INFORMAR si sospechan que algún establecimiento está robando a los consumidores.

En el blog Damajority.com, Jerry George comparó la atención prestada a la implementación del VAT con la devoción por el equipo de críquet de las Indias Occidentales [en]:

Afrontémoslo… Simple y llanamente los santalucianos solo son unos charlatanes… hablan del VAT ..bla, bla, bla… la mayoría de nosotros no tenemos tiempo de entender lo que es el VAT …así que bla, bla, bla… Lo mismo pasa con el equipo de críquet de Indias Occidentales… deja que pierdan y veran. ¡A charlar! Al principio creí que el tema del VAT todavía seguía… cuando vi los Looshans viendo a los de Indias Occidentales en todas las televisiones y animándolos a que “venga a nosotros su reino”. Bien… Un  mantjé bay zòt batmanntjè (ataque al corazón) de los de Indias Occidentales.

El Primer Ministro de Santa Lucía, Kenny Anthony, intentó aclarar algunos temas en su página de Facebook [en]:

…siempre hemos estado pagando impuestos sobre medicamentos pero nunca antes hemos visto los impuestos reales. Ahora lo hacemos y los impuestos nos sobresaltan. Sin embargo, el Gobierno contaba con el probable impacto del VAT en las medicinas. Nos aseguramos de que el acuerdo de Caricom eliminara el Arancel Externo Común (impuesto) sobre los medicamentos durante cuatro años; es decir, desde el 1 de mayo de 2012 al 30 de abril de 2016. Así no habrá impuesto sobre las medicinas. Las medicinas, además, no tienen ningún impuesto de VAT. Lo que ha pasado es que muchas tiendas están mandando artículos importados antes de septiembre con el impuesto ya pagado por ellos. En los próximos días veremos una reducción en los precios de los medicamentos mientras que el stock restante se agota y se importa el nuevo stock sin pagar el impuesto.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.