¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Francia y los romaníes: Los derechos humanos encerrados en definición comunitarista

El pasado 13 de mayo, en Lyon, un violento incendio [fr] destruyó una fábrica abandonada y ocupada por familias de la comunidad romaní. Dos mujeres y un niño de 12 años perecieron entre las llamas. Al día siguiente de la tragedia, los supervivientes, realojados en un gimnasio abierto solo por la noche, se quejaban de tener que pasar la jornada en la calle [fr]. bajo la lluvia.

Algunas voces se indignaron a través de los medios sociales del tratamiento que se ha dado a los romaníes. El artículo de Médiapart [fr] «Los romaníes son como nosotros, necesitan luz», reproducido varias veces, puede leerse en el blog le changement c'est pour quand [fr]. El título responde a la posibilidad de que el incendio se hubiera desencadenado por las velas con las que las víctimas se iluminaban a falta de corriente eléctrica, cortada poco antes por el ayuntamiento de Lyon.

Phillipe Alain [fr] dice en su blog de Médiapart, bajo el título «Francia construye su política antiromaníes sobre cadáveres»:

Pendant plusieurs heures, les familles sont totalement abandonnées à leur sort. Une femme perd connaissance plusieurs fois. La police municipale, à quelques mètres reste les bras croisés. Il n’y a aucun médecin, aucun psychologue, aucun soutien.

Durante varias horas, las familias estuvieron totalmente abandonadas a su suerte. Una mujer perdió el conocimiento varias veces. A unos metros, la policía municipal estaba de brazos cruzados. No había ni médico, ni psicólogo, ni ningún apoyo.

Y concluye con virulencia:

Mardi soir, la préfecture du Rhône fait savoir que les expulsions vont s’accélérer dans les jours à venir. La chasse aux Roms est ouverte. La campagne des municipales également. Valls prétend que les roms n’ont pas vocation à s’intégrer en France. En les obligeant à vivre comme des chiens errants à la rue ou à brûler vifs dans des squats il est certain d’avoir raison.

El martes por la noche, la prefectura de Rhône comunica que se van a acelerar las expulsiones en los próximos días. Empieza la caza del romaní. Y también la campaña de las elecciones municipales. Valls asegura que los romaníes no tienen vocación de integrarse en Francia. Y obligándoles a vivir en la calle como perros vagabundos o a arder vivos en edificios ocupados ilegalmente, está seguro de tener razón.

En su comentario, «Vertige» hace un llamamiento a la responsabilidad de cada uno [fr]:

Oui, la maltraitance se fait dans le secret des cachots, des lieux de rétention, de détention quels qu'ils soient. Mais elles sont toujours, pour un temps au moins, comptabilisées, écrites, détaillées. Et nous finissons par savoir au moment même où elles sont infligées. Lorsque nous voulons le savoir. Ici, nous savons.

Sí, el maltrato se hace en el secreto de los calabozos, en lugares de retención, de detención o de lo que sea. Pero siempre, al menos durante un tiempo, se contabilizan, se escriben, se detallan. Y nosotros acabamos por saberlo en el momento que se infligen. En cuanto queremos saberlo. Aquí, lo sabemos.

Roms Choisy l Roi

Romaníes en espera de una solución de alojamiento tras la expulsión, en Choisy-le-Roi, agosto de 2010. Foto de Alain Bachellier en Flickr (cc-by-nc-sa 2.0)

Denominaciones que estigmatizan

Publicado en 2010, a raíz de la campaña de expulsión de romaníes durante la presidencia de Sarkozy, el detallado artículo [fr] de Grégoire Fleurot en Slate demuestra cómo bordea la administración francesa los límites del derecho al querer definir poblaciones como comunidades sin que se le acuse de discriminación de personas:

La confusion entre les «gens du voyage» et les Tsiganes vient en partie de cette spécificité française qui interdit à l’administration de qualifier une partie de la population sur des critères ethniques. Au début du XXe siècle, le gouvernement français veut surveiller les Tsiganes qui sont alors victimes des pires préjugés, (…) L’appellation «nomades» est alors officiellement utilisée, et la loi du 16 juillet 1912 leur impose un carnet anthropométrique obligatoire qui contient des informations telles que l'envergure, la longueur et la largeur de la tête, la longueur de l'oreille droite, la longueur des doigts médius et auriculaires gauches, celle de la coudée gauche, celle du pied gauche, la couleur des yeux ou encore la forme du nez.(…) Après (la) persécution (de Vichy), le mot «nomades» est devenu inutilisable, et remplacé par le néologisme «Gens du voyage» avec la loi du 3 janvier 1969, qui remplace également le carnet anthropomorphique par un livret de circulation.

La confusión entre «comunidades itinerantes» y gitanos viene en parte de esta precisión francesa que prohíbe que la administración califique a una parte de la población según criterios étnicos. A principios del siglo XX, el gobierno francés quería vigilar a los gitanos, que así se convierten en víctimas de los peores prejuicios (…) De esta forma, se utiliza oficialmente la apelación «nómadas», y la ley del 16 de julio de 1912 les impone un carnet antropométrico obligatorio que contiene informaciones como su envergadura, medida de largo y ancho de la cabeza, largo de la oreja derecha, largo de los dedos corazón y meñique izquierdos, el codo izquierdo, el pie izquierdo, el color de los ojos o incluso la forma de la nariz (…). Tras (la) persecución (del gobierno de Vichy), la palabra «nómadas» se hizo inutilizable y se sustituyó por el neologismo «comunidades itinerantes» por la ley del 3 de enero de 1969, que también reemplaza el carnet antropomórfico por una cartilla de circulación.

Sin embargo, es al querer definir los derechos de las personas según su pertenencia a una comunidad cuando se corre el riesgo de negar a dichas personas sus derechos, como ya se comprobó en el caso del régimen de Vichy.

Día internacional de los romaníes, manifestación de París

Día internacional de los romaníes: Manifestación contra las expulsiones forzadas de romanís, París, 6 de abril de 2013, foto de dirtykoala en flickr (cc-by-nc 2,0)

¿Integración o expulsión?

El hecho de que una parte de los romaníes no se adapten, por mucho tiempo que pase, al modelo social dominante en Francia está en el meollo del debate. L'essor, periódico independiente de la gendarmería francesa [fr], dice sobre este tema:

Dans la droite ligne des propos du ministre de l'Intérieur, Manuel Valls, qui avait déclaré mi-mars que “les occupants des campements ne souhaitent pas s'intégrer dans notre pays”, le préfet du Rhône a estimé: “les Roms qui veulent être intégrés, il y a des choses à faire; ceux qui ne veulent pas être intégrés, il n'y a rien à faire”. “Ceux qui n'ont pas vocation à rester sur le territoire français, ceux qui ont une OQTF (Obligation de Quitter le Territoire Français), on ne fera pas d'effort majeur pour les reloger”, a-t-il ajouté.

En la misma línea que las intenciones del Ministro de Interior, Manuel Valle, que declaró a mediados de marzo que «los ocupantes de campamentos no desean integrarse en nuestro país», el comisario de Rhône estima que «cuando los romaníes quieren integrarse puede hacerse algo, cuando no se quieren integrar, no hay nada que hacer». «Con los que no se sienten inclinados a quedarse en territorio francés, los que tienen una OATF (Obligación de Abandonar el Territorio Francés), no haremos grandes esfuerzos por realojarlos», añadió.

Valentine comentaba en la web Al Kanz [fr]:

On est en droit de s’interroger sur les raisons qui poussent l’Europe à réclamer des millions – 2 milliards en tout – aux français en particulier et aux citoyens européens en général, censés aider la Bulgarie et la Roumanie à aménager dignement la vie de ces roms, et ensuite à réclamer à la France, comme si ça ne suffisait pas, d’accueillir ces populations – travail, logement.. les français chômeurs de longue durée survivant dans des caravanes apprécieront…

Tenemos derecho a preguntarnos por las razones que empujan a Europa a reclamar millones –2000 millones en total– a los franceses en particular y a los ciudadanos europeos en general, destinados a ayudar a Bulgaria y Rumanía a acondicionar dignamente la vida de los romaníes, y acto seguido a reclamar a Francia, como si eso no fuera suficiente, que acoja a esas poblaciones –trabajo, alojamiento… Los desempleados franceses de larga duración que sobreviven en caravanas lo agradecerán…

La respuesta de Al Kanz [fr] es límpida:

Les Roms n’ont pas à être méprisés et considérés comme des sous-hommes, tout comme ils n’ont pas à être privilégiés. S’agissant de la Bulgarie et de la Roumanie, je ne suis ni roumain ni bulgare. Je suis français, je dénonce ce qui se passe en France et que je considère indigne. Mon indignation n’est pas facile, elle est humaine.

Los romaníes no deben despreciarse ni considerarse como seres infrahumanos, al igual que no deben tener privilegios. Se trata de Bulgaria y Rumanía, y yo no soy ni rumano ni búlgaro. Soy francés, denuncio lo que pasa en Francia y yo considero indigno. Mi indignación no es fácil, es humana.

«JR» comenta [fr] en una nota del blog Actualités du droit:

Pour revenir plus précisément sur les roms, à vous lire, l'on croirait presque que ce ne sont que des victimes. (…) Je ne développerai pas sur les enfants auxquels on apprend seulement à mendier, sur les vols (ce sont là des vérités incontestables), et même si vous pourrez me rétorquer, sans avoir totalement tort, que ces pratiques résultent en partie des conditions de vie qui leur sont imposées, je répondrai encore une fois qu'il leur incombe aussi de se prendre en main autrement que par la délinquance.

Para volver concretamente al tema de los romaníes, al leerle, se podría casi creer que no son más que víctimas. (…). No me voy a alargar hablando de los niños a los que solo enseñan a mendigar, de los robos (son verdades incuestionables), e incluso si quisiera replicarme, con algo de razón, que estas prácticas son en parte el resultado de las condiciones de vida que se les impone, le respondería una vez más que también a ellos les incumbe cuidar de sí mismos sin recurrir a la delincuencia.

«Romanifobia» contra solidaridad

La política de estigmatización ya parece tan firmemente asentada en las conciencias que ahora tiene una denominación especial para ella, la «romanifobia» [fr]. Grégoire Cousin escribió en Urbarom en enero de 2013 [fr]:

Malgré des rappels à l’ordre très fermes de l’ONU, malgré les nombreuses protestations d’ONG françaises et internationales, tout indique que la politique menée par l’état français à l’égard des Roms est raciste et discriminatoire. Il suffit d’observer le nombre élevé de personnes évacuées de force par les autorités (9 404) par rapport au nombre estimé de Roms étrangers présents sur le territoire français (de 15 à 20 000). De fait, selon le Rapporteur Spécial de l’ONU sur les droits des migrants, François Crépeau, « l’objectif ultime semble être l’expulsion de France des communautés migrantes Rom ».

A pesar de las estrictas llamadas al orden de la ONU, a pesar de las numerosas protestas de ONG francesas e internacionales, todo indica que la política que lleva a cabo el estado francés respecto a los romaníes es racista y discriminatoria. Solo hay que observar el elevado número de personas evacuadas a la fuerza por las autoridades (9 404) con relación al número estimado de romaníes extranjeros presentes en el territorio francés (de 15 a 20 000). De hecho, según el Informador Especial de la ONU sobre los derechos de los emigrantes, François Crépeau, «el objetivo último parece ser la expulsión de Francia de las comunidades migratorias romaníes».

¿Podríamos siquiera imaginar que unas víctimas de un incendio pertenecientes a otro «grupo» social fueran tratadas en Francia con tanta negligencia sin desencadenar un estallido de protestas en la opinión pública? Parece que el hecho de que se defina a los romaníes como «grupo» dentro del paisaje social en lugar de como personas justifica esta falta de solidaridad. ¿No corresponde justamente a las democracias europeas probar que son capaces de tener en cuenta los derechos de todo individuo, sea cual sea la comunidad con la que lo relacionamos?

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.