¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Al cierre de la votación, la prometedora candidata “alternativa” brasileña quedó excluida de la carrera presidencial

Woman votes at the electronic booth on Sunday, 5th of October. More than 100 million Brazilians took to the polls today. Image by Taisa Sganzerla.

Mujeres votan en una urna electrónica el domingo 5 de octubre. Más de 100 millones de brasileños acudieron este día a las urnas. Imagen de Taisa Sganzerla.

La carrera presidencial de Brasil, cuyos resultados no solían ser tan inciertos desde 1989, llega a su término y la actual presidente y candidata del Partido de los Trabajadores Dilma Rousseff, disputará la segunda vuelta contra Aécio Neves del Partido Social-Demócrata. Tienen respectivamente 42 por ciento y 34 por ciento de los votos.

Marina Silva del Partido Socialista Brasileño, un nombre imprevisto en la campaña y que ocupó un lugar destacado en las elecciones durante meses, terminó con el 21 por ciento, que la coloca oficialmente fuera de carrera. Los brasileños también van a elegir a los gobernadores de los 27 estados, un tercio de los 81 senadores, además de 513 asientos en la Cámara baja del Congreso y los legisladores estatales.

Candidato a presidente por primera vez y ex gobernador del segundo estado más poblado de Brasil, Minas Gerais, Aécio Neves ganó votos de un sector expresivo de la sociedad, insatisfecho con el gobierno del Partido de los Trabajadores, que gobierna desde el 2003. Históricamente, el Partido Social Demócrata ha representado los sectores conservadores de las clases media y alta brasileñas, en oposición al Partido de los Trabajadores que nació en el seno de la clase obrera. Aunque, recientemente el partido de Rousseff ha sido duramente criticado por los sectores progresistas que creen que sus ideales han sido comprometidos por varias alianzas hechas con los partidarios conservadores a lo largo de los 11 años. 

People line up to justify their absence from the ballots. Unlike most democracies, voting in Brazil is mandatory, so whoever is not able to vote has to justify. Image by Taisa Sganzerla.

La gente hace cola para justificar su ausencia en la votación. A diferencia de la mayoría de las democracias el voto en Brasil es obligatorio, y los que no votan tienen que justificarse. Imagen de Taisa Sganzerla.

Marina Silva se presentó como una “alternativa” a la duradera rivalidad entre los dos partidos principales y mantuvo el segundo lugar en las encuestas de intención de voto desde que de forma inesperada emergió como candidata del Partido Social- Demócrata (tras lamuerte repentina del candidato del partido, Eduardo Campos, en un accidente aéreo el 13 de agosto), llegando incluso a alcanzar el 34 por ciento (en contra del 35 por ciento de Rousseff) en una encuesta de Datafolha en fines de agosto. Una prominente ambientalista, Silva empezó en la política trabajando junto al dirigente sindical y activista Chico Mendes, luchando en contra de la explotación de la selva amazónica y fue Ministro del Medio Ambiente desde el 2003 hasta el 2008 en el Partido de Rousseff.

Su caída en la votación se atribuye entre otros factores al hecho de no lograr hacer frente a las contradicciones en su campaña. Por ejemplo, su candidato a vice presidente, el legislador Beto Albuquerque, tiene conexiones históricas con el agro negocio, habiendo estado involucrado en 2004 en la aprobación de la ley que permite el plantío de la soja geneticamente modificada en Brasil. Este hecho ha desilusionado a muchos ecologistas y antiguos partidarios de Silva. Entre ellos, el Sindicato de Trabajadores Rurales de Xapuri en el Estado del Acre, fundado por Chico Mendes,que publicó una nota el 28 de agosto, criticando las propuestas ecológicas de Marina. Aquí tenemos un extracto:

Os trabalhadores rurais da base territorial do Sindicato de Xapuri (Acre) não concordam com a atual política ambiental em curso no Brasil idealizada pela candidata Marina Silva enquanto ministra do Meio Ambiente, refém de um modelo santuarista e de grandes ONGs internacionais. Essa política prejudica a manutenção da cultura tradicional de manejo da floresta e a subsistência e favorece empresários que, devido ao alto grau de burocratização, conseguem legalmente devastar, enquanto os habitantes das florestas cometem crimes ambientais.

Los trabajadores rurales de Xapuri (Acre) no están de acuerdo con la actual política ecológica en progreso en Brasil, idealizada por la candidata a presidente Marina Silva mientras ha sido Ministra del Medio Ambiente. Esta política es rehén de un modelo preservacionista y de ONG internacionales. Daña el mantenimiento de la cultura tradicional de subsistencia y la gestión forestal, favoreciendo a los grandes empresarios que, debido al alto nivel de burocracia, pueden devastar legalmente la Amazonía mientras a sus habitantes tradicionales no les queda más alternativa que cometer crímenes ecológicos. 

Además, después de publicar en su página web oficial una agenda progresista en apoyo a la igualdad de matrimonio, que atrajo a muchos defensores de los derechos de los colectivos LGBT, Silva cambió de parecer luego de las presiones por parte de líderes religiosos. Silva además es evangélica y una gran parte de sus electores tiene conexiones con las congregaciones evangélicas. La nueva posición de Silva sobre el tema hizo que el actor norte americano Mark Ruffalo, un activista prominente de los derechos del colectivo LGBT, retirara su apoyo a Silva, que se había hecho viral unas semanas antes. Marina además ha sido duramente atacada por los sectores de izquierda, que la consideran como una candidata “conservadora que se presenta como progresista”. Como la conocida bloguera de izquierdas Cynara Menezes señaló a principios de setiembre:

Obviamente, como pessoa de esquerda, me preocupa uma possível guinada neoliberal no governo com sua chegada ao poder assessorada por economistas que seguem esta cartilha. Existe, porém, uma razão mais forte que me impede de votar nela. O projeto de Brasil de Marina não é o meu, mas não voto nela principalmente porque não sinto confiança de que governará, sendo evangélica da Assembleia de Deus, a partir da concepção de um estado laico, como promete.

“Como izquierdista obviamente me preocupa el hecho de que con su elección podríamos experimentar un posible florecer neo liberal en el gobierno, ya que es asesorada por un equipo de economistas que siguen esta filosofía. Tengo sin embargo, una razón más fuerte para no votar en ella. No comparto el proyecto de Marina para el Brasil, pero no votaré por ella principalmente por no confiar que como miembro de la iglesia evangélica Asamblea de Dios, gobernará desde la concepción de un Estado laico.”

Av. Paulista, Sao Paulo's main avenue, on a unusual, busy Sunday -- typical of elections day.

Av. Paulista, la avenida principal de Sao Paulo en un domingo atípico, muy ajetreado — típico de un día de elecciones. Imagen de Taisa Sganzerla.

Luciana Genro y Eduardo Jorge, del Partido Socialismo y Libertad y del Partido Verde respectivamente, fueron los únicos en apoyar la igualdad de matrimonio y otras agendas progresistas (la descriminalización de la marihuana entre otros). Genro logró el 1.47 por ciento de los votos y Jorge el 0.62 por ciento.

Aún así, el legislador Jean Willys, el primer miembro abiertamente homosexual en el Congreso y defensor de los derechos LGBT en Brasil, fue elegido para un segundo mandato en la Cámara baja del Congreso. Usuario activo de los medios sociales, con cerca de 1 millón de seguidores en Facebook y Twitter combinados, agradeció a las 145,000 personas que le votaron: 

!Lo hemos logrado! !Re-electo! Empieza ahora una nueva era. Agradezco a los amigos reales y virtuales. 

Sin embargo, los medios sociales reaccionaron duramente a los resultados presidenciales, así como a los legisladores más votados. En Rio, el tristemente célebre homófobo  Jair Bolsonaro fue reelecto como el deputado federal más votado. En Sao Paulo, el Coronel Telhada, un jefe de policia linea dura con un historial de violencia, fue el segundo legislador estatal más votado. El conocido periodista independiente Bruno Torturra tuiteó con sarcasmo:

Intente ver el lado positivo de estos resultados. Y si lo logras, cuéntamelo por favor. 

Además en Sao Paulo, el candidato del Partido Social-Demócrata, Geraldo Alckimin, fue reelecto en primera vuelta con casi 60 por ciento de los votos, pese a la grave crisis de agua que sufre la región (SABESP, la empresa responsable del suministro del agua en gran parte de Sao Paulo, es gestionada por el gobierno del Estado). La periodista Mariele Góes publicó en su página de Facebook, en una clara mención a un conocido caso de discurso de odio luego de las elecciones del 2010:

Eu espero sinceramente que todo paulista que está falando que nordestino não sabe votar tome banho com suas próprias lágrimas quando a água da Cantareira acabar dia 27.

Espero con sinceridad que cada ‘paulista’ que dice que la gente del nordeste no sabe votar, se duche en sus propias lágrimas cuando el agua de la reserva de la Cantareira se acabe, el día 27 

No queda claro si Silva apoyará a Rousseff o a Neves en la segunda vuelta. En 2010, luego de perder la corrida en la primera vuelta, eligió mantenerse neutral. 

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.