¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Segunda huelga de hambre contra una autopista en Trinidad y Tobago

Environmentalist Dr. Wayne Kublalsingh during his 2012 hunger strike. Photo by Jolynna Sinanan, used with permission.

El ambientalista Dr. Wayne Kublalsingh durante su huelga de hambre en 2012. Fotografía por Jolynna Sinanan, usada con permiso.

Dos años atrás, el activista ambiental trinitense Dr. Wayne Kublalsingh se embarcó en una huelga de hambre de 21 días que terminó sólo cuando el gobierno ofreció garantías de que se haría una evaluación independiente de la sección de una autopista planeada a la que se oponía el grupo de presión del que el doctor formaba parte, el Movimiento por el desvío de la autopista (HRM). El HRM sostiene que el tramo entre Debe y Mon Desir de la autopista que pretende unir San Fernando con Point Fortin, dos de los principales centros del sur de Trinidad, provocaría que numerosas viviendas fueran expropiadas y daños al ambiente.

La disidencia de Kublalsingh rápidamente se convirtió en un símbolo de la creciente insatisfacción pública respecto a asuntos de transparencia y buen gobierno y a la manera arrogante en la que quienes ocupan cargos públicos tratan las preocupaciones del electorado. El Movimiento por el desvío de la autopista incluso ha acusado a algunos políticos, que ahora están en el gobierno, de haber apoyado previamente su causa. El precursor del HRM fue el Comité de acción contra la autopista de Debe a San Francique, que se formó en 2006, un grupo de presión en el que el Ministro del Parlamento Dr. Roodal Moonilal estuvo involucrado.

A mediados de setiembre, Kublalsingh reinició su huelga de hambre sobre la base de que el gobierno no ha respetado los hallazgos del informe Armstrong, que revisó los registros relacionados con la construcción de la autopista. El Certificado de autorización ambiental, por ejemplo, contiene “una lista extensa de condiciones” destinada a resolver la falta de detalles en los documentos presentados a la Autoridad de gestión del ambiente (EMA). Debido a que aún se requiere “una significativa cantidad de trabajo” para conseguir las autorizaciones necesarias, el informe sugiere que “no se continuará trabajando en la autopista hasta que todas las condiciones establecidas en el CEC se hayan cumplido.” Todos los planes especificados en la Evaluación de Impacto Ambiental debe ser sometidos a la EMA para ser aprobado por sus correspondientes cuerpos, incluyendo el Plan de gestión del aguas pluviales y el Plan de gestión de agua. Esta recomendación de suspender las obras también está en conformidad con la ley de Planeamiento urbano y rural. El informe Armstrong también consideró “imperativo” que se realice una Evaluación del Impacto social antes de tomar la decisión de continuar o no con la construcción del segmento de autopista entre Debe y Mon Desir, “teniendo en cuenta el potencial para causar consecuencias adversas en la población residente en la zona y en otras partes interesadas.”

A pesar de estas sugerencias, que el gobierno prometió considerar en 2012, la construcción de la autopista no se ha detenido y la primera ministra se ha negado a reunirse con el Dr. Kublalsingh para discutir una alternativa a la discutida ruta. 

Afra Raymond, bloguero y presidente del Consejo consultivo conjunto para la industria de la construcción, que presentó la idea de un estudio independiente, brindó una respuesta concreta y mesurada a la controversia:  

Some of the issues now emerging offer disturbing echoes from Kublalsingh’s first hunger-strike in November 2012, but […] these are the very reasons we need to think again so as to find a different way to speak about our country’s large-scale development.

Algunos de estos asuntos que surgen ahora traen recuerdos perturbadores de la primera huelga de hambre de Kublalsingh en noviembre de 2012, pero […] estas son las verdaderas razones por las que necesitamos pensar de nuevo para encontrar una manera diferente de hablar acerca del desarrollo a gran escala de nuestro país.

Su publicación comenzó ofreciendo valioso contexto al actual impasse: La Autopista San Fernando – Point Fortin ha estado en los planes por más de 40 años; Kublalsingh inició su huelga de hambre inicial para presionar por la urgente revisión del tramo Debe/Mon Desir de la autopista; la propuesta de la sociedad civil de una auditoría independiente, que fue liderada por el Consejo Consultivo Conjunto, eventualmente logró que la medida de protesta llegara a su fin. La auditoría fue completada y sus hallazgos fueron publicados “luego de un proceso de revisión en el que se abordaron las preocupaciones del estado.” Finalmente, la Empresa de desarrollo de infraestructura nacional le pagó al JCC por los costos asociados con el estudio, ya que del consejo provinieron los fondos para pagar al equipo de revisión.

En contra de lo que algunos piensan — especialmente aquellos que se han visto obligados a sentarse durante el tránsito pesado — el Movimiento por el desvío de la Autopista no está en contra de la autopista en sí misma, sólo de la porción que considera una amenaza. El hecho de que la construcción continúe en el tramo entre Debe y MonDesir es polémico: los partidarios de la autopista sólo quieren verla terminada. 

Según Raymond, “una visión alternativa es que el compromiso de fondos públicos para completar el controvertido enlace mientras estaba siendo siendo estudiado es en sí mismo cuestionable,” pero él también llamó “poco realista” a la postura del HRM convocando al gobierno a ajustarse a los hallazgos del informe Armstrong.

Pero aún hay buenas noticias, afirmó:

The Armstrong Report is an historic achievement, to my knowledge being the first review of a State-sponsored project ever undertaken by a Civil Society group in the Caribbean. The Report represents an attempt to review the competing claims on the evidence and therefore promotes the ideal of fact-based decision-making in public policy.

Those are the positives we have to take from this turbid situation and we need to act soberly so as to ensure that those gains are not lost in the heat of this moment. Kublalsingh’s sacrifice opened the way for the Civil Society proposal to be accepted and the Armstrong Report is now a reality.

Many people have been asking whether there is a legal obligation on the State to consider the Armstrong Report and it is clear to me that such an obligation does exist.

El informe Armstrong es un logro histórico, según mi entender es el primer estudio patrocinado por el estado realizado por un grupo de la sociedad civil en el Caribe. El Informe representa un intento de revisar las afirmaciones contrapuestas en base a la evidencia y por lo tanto promueve el ideal de la toma de decisiones basada en hechos en las políticas públicas.

Esos son los aspectos positivos que debemos rescatar de esta turbia situación y necesitamos actuar con seriedad para asegurarnos que estas ganancias no se pierdan en el calor del momento. El sacrificio de Kublalsingh abrió el camino para que la propuesta de la sociedad civil fuera aceptada y el Informe Armstrong Report sea ahora una realidad. 

Muchas personas han estado preguntando si existe una obligación legal del estado para considerar el Informe Armstrong y está claro para mí que esa obligación en verdad existe.  

El sacerdote católico Fray Clyde Harvey, que asistió a Kublalsingh durante su primera huelga de hambre, dijo que esta medida estaba desafiando a los ciudadanos a encontrar  “el alma de la nación”. Kublalsingh le dijo a Harvey que el corazón del asunto podría resumirse en tres palabras: verdad, transparencia, confianza. Harvey sostuvo que:

The Armstrong Report, which is at the centre of all this, is not about the Honourable Prime Minister, it's not even about Wayne Kublalsingh. It's about whether or not we as a people can develop principles and processes which allow us to believe in ourselves, to always stand for truth and to try to be transparent in all that we do.

El Informe Armstrong, que está en el centro de todo esto, no es acerca del Primer Ministro, tampoco sobre Wayne Kublalsingh. Se trata de si nosotros como pueblo podemos o no desarrollar los principios y procesos que nos permitan creer en nosotros mismos para siempre defender la verdad y tratar de ser transparentes en todo lo que hacemos. 

El popular blog Wired 868 llamó a la situación “un punto de inflexión en la lucha por salvar los humedales en peligro” y criticó lo que él considera la hipocresía del primer ministro:

Even as Trinidad and Tobago’s Prime Minister Kamla Persad-Bissessar was boasting to the United Nations General Assembly on Monday that her Government emphasizes human development and not ‘concrete, steel and buildings’, her Government was proving otherwise in the eyes of certain groups back at home.

Dr Kublalsingh has made it clear that all the Highway Reroute Movement is asking is that the Prime Minister stick to her word when, following the first hunger strike and multiple layers of action by members of the HRM, she agreed to halt work on the disputed area and review the work on the development of that section of the highway.

Incluso mientras la Primera ministra de Trinidad y Tobago Kamla Persad-Bissessar alardeaba en la Asamblea General de la ONU que su gobierno enfatiza el desarrollo humano y no el ‘concreto, el acero y los edificios’, su gobierno estaba demostrando lo contrario conforme a la opinión de ciertos grupos en casa.

El Dr Kublalsingh dejó claro que el Movimiento por el desvío de la autopista le está pidiendo a la primera ministra que cumpla su palabra cuando, luego de la primera huelga de hambre y varias acciones más de los miembros del HRM, ella acordó suspender las obras en la zona en disputa y analizar el desarrollo de esa sección de la autopista.

La publicación destacó algunas de las preocupaciones de Kublalsingh, incluyendo el cuestionable proceso de contratación de la construcción de la autopista, el hecho de que existan asuntos referidos a la factibilidad del proyecto, y que según los hallazgos del informe la Evaluación de Impacto Ambiental  para el proyecto tuvo defectos. También llegó a la conclusión de que el “Dr Kublalsingh puede estar enfrentando su batalla más dura”:

He and the communities from Debe to Mon Desir are committed to a fight to the end even as they acknowledge their slingshots and arrows may not be enough to stop the might of the bulldozer as it erases their history and threatens to tip this ecologically diverse and rich country into a land of concrete jungles, contributing to the global warming and climate change that it has promised to fight against at the United Nations Climate Summit.

Él y las comunidades situadas entre Debe y Mon Desir están comprometidos con la lucha hasta el final incluso reconociendo que sus hondas y flechas pueden no ser suficientes para detener el poder de una topadora que borra su historia y amenaza con convertir a este país ecológicamente diverso y rico en una tierra de junglas de concreto, contribuyendo al calentamiento global y al cambio climático contra los que el país ha prometido luchar en la Cumbre del Clima de las Naciones Unidas.

Raymond se preguntó si Trinidad y Tobago tenía la determinación necesaria para superar este obstáculo:

We need to summon the will to turn this corner, the State needs to exercise its powers in a reasonable fashion and that means that the Armstrong Report must be properly considered. The public needs to be advised of that consideration and its outcomes. […]

In years to come it will seem literally unbelievable that the State routinely carried out large-scale developments without this kind of study and consideration. The future is an inescapable part of reality, it is waiting for all of us.

Necesitamos reunir la voluntad para hacer un cambio, el estado necesita ejercer sus poderes de manera razonable y eso significa que el Informe Armstrong debe ser considerado de manera adecuada. El público necesita ser alertado acerca de esa evaluación y de sus resultados. […]

En los próximos años parecerá literalmente increíble que el estado haya realizado desarrollos a gran escala sin este tipo de estudio y evaluación. El futuro es una parte ineludible de la realidad, y nos está esperando a todos nosotros.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.