¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Esposa de excampeón mundial habla en Bahréin: “lo arrestaron por comprar cigarrillos y leche”

A man paints a picture in support of the detainees in Bahrain during a rally in Mogsha in April 2013. Photograph by bahrain14feb bilad. Copyright: Demotix

Hombre pinta una imagen como muestra de apoyo a los detenidos en Bahréin durante una concentración en Mogsha, abril 2013. Fotografía de: bahrain14feb bilad. Derechos de autor: Demotix

Para una madre joven de Bahréin, los primeros cuatro años han sido una pesadilla sin fin en el horizonte. Un día, su esposo se aventuró a salir a comprar cigarrillos y leche. Al día siguiente, se encuentra cumpliendo una sentencia de 15 años, la cual su esposa describe como cargos inventados. Y ella no es la única. Cientos de familias en todo el país han estado experimentando esta pesadilla recurrente desde que las protestas a favor de la democracia, inspiradas por la denominada Primavera árabe, aparecieran en el territorio.

Bahréin presenció un levantamiento popular en el 2011, el cual dio origen a medidas represivas que aún azotan fuertemente al pequeño reino. Hace cuatro años iniciaron estas medidas y las olas de arrestos han continuado.

Los activistas bahreiníes están haciendo campañas para detener dichas medidas represivas. La Comisión de Investigación Independiente de Bahréin (BICI por sus siglas en inglés), contratada por el rey, descubrió que la tortura sistemática y los arrestos arbitrarios, junto con el uso excesivo de violencia, era la norma que se empleaba durante la oleada de arrestos. El sistema judicial bahreiní todavía recibe fuertes y concretas críticas por parte de las organizaciones internacionales.

Entre los detenidos del 16 de marzo 2011 se encuentra el exmedallista de oro en Jiu Jitsu brasileño, Mohamed Mirza. En el cuarto aniversario de su arresto, la esposa de Mohamed, Masooma Mahdi, tuiteó la historia de su esposo preso, quien salió a comprar cigarrillos y leche pero nunca regresó a casa.

Ella escribe una crónica, en 28 tuits, de una historia que se repite en incontables hogares en todo el territorio. Inclusive 4,000 personas aún se encuentran detenidas en Bahréin tras las medidas represivas, las cuales iniciaron el 16 de marzo 2011, marcando así el inicio del periódo de Seguridad nacional, periodo que fue testigo de inefables horrores como el que demuestra el relato que aparece a continuación:

Former gold medal holder in Brazilian jujitsu Mohamed Mirza holding his baby Jibrael before he was sentenced to 10 years in prison "for going out to be buy cigarettes and milk."

El exmedallista de oro en Jiu Jitsu brasileño, Mohamed Mirza, sostiene a su bebé, Jibrael, antes de recibir sentencia de 15 años en prisión “solo por salir a comprar cigarrillos y leche”.

Este campeón en Jiu Jitsu brasileño es uno de los tantos atletas que fueron acosados por el Estado e implicados en crímenes, como parte de las medidas represivas a los deportistas en Shia. Entre los atletas arrestados y torturados durante este periodo se encuentran el máximo goleador de todos los tiempos de Bahréin, Ala'a Hubail y su hermano, Mohamed Hubail.

En este video, del campeonato que se realizó en Tailandia en 2008, se observa a Mirza en la pelea de semifinales, en la que ganó su título:

El calvario de Mirza inició el 16 de marzo 2011. Esa fue la última noche que su esposa lo vio como un hombre libre. Ella tuitea:

La última tarde… 16 de marzo.

Para la Sra. Mahdi, ese día siempre permanecerá en su memoria:

La tarde del 16 de marzo 2011 fue la última vez que el atleta Mohamed Mirza vivió junto a su familia; esa tarde pudo dormir bajo su techo. Lo que aconteció después fue un capítulo de un relato digno de las historias de las noches árabes.

Las eternas horas consecuentes alteraron su vida por completo. Ella tuitea:

El 16 de marzo fue un día crucial, trágico y frenético. En algún momento de ese día daría inicio a una historia que todavía se está escribiendo, un relato de dolor y agonía.

El 27 de noviembre del año 2008 Mohamed Mirza contrajo matrimonio. 19 meses más tarde sostuvo en sus brazos a su primogénito Jibrael. Esto significa que el tiempo total que él convivió con su esposa fue de dos años y cuatro meses y únicamente ochos meses con su hijo. Después de eso, todo cambió.

Ese día ajetreado, el Sr. Mirza salió de la casa para comprar unos cigarrillos y leche para su hijo.

El 16 de marzo Mohamed salió de la casa para comprar una caja de cigarrillos para él y leche para Jibrael. Para él, el tiempo se detuvo en un control policial. Lo apartaron de la vida que conocía y lo lanzaron al abismo.

¿Qué hubiera sucedido si no hubiese salido ese día a comprar cigarrillos y leche?, ¿habría escapado del control policial, que luego lo convertiría en víctima de uno de los casos más ambiguos?

La Sra. Mahdi describe el calvario que aconteció:

El 16 de marzo de 2011, Mohamed desapareció. Nadie supo a donde lo habían llevado después de toparse con ese control. Él salió a hacer una diligencia. Cuando tardó más de lo habitual, su familia entró en pánico. Tratamos de contactar a todos los que pudimos para obtener una respuesta a la dura pregunta: ¿dónde está Mohamed Mirza?

Durante los días de Seguridad nacional esas desapariciones eras muy comunes en Bahréin. Ella continua el relato:

Durante esos días no era extraño que alguien desapareciera. Si tratabas de preguntar sobre el destino de alguna persona, te enfrentabas a una indiferencia insolente. Tratamos de todo. Visitamos todos los lugares posibles que consideramos nos podrían brindar información… ¿dónde está Mohamed?

Mientras tanto, a Mohamed lo trasladaban de una penitenciaría a otra, de un torturador a otro, dejando huellas en su cuerpo. El destino de Mohamed fue desfilar entre los centros penitenciarios: desde la penitenciaría de Alkhamis, a la de Nuaim, Madinat Hamad, al muelle seco y por último a la penitenciaría militar de Qurain previo a su juicio militar, que lo llevó directamente a la prisión de Jaaw. Un viaje demasiado largo para una persona cuyo delito es: ¡salir a comprar cigarrillos y leche en el momento equivocado!

La Sra. Mahdi luego describe la odisea del juicio que su esposo y familia tuvieron que soportar:

En el periodo de marzo a mayo 2011 se presenció el histrionismo de los juicios militares. Mohamed y muchos otros fueron acusados por un cargo ridículo – tomar como rehén a un miembro armado de las fuerzas de seguridad. En la segunda sesión de ese juicio militar, Mohamed y los coimputados recibieron una sentencia de 20 años cada uno, que luego fueron conmutadas a 15 años en una apelación judicial. Las sentencias fueron aleatorias y caóticas y dependían de una sola evidencia: confesiones extraídas mediante tortura.

Cuando la Comisión investigadora independiente de Bahréin inició su trabajo, nuevos juicios se realizaron. Los casos fueron transferidos a tribunales civiles; no obstante, los procesos que conllevaron a los primeros juicios no fueron anulados, pese a que la comisión descubriera que esos procesos carecieron de legitimidad. Todos los imputados fueron absueltos, excepto uno: ¡Mohamed Mirza fue sentenciado a 10 años en prisión!

La Sra. Mahdi concluye su narración:

Ya pasaron cuatro años, es más tiempo de los dos años y cuatro meses que él convivió con su esposa. Todo esto sucedió cuando en su camino se cruzó un control policial, que tenía que pasar cuando él necesitaba dos cajas: una de cigarrilos y la otra de leche.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.