¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

‘Pedir un minuto de silencio por cada asesinado es callarnos eternamente’, dice joven indígena de México a Rigoberta Menchú

Joven Guerrero

“Desde el 26 de octubre de 2012 hasta el 30 de mayo de 2015 puedo contar 50 desaparecidos jóvenes”. Estudiante de Guerrero responde al llamado al voto hecho por Rigoberta Menchú y por los partidos políticos mexicanos. Captura de pantalla del video compartido en las redes.

El pasado viernes 29 de mayo, durante la conferencia magistral “Democracia y Cultura de Paz” que se realizó en Acapulco, Guerrero, una joven mexicana cuestionó al gobernador del estado, Rogelio Ortega, y a la recientemente nombrada “observadora electoral” por el Instuto Nacional Electoral [INE] Rigoberta Menchú. Menchú, líder indígena guatemalteca, es conocida por ser premio Nobel de la Paz y por su trabajo en defensa de los Derechos Humanos. Sin embargo, su llamado a votar en las próximas elecciones mexicanas despertó numerosas críticas que se expandieron en las redes del país.

Esta llamada al voto, promovida por el INE para estimular la participación ciudadana, se da en un clima de descontento social por las próximas elecciones que se realizarán el 7 de junio, tanto a nivel federal como local. Particularmente en el estado de Guerrero se realizaron movilizaciones, para llamar a las y los ciudadanos a no acudir a las urnas ante la violencia e inseguridad que padecen. Tales movilizaciones han sido encabezadas, principalmente, por los padres de los 43 estudiantes desaparecidos, de la normal rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa.

Las redes expandieron con especial interés las palabras de la joven de Acatlán, que contestó al llamado de voto diciendo:

No sé cómo nos pueden pedir que hagamos un voto […] Tengo 27 años […] y desde el 26 de octubre de 2012 hasta el 30 de mayo de 2015 puedo contar 50 desaparecidos jóvenes […] ¿Cómo señor Gobernador me puede llamar a votar? ¿Cómo partidos políticos de Guerrero nos pueden pedir a los jóvenes que somos el más numeroso índice de población en México? ¿Cómo nos pueden llamar al voto?

Y específicamente dirigiéndose a la premio Nobel de la Paz, concluyó:

La indignación y la rabia no se puede acabar y sé que usted lo entiende. No podemos seguir pidiendo un minuto de silencio por los desaparecidos porque pedir un minuto de silencio por cada desaparecido y por cada asesinado en nuestro país, en nuestro estado, es quedarnos callados eternamente.

El video con la intervención completa puede verse aquí:

Otro punto de controversia vino de ciertas declaraciones de Rigoberta Mechú referentes al caso Ayotzinapa, que generaron indignación entre muchos, tal como lo refiere el medio Desinfórmemonos en su página de Facebook:

“Rigoberta Menchú está fuera de contexto, porque no conoce la realidad de nuestro estado ni lo que ocurrió en la normal de Ayotzinapa. Si quiere saber la verdad, que pregunte […quién] le está pagando por hacer esos comentarios”, manifestó Felipe de la Cruz, vocero de los padres de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos … [Menchú] está al servicio de quien le pagó”

El nombramiento también ha sido altamente cuestionado en redes sociales. En Twitter, por ejemplo, Aldabi hace referencia a la posición de Rigoberta Menchú frente a la crisis política de Guatemala:

Al mismo tiempo, se hizo también referencia a los comentarios que se fugaron de una conversación del presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, en la que se mofó del modo de hablar de otro líder indígena:

Por otro lado, desde el sitio de Pueblos en Camino se hace una fuerte lectura crítica a la participación de Rigoberta Menchú en las elecciones de México junto a esta institución pública:

Rigoberta Menchú, indígena Guatemalteca, Premio Nobel de la Paz 1992, da declaraciones y responde preguntas en una rueda de prensa rodeada de funcionarios del Instituto Nacional Electoral de México. La escena parece más la presentación de una estrella del fútbol adquirida por un equipo europeo por una suma millonaria, que el anuncio de la participación directa de esta personalidad en apoyo al proceso electoral del próximo 7 de junio en México. El parecido no es coincidencia, en primer lugar, porque la intención es precisamente esa: mostrar que han comprado una estrella…

Finalmente, la discusión sobre Menchú representa tan sólo uno de los aspectos de todo lo que se juega en estas elecciones. Las discusiones en torno al voto nulo siguen expandiéndose, y las y los ciudadanos continúan cuestionando el alcance de su participación a través de las boletas. Entre las opiniones que fluyen en las redes, la que se publicó en el blog del investigador Raúl Trejo Delarbre, Sociedad y Poder, hace una reflexión de lo que se esconde tras esta forma de protesta:

Anular el voto es una decisión dolorosa. Nadie invalida la boleta con alegría. Se trata de una acción que es resultado de la contrariedad y el desaliento. Pero quizá podría contribuir a enfatizar la necesidad de una política diferente.

Mi voto no está secuestrado. Mi albedrío ciudadano me permite otorgar o regatear el sufragio. Anular es una decisión anticlimática y pesimista, pero sincera y libre.

El mal menor no es elegir al partido que nos disguste menos, sino la decisión de no favorecer con nuestro sufragio a ninguno de ellos. El voto es mío, no de los partidos. No de esos partidos […]

 

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.