¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Manifestantes pacíficos enfrentan brutalidad policial en Líbano

A mother and her children escape teargas fired by police on protesters in Beirut yesterday. Photograph by Sara El Ali

Una madre y su hijo escapan del gas lacrimógeno que la policía lanzaba hacia los manifestantes el 22 de agosto en Beirut. Fotografía de Sara El Ali

Gas lacrimógeno, cañones de agua y balas reales, fue la respuesta violenta a la manifestación pacífica del movimiento #YouStink (Apestas) que tuvo lugar en Riad El Solh en Beirut el sábado 22 de agosto para pedir una solución a la crisis de la basura en Líbano.

Se estima que unas 10,000 personas se reunieron, al parecer con buenas intenciones, para demandar una “solución sustentable al problema de la gestión de residuos”. El 17 de julio el vertedero más grande del país fue clausurado y la basura se comenzó a apilar por todo Beirut, mientras las autoridades seguían sin hacerse cargo del problema. Los desechos y el verano no se llevan bien, y mientras las bolsas de basura seguían acumulándose en las calles de Beirut, el inmundo hedor envenenaba el aire y se impregnaba en la nariz de los libaneses.

Muchos de los que llegaron a la protesta usaron disfraces y otros llevaron a sus hijos. Las extremas medidas de precaución tomadas por la policía antimotines y el ejército al principio fueron más que nada motivo de burla, pero la tensión escaló dramáticamente cuando las fuerzas de seguridad respondieron con una violencia desproporcionada, tomando desprevenidos a los manifestantes y a la prensa.

Los niños con traje de baño

No es una manifestación. Es un festival de ESPERANZA. Únete.

El fotógrafo Karim Mostafa compartió en Twitter imágenes del violento enfrentamiento provocado por la brutalidad de la policía antimotines:

El momento en el que una manifestación pacífica se agravó con gases lacrimógenos, cañones de agua y balas de goma.

¡Y cuando hubo agua! De la manifestación en Beirut de esta tarde.

Un manifestante recibe asistencia durante la marcha “Apestas” en Beirut.

Un herido y solitario policía comenzó a llorar pero fue ayudado por los manifestantes.

Este grado de brutalidad destacó una realidad que muchos habían preferido no ver. En respuesta, los manifestantes decidieron permanecer frente al Parlamento hasta que renuncien sus miembros y se lleven a cabo elecciones. Líbano, que ya venía sufriendo problemas de infraestructura y cortes de electricidad diarios, lleva más de un año sin presidente. En 2009, el parlamento extendió su mandato hasta 2017 sin elecciones citando como razón la inestabilidad. Hoy, los manifestantes demandan que todo esto cambie. Ya no se trata solo de un problema de basura.

Nancy Fakhoury compartió un video donde se muestran a los manifestantes cantando el 23 de agosto, el segundo día del plantón.

También puedes leer: “Apestas” Manifestantes piden renuncia del gobierno libanés

Y nuestra cobertura especial en Global Voices Checkdesk

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.