¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Los jóvenes de Kirguistán estaban ‘contra todo’ antes de las elecciones

Photo taken from Kloop.kg (Creative Commons).

Foto tomada de Kloop.kg (Creative Commons).

Kirguistán realizó elecciones verdaderamente difíciles de predecir el domingo 4 de octubre, toda una hazaña según los parámetros de la postsoviética Asia Central. Pero lo que emociona al observador externo no necesariamente significa mucho para los kirguisos comunes y corrientes, particularmente los jóvenes, que se sienten marginados por promesas políticas vacías y corrupción persistente.

En la antesala a las elecciones parlamentarias del primer fin de semana de octubre, Global Voices preparó un video donde se entrevistó a los jóvenes sobre sus posiciones electorales.

El veredicto fue claro: apatía masiva.

La mayoría de los jóvenes encuestados dijeron que no irían a emitir su voto.

Algunos dudaban de la legitimidad de las elecciones, en tanto otros dijeron que sabían cuáles de los 14 partidos encabezarían las elecciones y, por tanto, dudaban que sus votos cambiarían algo.

Otros no tendrán la oportunidad de votar pues no han enviado sus datos biométricos a tiempo, como parte de un nuevo requisito que, según dice el gobierno, asegurará que las elecciones sean limpias.

El diario local Vecherniy Bishkek informó que solamente 2,751,414 ciudadanos han enviados sus datos, y un millón más de electores no podrían votar luego de haberse vencido la fecha límite para el envío de datos, el 19 de setiembre.

La resolución del gobierno que obligó al registro de datos biométricos de los electores ha planteado problemas de privacidad y seguridad en un país donde la información no se trata con integridad.

No obstante, una corte local la reconoció como constitucional el 14 de setiembre. Meses antes, Klara Sooronkulova, jueza de alto rango, fue destituida por impugnar la resolución.

Como informó Eurasianet en junio:

A senior judge in Kyrgyzstan has been sacked after challenging the government’s plan to collect fingerprints and other biometric data from citizens.

Klara Sooronkulova had become a hero for civic activists who believe the top-down effort to force citizens to share their fingerprints in exchange for the right to vote is unconstitutional and at odds with their civil liberties.

Sooronkulova, a judge at the Constitutional Chamber of the Supreme Court, was drafting a document declaring the 2014 Law on Biometric Registration unconstitutional. She had attracted legal expertise from abroad to reinforce her position.

She now seems certain to lose her position after the Council of Judges (kind of a judges’ board of directors) voted unanimously on June 18 to dismiss her, citing a breach of judicial discipline.

Una importante jueza en Kirguistán ha sido destituida después de que impugnara el plan del gobierno de reunir huellas digitales y otros datos biométricos de los ciudadanos.

Klara Sooronkulova se ha convertido en una heroína que considera que este intento vertical de obligar a los ciudadanos a difundir sus huellas digitales a cambio del derecho a votar, es inconstitucional y no va de acuerdo con sus libertades civiles.

Sooronkulova, jueza de la Cámara Constitucional de la Corte Suprema, estaba redactando un documento que declaraba inconstitucional la Ley de Registro Biométrico de 2014. Había reunido experiencia legal del extranjero para reforzar su posición.

Ahora parece que es seguro que ha perdido su puesto luego de que el Consejo de Jueces (parecido a una Junta Directiva de jueces) votó unánimente el 18 de junio para destituirla citando una infracción a la disciplina judicial.

En medio del descontento público preelectoral, Bektour Iskender y otros han estado pidiendo a los electores registrados que emitan votos “contra todo”, un rasgo común de los votos en muchos países exsoviéticos.

Si una mayoría de ciudadanos vota “contra todo”, explica, se tendrán que repetir las elecciones. Estos sería una bofetada en la cara para el gobierno, y daría oportunidad de registrarse a las personas que querían votar pero tenían la esperanza de que la Corte Constitucional anulara la resolución que obligaba el envío de datos biométricos.

Aunnqe este es un resultado improbable, una gran cantidad de votos ‘contra todos’ generará “miedo en el gobierno”, dice Iskender.

Достаточно просто, чтобы количество голосов против всех было заметным. Чтобы в будущем граждане Кыргызстана смогли пугать государство голосованием против всех, если их что-то будет принципиально не устраивать в действиях власти”.

Bastaría que la cantidad de votos contra todo fuera notoria. Esto significaría que en el futuro. los ciudadanos podrían generar miedo en el gobierno votando contra todo de nuevo, si están fundamentalmente descontentos con las acciones de las autoridades.

La Comisión Central de Elecciones recientemente le negó tiempo libre al aire a un grupo de activistas que representan la posición “contra todo”, tal como se permite a los partidos políticos que compiten en las elecciones.

Sin embargo, una encuesta en línea realizada por Zanoza.kg mostró que más de la cuarta parte de los encuestados querían emitir su voto de esa manera, apenas un poco menos que la cantidad de votos para el partido Respublika-Ata-Jurt, que encabezaba la encuesta.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.