¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Lo que necesita saber sobre las recientes protestas laborales en Túnez

Protesters in the capital Tunis holding portraits of Ridha Yahyaoui. Photo by Nawaat.org

Manifestantes en la capital Túnez con retratos de Ridha Yahyaoui. Fotografía de Nawaat.org.

Cinco años después de las protestas que acabaron con el mandato de 23 años del dictador Zine al Abidine Bel Ali, los tunecinos están tomando las calles de nuevo demandando «trabajos, libertad y dignidad».

Las protestas se desataron el domingo 17 en la empobrecida provincia de Kasserine, en el centro oeste de Túnez, después de que un joven desempleado se electrocutara tras escalar una torre de alta tensión para protestar que se le denegase un trabajo público. Las protestas se han extendido desde entonces a otras regiones a lo largo del país. El sábado 23 las manifestaciones pacíficas continuaban en las provincias de Kasserine y Sidi Bouzid, la misma ciudad que desencadenó la revolución tunecina hace cinco años.

¿Cómo comenzaron las protestas?

Las protestas surgieron el 17 de enero en Kasserine, cerca de 300km de la capital Túnez, después de la muerte de Ridha Yahyaoui, de 28 años. El 16 de enero, Yahyaoui supo que no había conseguido un trabajo público. Su familia dijo al blog colectivo Nawaat que buscaba conversar con el gobernador local para expresar su consternación, pero no se le permitió hablar con él. Entonces escaló una torre de alta tensión y se electrocutó, produciendo protestas en Kasserine y otras regiones a lo largo del país. No está claro si escaló la torre para suicidarse o simplemente para protestar sobre su denegación laboral.

Kasserine es una de las provincias más pobres del país, con una tasa de desempleo del 26,2 por ciento y una tasa de pobreza de cerca del 30 por ciento, según estadísticas del gobierno en 2012.

En una serie de tuits, la trabajadora de una ONG, Nessryne Jelalia, describe la difícil situación allí:

He estado trabajando en Kasserine durante bastante tiempo ya, uno de los problemas principales: el comportamiento de los responsables con los ciudadanos, su desconsideración con los pobres y su arrogancia

Solo es en Kasserine donde he visto a niños con regresión motriz (ya no pueden caminar) debido a la desnutrición.

El periodista de Túnez, Mohamed Haddad, tuiteó:

El desempleo es una realidad en cualquier parte de Túnez, con una tasa del 15%, pero ¿por qué es un 10% mayor en Kasserine? ¿Por qué la esperanza de vida al nacer es 7 años menor en Kasserine que en la capital?

¿Dónde se están desarrollando las protestas?

Aunque las protestas comenzaron en Kasserine, se han extendido rápidamente a otras regiones, entre las que se incluye Sidi Bouzid, donde a finales de 2010 el vendedor Mohamed Bouaziz se prendió fuego provocando protestas antigubernamentales que provocaron el derrocamiento del régimen de Ben Ali y los eventos de la denominada Primavera Árabe. A díal 21 de enero, las protestas se habían extendido a 16 gobernaciones según un mapa de Nawaat.org. En la capital, Túnez, se han realizado una serie de marchas solidarias y protestas fuera del Sindicato de trabajadores y en la avenida principal de Habib Bourguiba.

Protests spread to 16 different provinces across Tunisia. Map by Nawaat.org

Las protestas se propagaron a 16 provincias diferentes a lo largo de Túnez. Mapa de Nawaat.org

¿Cuáles son las demandas de los protestantes?

Los manifestantes demandan trabajos, desarrollo y discriminación positiva en favor de las regiones marginadas y empobrecidas como Kasserine. Tras las protestas de 2011, los gobiernos sucesivos han sido incapaces de abordar de forma adecuada las disparidades regionales. Aunque se han prometido trabajados y desarrollo, esas promesas no se han materializado y a aquellos que viven en regiones interiores se les dice con frecuencia que sean pacientes.

La gente no solo protesta por trabajos, sino también por la dignidad y contra el clientelismo como en Sidi Bouzid en 2010.

¿Cómo respondió el gobierno?

El gobierno como es habitual respondió con promesas y acusaciones. Un portavoz del gobierno dijo que se crearían 5000 nuevos trabajos en Kasserine en respuesta a las protestas. Sin embargo, los manifestantes han desestimado estas promesas. Un manifestante en Kasserine contó al MiddleEast Eye:

This is only a cosmetic solution that has no basis in reality,” he said. “If you employ 5,000 men from Kasserine, then 5,000 more from Baja will rise up. They have the right to employment. It’s the same case with Sidi Bouzid.

Esta es solo una solución artificial que no tiene base en realidad», dijo. «Si empleas a 5000 hombres de Kasserine, entonces 5000 más de Baja se alzarán. Tienen derecho al empleo. Es el mismo caso que con Sidi Bouzid.

Hablando con France24, el primer ministro Habid Essid dijo que el gobierno no tiene una varita mágica para abordar los problemas económicos del país, y añadió:

What is happening in Tunisia with the youth is not new. We inherited this situation… We need people to be patient.

Lo que está pasando en Túnez con los jóvenes no es nuevo. Heredamos esta situación… Necesitamos que la gente tenga paciencia.

Respondiendo a las declaraciones del primer ministro, la bloguera Lina Ben Mhenni publicó en Facebook:

We know that you do not have a magic wand …
But you did not show the will to improve the situation.You did not listen to the youth …You have been indifferent to the people needs and claims …
Corruption, nepotism, repression, misuse of power are everywhere …

Sabemos que no tienen una varita mágica.
Pero no mostraron la voluntad de mejorar la situación. No escucharon a los jóvenes … Han sido indiferentes a las necesidades y reclamos de la gente …
La corrupción, el nepotismo, la represión, el mal uso del poder están en todas partes …

Dirigiéndose a la nación el 22 de enero, el presidente Beji Caid Essebsi manifestó que las protestas eran «naturales» y que «no existe dignidad sin trabajo», antes de culpar a «las manos malintencionadas de exacerbar la situación».

¿Hay muertos?

Un agente policial fue asesinado en los altercados y docenas de manifestantes han sido heridos.

También se registraron actos de vandalismo y saqueo, incitando al gobierno a imponer un toque de queda nocturno el 22 de enero. Los manifestantes, sin embargo, se han distanciado de estos actos.

En una declaración publicada el 21 de enero, el portavoz de un grupo de manifestantes en Kasserine que realizaron una sentada en la sede de la gobernación local dijo:

we insist on carrying on our peaceful struggle for our legitimate rights until our demands are met. We also reject all forms of violence, and we are innocent of any attacks on public facilities.

insistimos en continuar nuestra lucha pacífica por nuestros derechos legítimos hasta que se cumplan nuestras demandas. Además rechazamos cualquier forma de violencia, y somos inocentes de cualquier ataque a instalaciones públicas.

¿Revolución 2.0?

Estas protestas tienen similitudes con las protestas que acabaron con el mandato de Ben Ali en 2011. Ambas comenzaron en una región empobrecida e interior, y se desencadenaron debido a un acto de desesperación. En 2010, las protestas estallaron después de que Bouazizi se prendiese fuego cuando la policía local confiscó sus básculas y mercancía. Además, las demandas y los eslóganes son los mismos: «trabajos, libertad y dignidad».

Sin embargo, es aún demasiado pronto para predecir cuál será el resultado de estas protestas. Asimismo, para una cantidad de manifestantes y cibernautas, esto no es una «revolución 2.0», sino lo mismo que comenzó hace cinco años.

Fue una revolución inacabada …

Comprendo lo que la gente está diciendo en Túnez: ‘Esto no es el segundo levantamiento. El primero nunca murió’.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.