¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Más allá de acciones heroicas y la Guerra Fría. Cambio en el discurso sobre la revolución de Granada

The courtyard at Fort George, Grenada, where Maurice Bishop, leader of the People's Revolutionary Government, along with seven other Cabinet members, were executed by firing squad on October 19, 1983, after a coup led by factions within the party. Photo by Wayne Hsieh, used under a CC BY-NC 2.0 license.


El patio en la Fortaleza George, Granada, donde Maurice Bishop, líder del Gobierno Popular Revolucionario, junto con otros siete miembros del gabinete, fueron ejecutados por un pelotón de fusilamiento el 19 de octubre de 1983, después de un golpe de Estado dirigido por facciones dentro del partido. Foto de Wayne Hsieh, usada bajo licencia CC BY-NC 2.0.

Treinta y siete años después del derrocamiento de Sir Eric Gairy, expertos y activistas continúan explorando la Revolución de Granada, que duró cinco años, y cuestionan la sombra dominante de la Guerra Fría en las narrativas populares sobre la mencionada revolución.

La revolución empezó el 13 de marzo de 1979, cuando el Movimiento New Jewel (NJM, por su nombre en inglés), movimiento marxista de oposición, encabezado por Maurice Bishop, derrocó a Eric Gairy, que había gobernado el país desde la independencia del Reino Unido en 1974.

NJM, renombrado como el Gobierno Popular Revolucionario (PRG, por su nombre en inglés), lanzó una toma armada de lugares claves mientras Gairy se encontraba fuera de Granada. El PRG suspendió la Constitución del país, prohibió otros partidos políticos y se hizo aliado de Cuba, rival de Estados Unidos. El gobierno de Bishop y la revolución terminaron cinco años después, cuando él y siete miembros de su gabinete fueron ejecutados en 1983, en un cruento golpe desde dentro de su partido, lo que provocó una invasión liderada por Estados Unidos de la isla caribeña.

Tan poco convencional como sus métodos para adquirir poder, Bishop gozó de un fuerte apoyo de base, gracias a su atención a la igualdad racial, así como en derechos de los trabajadores y las mujeres. Pero también hubo opositores: su gobierno se negó a realizar elecciones, y toda voz discordante –sobre todo de la prensa y la oposición– se convirtieron en víctimas. Muchos periodistas, acusados de “actuar contra los intereses de la revolución”, fueron encarcelados por su franqueza contra el gobierno de Bishop.

Aun así, sus seguidores siguieron siendo leales. Una vez que el golpe estuvo en marcha, sus partidarios se reunieron en su casa, lo liberaron del arresto domiciliario y marcharon triunfalmente en masa a Fort George, donde pensaron que estarían a salvo. En cambio, el ejército los siguió y empezó a disparar; algunos civiles murieron, y Bishop y sus colegas políticos fueron ejecutados.

Antes del aniversario de este año del inicio de la revolución, la Conferencia del País de Granada organizó una reunión en la Universidad de las Indias Occidentales en St. George. El blog Groundation Grenada, que busca aumentar el conocimiento crítico sobre problemas de justicia social preservando la integridad de la historia granadina, comentó:

One thing is clear; there are multiple stories about what happened and why […] The Grenadian Revolution has clearly left an indelible mark on the Grenadian, Caribbean, African and global psyche. The diverse colours of those memories reflect a rainbow of diverse emotions and in some cases, facts.

Una cosa es clara; hay múltiples historias sobre lo que pasó y por qué […]. La Revolución de Granda dejó claramente una marca indeleble en los granadinos, caribeños, africanos y la siquis global. Los diversos colores de esos recuerdos reflejan un arcoíris de diversas emociones y, en algunos casos, hechos.

Resistiéndose a la narrativa única

Sin embargo, el artículo expresó su preocupación de que la revolución siga estando dominada por una sola narrativa –“‘Gracias a Dios por los héroes de la libertad estadounidenses y caribeños’, es un mensaje que quedó grabado y se mantiene continuamente, en un deteriorado edificio cerca de la planta embotelladora de Coca Cola en Tempe, St. George”. Se puede ver un recordatorio constante de este punto de vista cuando se sale del aeropuerto:

Two large white arches [remain] one of the longstanding achievements of the ‘revo’. Though facts state otherwise, the Airport was framed as a military base for communist mobilization and thus used by former US President Ronald Reagan as one of the reasons to ‘intervene’. The placement of those arches near what has been renamed the Maurice Bishop International Airport, can only be described according to [Caribbean anthropologist] David Scott as, ‘on the one side, the mocking cynicism of imperial power; on the other, the limp prostration of the absolute defeat of spirit. It is empire’s sneering reward for a people’s audacity’.

Dos grandes arcos blancos [permanecen] como uno de los logros destacados de la ‘revo’. Aunque los hechos dicen otra cosa, el aeropuerto fue cercado como una base militar para la movilización comunista, y así, fue usado por el expresidente estadounidense Ronald Reagan como una de las razones para ‘intervenir’. Colocar esos arcos cerca de lo que ahora se llama Aeropuerto Internacional Maurice Bishop solamente puede ser descrito, según el [antropólogo caribeño] David Scott como ‘de un lado, el cinismo burlón del poder imperial, y del otro, la blanda postración de la derrota absoluta del espíritu. Es la recompensa burlona del imperio a la audacia del pueblo’.

Al observar que “miles de granadinos estuvieron involucrados y siguen impactados por la Revolución de Granada, y que, por tanto, es fundamental que tengan un rol central en estas conversaciones postrevolución”, Groundation también cuestionó el mensaje que envía el gobierno cuando elige borrar el significado de algunos aspectos de la revolución –“días en que el pueblo de Granada decidió tomar el cambio en sus propias manos”– y se enfoca en el “rescate” del país por parte de tropas estadounidenses:

What is allowed to remain, how it is remembered and the placement of sites of memory is important in understanding the intended purpose of a monument, piece of art, plaque or any other tangible embodiment of memory.

How is it that such a diversity of complementary and contradicting stories surrounding the Grenadian Revolution, have become sanitized and reduced to mainly one, further instilled by the national holiday on October 25 – ‘Papa Reagan’ and other invading forces, have come to save the day! This truly begs the question, whose memories are we remembering and for what purpose?

Lo que se permite que quede, cómo se recuerda y la ubicación de sitios de memoria es importante en la comprensión del propósito previsto de un monumento, objeto de arte, placa o cualquier otra personificación de memoria.

Cómo es que esa diversidad de historias complementarias y contradictorias en torno a la Revolución de Granada se han saneado y reducido a principalmente una, inculcada por la fiesta nacional del 25 de octubre –¡‘Papá Reagan’ y otras fuerzas invasoras, han venido a salvarnos! Esto nos lleva a preguntarnos, ¿las memorias de quién recordamos y con qué fin?

‘El derecho a recordar’

El doctor Ralph Gonzalves, primer ministro de San Vincente y las Granadinas, que dio un discurso en el encuentro en la Universidad de las Indias Occidentales, lo llamó “un ejercicio en derecho a recordar”, que dice que “el imperialismo y el colonialismo y los regímenes que tienen hegemonía global” quieren llevarse:

We have to remember its [the revolution's] strengths and possibilities and its weaknesses and limitations so that we can learn.

Debemos recordar sus fortalezas y posibilidades y sus debilidades y limitaciones [de la revolución] para que podamos aprender.

Gonsalves también dejó a la audiencia con preguntas a tener en cuenta, incluidos los tipos de sistemas políticos y económicos que serían apropiados para la experiencia caribeña.

Algunos cibernautas recordaron el aniversario de la revolución en Twitter:

“Lo que la Revolución de Granada hizo fue abrir un espacio de imaginación… imaginar que otro mundo es posible”. Dr. David Hinds.

Groundation terminó diciendo:

We should be proud of our history! We are not the first set of people to make mistakes when attempting to engage in transformative change, particularly when that change attacks the longstanding foothold of global systems of power such as capitalism, colonialism and white supremacy. However, we are definitely the first anglo-speaking, predominantly African-Caribbean nation to decide that only we, can change our fate and we did. We are admired and if not admired, at the very least researched, by so many Caribbean and other non-Grenadian people; why do we not feel that pride?

We must also […] find healthy and accountable ways of respecting and integrating difference otherwise we run the risk of turning real and metaphorical guns against the people.

¡Deberíamos estar orgullosos de nuestra historia! No somos el primer grupo que se equivoca cuando intenta participar en cambio transformativo, particularmente cuando ese cambio ataca la duradera posición establecida de sistemas globales de poder como capitalismo, colonialismo y supremacía blanca. Sin embargo, definitivamente somos el primer país angloparlante, predominantemente afro-caribeño que decide que solamente nosotros podemos cambiar nuestro destino, y lo hicimos. Nos admiran, y si no nos admiran, por lo menos nos investigan tanto caribeños y otros pueblos no granadinos, ¿por qué no sentir ese orgullo?

También debemos […] encontrar maneras saludables y responsables de respetar e integrar la diferencias, de otra manera corremos el riesgo de apuntar pistolas reales y metafóricas contra el pueblo.

O como lo dijo un usuario de Twitter:

“Siempre adelante, nunca hacia atrás”.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.