¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Recordando a Gholamreza Takhti de Irán, el muy querido deportista que peleó con el Sha

Gholamreza Takhti (middle) in an undated picture in Iran. (Source Wikimedia Commons)

Gholamreza Takhti (al medio) en foto sin fecha en Irán. Fuente: Wikimedia Commons.

El 7 de enero se cumplió un año más de la muerte de uno de los atletas más heroicos de Irán, Gholamreza Takhti. El legado de Takhti es notable no solamente por sus hazañas atléticas como medallista de oro en lucha en la escena mundial, sino también por su humilidad y sus principios políticos y la lucha por la libertad contra la dictadura del Sha. Su vida y muerte simbolizan la lucha del pueblo iraní, gran parte del cual ha sacrificado una vida de comodidad y privilegio para defender sus principios.

Takhti nació en 1930 en una familia pobre en Teherán, encontró un desahogo a través de la lucha y pronto se convirtió en uno de los atletas más talentosos de Irán. Para 1950 había ganado su primer campeonato iraní y en 1956 era medallista olímpico de oro.

Apodado “Pahlevan” (campeón) por sus heroicas hazañas, dignidad y naturaleza honorable, Takhti era conocido por su comportamiento caballeroso dentro y fuera de la alfombrilla de lucha. Su inclinación por la imparcialidad y la justicia le hicieron acreedor de respeto entre sus oponentes y de cariño de las masas. Esto incluyó su negativa a sacar provecho de las lesiones de sus oponentes, y a tratarlos a ellos y sus familias con gran respeto.

Aunque la habilidad de Takhti como luchador era inigualable, fueron sus actividades políticas las que lo convirtieron en una figura mítica en Irán.

Takhti era partidario del doctor Mohammad Mossadegh y sus esfuerzos por nacionalizar el petróleo de Irán y conseguir la independencia. A menudo, este apoyo lo hizo discrepar con el Sha. Luego del terremoto ocurrido en Qazvin en 1962, Takhti personalmente encabezó una iniciativa para recaudar ayuda para los habitantes, y eludió los esfuerzos del Sha para recaudar fondos. Estos actos de desafío hacia la dictadura hicieron que Takhti se ganara la reputación de figura de Robin Hood entre las masas de Irán.

Trágicamente, la oposición de Takhti al régimen también sería su ruina. El 7 de enero de 1968, su cuerpo sin vida fue hallado en un cuarto de hotel. Las autoridades señalaron que su muerte fue un suicidio, aunque sus actividades políticas llevaron a muchos a creer que fue atacado y asesinado por SAVAK, la policía secreta del Sha.

Ceremonia por el 45 aniversario de la muerte de Gholam-Reza Takhti en el 2013, realizada en el cementerio Ibn-e Babouyeh en el sur de Teherán, donde descansan sus restos. Foto de Mehr News.

El potencial frustrado de Takhti y su firme creencia para defender sus princios son simbólicos del pasado y presente de Irán. Los iraníes sacrificaron mucho en su lucha contra el Sha, solamente para ver que Khomeini se robara su revolución. Pero las leyendas sobre Takhti siguen inspirando a futuras generaciones a defender y luchar por sus creencias, y a dejar de lado una vida de comodidad ante la desigualdad y la injusticia.

Gholamreza Takhti debe ser recordado como un atleta increíble, pero también como un ser humano completo que usó sus talentos y buena fortuna para ayudar a quienes eran menos afortunados y para enfrentar la injusticia y la represión. Takhti fue un héroe que se sacrificó en el largo y continuo camino de Irán hacia la libertad y la democracia.

Este artículo se publicó originalmente en Iran Focus.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.