¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cómo construir una plataforma sustentable y abierta para el aprendizaje de idiomas

La versión original de este artículo se publicó en rt12n en Medium.

Aprender un idioma es un desafío. En las últimas décadas, se han desarrollado tecnologías digitales que contribuyen en el proceso y que van de plataformas conocidas como Rosetta Stone a entornos virtuales inmersivos.

En los últimos años, tanto el sitio de Internet como la aplicación llamada Duolingo han incrementado su visibilidad gracias al desarrollo de un novedoso sistema de aprendizaje que se centra en maximizar la interacción con el usuario. Duolingo es de uso gratuito, pero no permite recibir colaboraciones de usuarios. Las funciones de Duolingo aparecen y desaparecen a medida que la compañía evalúa qué funciona mejor para la mayoría de los usuarios y si resulta rentable o no.

Duolingo tiene un programa denominado “Incubator” que permite a los voluntarios desarrollar nuevos cursos. No obstante, el programa Incubator es un poco confuso y el contenido que se desarrolla le pertenece en su totalidad a Duolingo. Le pregunté al fundador de Duolingo, Luis van Ahn acerca de los planes de crear cursos para las lenguas en peligro de extinción y lenguas indígenas a lo que respondió: “Trabajaremos en 4-5 lenguas minoritarias este año, pero como actualmente existen más de 6.000 lenguas en el mundo, no tendremos los recursos como para generar un impacto ostensible tan pronto”.

Por otro lado, el emprendedor social Marc Bogonovich ve mucho potencial en la tecnología abierta para el aprendizaje de lenguas, ya sea software abierto, recursos educacionales abiertos e incluso modelos de negocios abiertos. Bogonovich sostiene que: “Existen muchas aplicaciones nuevas con interfaces muy atractivas, pero que no están disponibles para los educadores o tutores universitarios. Estas interfaces a veces intentan mantener mayor control del aceptable de la malla curricular -ya sea en el diseño o la propiedad intelectual. Queremos empoderar a los educadores en el diseño de interfaces de excelencia para sus alumnos”.

Bogonovich fundó Openwords con la finalidad de generar una plataforma gratis y de código abierto para el aprendizaje de idiomas.

Openwords posee diversas características: es una aplicación para el aprendizaje de lenguas con código abierto, con clases y desarrollo sólidos. Es una empresa social, un negocio con ánimo de lucro que legalmente persigue una misión social como su máxima prioridad y no como un mero valor para el accionista. Si el plan continúa como lo estipula Bogonovich, Openwords será una comunidad de estudiantes y educadores.

¿Cuál es el lugar de Openwords en el medio técnico-comercial de aprendizaje de lenguas que ya ocupan Duolingo y Memrise, o proyectos de código abierto como Anki?

Contenido y negocio abierto

Bogonovich se encargó que Openwords cubra los diversos significados de la palabra abierto. El software en desarrollo y la estructura de apoyo son libres, tales como el lenguaje de marcado de problemas y el formato de archivos. Bogonovich señala que: “La plataforma que estamos diseñando contempla que tenga currículo abierto. Los educadores y las universidades podrán crear y modificar los contenidos educativos directamente. No será necesario pedirnos permiso para realizar las modificaciones puesto que las herramientas que estamos construyendo permitirán hacerlo directamente”.

El contenido generado por el usuario tales como problemas, clases y contenido curricular se espera que sea abierto y modificable por otros usuarios. Comunidades enteras de profesores de idiomas podrán compartir semestres completos de contenidos y los profesores podrán adaptar y crear contenido individualmente para aplicarlos a contextos específicos de aprendizaje. Dichos recursos educativos abiertos (REA) representan una gran oportunidad para aquellas comunidades lingüísticas con recursos limitados.

A Bogonovich le interesa que esta tecnología abierta empodere a los individuos que no pertenecen formalmente a Openwords. El cree que esto motivará a los educadores y a las universidades a asociarse con Openwords y a generar un interés en su éxito.

Modelos de negocio abiertos

Openwords es una compañía emergente creada con principios de innovación abierta claramente definidos. Bogonovich tenía en claro desde el principio que no quería fundar una compañía tradicional en la que el resultado final es lo único que vale:

We are a social enterprise, meaning we have legally protected social and educational goals in addition to financial goals. Openwords is not legally obligated to maximize profit, allowing our organization to better align with the goals of educational institutions. We can maximize revenue (which is different than profit) to maximize our impact. Therefore, we are implementing business models that will sustain and grow open source technology.

Somos una empresa social por lo que legalmente tenemos objetivos a nivel social y educacional así como económicos. Openwords no tiene obligación legal de maximizar la ganancia lo cual le permite a la organización alinearse con los objetivos de las instituciones educativas. Podemos maximizar los ingresos (que no es sinónimo de ganancia) para maximizar nuestro impacto. De esta manera, estaremos implementando modelos de negocios que puedan mantener y desarrollar tecnologías de contenido abierto.

Bogonovich fue socio del equipo Open Business Model Canvas que conformó Creative Commons por lo que ha estado explorando opciones que maximicen el valor social y la misión de Openwords. La compañía se encuentra actualmente tramitando el certificado de Empresa B, el cual otorga un marco jurídico sólido para la misión social de Openwords.

I believe that business institutions needs to evolve. They can’t just be about profit maximization. The predominance of such institutions will not create a sustainable future, and will not create a desirable future.

Creo que las empresas deben evolucionar. No pueden estar simplemente interesadas en maximizar la ganancia. La primacía de dichas instituciones no aseguran un futuro sustentable ni deseable.

El modelo actual de ingresos de Openwords se sustenta al brindar indicadores de seguimiento de los estudiantes pertenecientes a las instituciones educativas clientes de Openwords. Bogonovich espera completar los acuerdos este año: “La experiencia de no tener clientes a tenerlos es cualitativa, exploratoria y experimental. Esperamos que uno de cada diez clientes sea representativo. Podemos continuar en la etapa de experimentación, pero una vez que hayamos recolectado experiencias y tecnología comenzaremos a generar ingresos y alcance”.

Del aprendizaje de idiomas al ecosistema de código abierto

Openwords, como muchos otros proyectos de tecnología abierta, potencia el abanico de tecnologías ya existentes. Esto incluye lenguajes de programación de código abierto y plataformas de desarrollo. Bogonovich señala que los estándares tecnológicos son especialmente relevantes: “Estándares como Unicode -con el objetivo de representar la mayoría de los idiomas escritos- le da esperanzas a Openwords. Creo que Openwords tiene el potencial de convertirse en una pieza clave en la infraestructura tecnológica educativa”.

Pantalla de la aplicación Openwords.

La interfaz para el aprendizaje de idiomas de Openwords le resultará familiar a los usuarios de plataformas como Duolingo o Memrise. Tendrá disponible una amplia gama de ejercicios para completar, traducción de oraciones y comprensión auditiva.

Generador de Clases de Openwords.

Una de las cuestiones que más entusiasmo genera de Openwords son las posibilidades que le brindará a los educadores. La interfaz gráfica del usuario – que actualmente utiliza un menú desplegable pero que espera usar la opción de arrastre y suelte- está disponible para que los profesores diseñen sus ejercicios y clases. También, podrán ingresar los problemas en el editor de texto con lenguaje de marcado. No estoy seguro si este nombre ya es el oficial, pero me gusta “Openwords Markup Language” o OWML.

OWML se encuentra en constante desarrollo con el más reciente avance en ejercicios con archivo de audio. La idea general es notable: mantener el contenido educativo en un formato de texto simple, abierto que se puede compartir y modificar con facilidad.

El Lenguaje de Marcado de Openwords Markup Language: el código a la derecha representa el problema a la izquierda. Así de simple.

Openwords y la revitalización de lenguas

Openwords tiene un gran potencial para ser utilizado en comunidades lingüísticas con recursos educativos limitados. El simple hecho que sea de código abierto y que el contenido no sea exclusivo puede resultar motivador para que la plataforma se aproveche realmente. Los educadores que generen sus clases no serán eliminados de sus contenidos por cambios en la interfaz o en el modelo de negocios.

Bogonovich comenta: “Considero que los REA y la orientación abierta es lo que se necesita para cubrir varios idiomas, aún más que los recursos. Existen muchos idiomas que no los poseen”. Asimismo, sugiere que la apertura de Openwords permitirá a aquellas comunidades lingüísticas más pequeñas desarrollar cursos en su idioma. Esto se ve reflejado-como él señala- en las entradas en Wikipedia que se han multiplicado de manera abierta y colaborativa en diferentes idiomas a lo largo de los años.

Bogonovich agrega que Openwords está abierto a trabajar con miembros de dichas comunidades lingüísticas: “Trabajaremos con aquellos grupos que aprecien el valor de los REA y espero sinceramente que esto abarque diversos individuos y grupos. Hemos conversado bastante acerca del valor que nuestra plataforma pueda tener para las comunidades indígenas”.

La formulación de problemas de Openwords. Imagen de cortesía de Marc Bogonovich.

El futuro del aprendizaje de idiomas abierto

Bogonovich espera que al largo plazo Openwords contribuya a programas específicos para el aprendizaje de idiomas así como para desarrollar herramientas de análisis abiertas que faciliten la comprensión científica del proceso de aprendizaje. “Una vez que hayamos desarrollado una base de datos de universidades clientes podremos desarrollar tecnologías más profundas y podremos ampliar la oferta de módulos”, agrega Bogonovich. “También exploraremos los patrones de aprendizaje con mayor profundidad, en especial cuáles patrones o problemas conducen al aprendizaje y en qué cohorte de estudiantes”.

Finalmente, agrega que “Debido a que Openwords es una empresa social y abierta, lo que aprendamos será también de dominio público. Openwords podrá convertirse en un recipiente para la ciencia abierta en el aprendizaje de lenguas extranjeras. Sabemos que otras aplicaciones para el aprendizaje de idiomas hacen ciencia de manera interna. Nosotros haremos esto de manera pública. Esperamos potenciar nuestra comunidad de usuarios (con los permisos y anonimato correspondientes) para investigadores que quieran estudiar grandes datos y el aprendizaje de lenguas”.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.