¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Divisiones y amenazas se ciernen antes del referéndum en Turquía

Presidente Erdogan de Turquía. Tomada de la página oficial de Flickr. Con licencia para ser reutlizada.

El 16 de abril, los turcos acudirán a las urnas para aprobar o rechazar enmiendas constitucionales aprobadas por los 550 parlamentarios, donde la mayoría (317) pertenece al partido de gobierno, Justicia y Desarrollo (AKP) bajo el control del presidente Recep Tayyip Erdogan.

A continuación, algo que vale la pena conocer antes del referéndum.

¿Cómo está el clima político en Turquía?

Bastante sombrío. El referéndum se llevará a cabo en medio de un estado de emergencia impuesto luego del fallido golpe de estado del 15 de julio, donde murieron 241 personas.

Desde que empezó el estado de emergencia, 128,398 personas han sido despedidas de su trabajo, 91,658 personas han sido detenidas y otras 45,012 han sido arrestadas, 2,099 colegios, dormitorios universitarios y universidades han sido clausuariados, 7,316 académicos han sido despedidos, 3,843 fiscales y jueces destituidos, 149 medios de comunicación han cerrado y se ha arrestado a 162, según el ente independiente Turkey Purge.

Las autoridades han vinculado a la mayoría de víctimas de esta “purga” a la red de Fethullah Gulen, a quien el gobierno de Turquía ve como un grupo terrorista responsable por organizar el intento de golpe. En muchos casos, no tienen nada que ver con Gulen, pero no encajan bien en la ‘Nueva Turquía’ de Erdogan.

¿Qué lograría un voto por el ‘Sí'?

Básicalmente, fortalecería al presidente Erdogan, que ya es enormemente más influyente de lo que su mandato constitucional sugiere. Para ser justos, Erdogan abogaba por un sistema político presidencial cuando todavía era primer ministro –actualmente el cargo más fuerte constitucionalmente en el país– pero muchos sugirieron que ya desde entonces tenía la mira puesta en el cargo.

Específicamente, los cambios permitirían al presidente emitir decretos, declarar estado de emergencia y designar ministros y principales funcionarios del estado. También podría permitir que  Erdogan se quedara en el puesto hasta 2029.

¿Qué está diciendo el ‘Sí'?

El discurso que sale de Ankara desde el intento de golpe ha creado más escisiones en un país dividido.

Ahora, después del anuncio del referéndum, a quienes votan por el “no” los están describiendo como enemigos y terroristas, y a quienes votan por el “sí” se les elogia como defensores de la democracia turca. La lógica oficial de votar por el ‘sí’, proclamada por el grueso del partido AKP de Erdogan y también el partido nacionalista MHP, es que el sistema presidencial permitirá que se tomen decisiones más rápido y se reduzca el riesgo de crisis políticas.

Este periódico afín al gobierno dice “los que votan por el ‘no’ respaldan el 15 de julio”, haciendo referencia al intento de golpe.

Hablando en una actividad en un comité de expertos a favor del gobierno a comienzos de febrero, Erdogan advirtió que quienes votan contra los cambios que fortalecerán a los enemigos de Turquía, incluido el grupo militante del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), que ha luchado contra el estado durante más de tres décadas desde los campos en las montañas de Qandil en el norte de Iraq.

Otras novedades indican la histeria que rodea la elección. Se informó que durante un sermón en Estambul, un imam llamó traidores a quienes votan por el “No”. Por su parte, una familia en la ciudad oriental de Diyarbakir puso a su hija recién el nombre de “Evet”, que significa “Sí”, antes del referéndum.

¿Qué dicen los expertos?

En un reciente memorándum sobre libertad de expresión y libertad de medios en Turquía, Nils Muižnieks, comisionado para derechos humanos del Consejo de Europa, dijo:

The space for democratic debate in Turkey has shrunk alarmingly following increased judicial harassment of large strata of society, including journalists, members of parliament, academics and ordinary citizens, and government action which has reduced pluralism and led to self-censorhip. This deterioration came about in a very difficult context, but neither the attempted coup, nor other terrorist threats faced by Turkey can justify measures that infringe media freedom and disavow the rule of law to such an extent. The authorities should urgently change course by overhauling criminal legislation and practice, re-develop judicial independence and reaffirm their commitment to protect free speech.

El espacio para el debate democrático en Turquía se ha reducido alarmantemente luego de un aumento en el caso judicial de grandes estratos de la sociedad, que incluyen a periodistas, parlamentarios, académicos y ciudadanos comunes y corrientes, y la acción del gobierno, que ha reducido el pluralismo y llevado a la autocensura. Este  deterioro llega en un contexto muy difícil, pero ni el intento de golpe ni otras amenazas terroristas que haya enfrentado Turquía pueden justificar medidas que restrinjan la libertad de medios y rechacen el estado de derecho a ese punto. Las autoridades deben cambiar el curso urgentemente y hacer un repaso general de la legislación penal y practicar, volver a desarrollar independencia judicial y reafirmar su compromiso para proteger la libre expresión.

En otro informe de reciente publicación, la red Checks and Balances (Controles y contrapesos), compuesta por más de 200 organización de la sociedad civil turca, dudó si el cambio constitucional sería algo bueno:

The overall outcome of this assessment is that a holistic perspective is required for the checks and balances system to become duly operative. While the proposal for constitutional reform being debated involves comprehensive changes especially in terms of executive power, it includes limited changes regarding representation, oversight and deliberative powers of the legislature which in fact need extensive reforms. A similar situation is true for judicial power.

El resultado general de esta evaluación es que se necesita una perspectiva holística para que el sistema de controles y contrapesos se vuelva totalmente operativo. Aunque el debate de propuesta de reforma constitucional incluye cambios integrales, sobre todo en términos de poder ejecutivo, incluye cambios limitados con respecto representación, supervisión y facultades deliberativas del legislativo que ciertamente necesitan reformas integrales. Una situación similar es la del poder judicial.

Bertil Emrah Oder, profesor de derecho constitucional en la Uinversidad Koc de Estambul, expresó a Al Jazeera que los cambios afectarían el equilibrio entre los poderes del estado:

According to the proposal, presidential and parliamentary elections are going to be simultaneous and the president is allowed to act as the leader of a political party.

Según la propuesta, las elecciones presidenciales y parlamentarias serán simultáneas y al presidente se le permite actuar como el líder de un partido político.

¿Qué dice el “No”?

Los medios de Turquía se han convertido en un área propensa al “Sí”, luego de significativos reveses en las ya debilitadas libertades de prensa desde el intento de golpe. Pero los dos partidos de oposición, CHP y HDP, están en contra de los cambios.

Además, en medios sociales, han aparecido cientos de páginas de Facebook por el “No”, con muestras de humor ante la estridente propaganda estatal.

Este es otro #No de Tom Cruise.

Los “No” recogidos de antiguas películas turcas.

Pienso, luego “No”.

Ahmet Sabanci, colaborador de Global Voices, sugirió a los cibernautas turcos que iniciaran una campaña de “no” con un gif:

Estoy iniciando una serie de gif por el NO cada día.

Lleno de amor por el No.
——
Conversamos con el senador Bernie Sanders sobre el referéndum hoy. Claramente dijo “No”.

Efe Kerem Sozeri, otro colaborador de GV, publicó un video donde aparece rasgueando una canción sobre el “No”.

Esto es de mi parte. Seamos buenos. [Nota: es un juego de palabras, en turco, “Hayirlisi” significa “que sea bueno”].

Pero votar por el “No” no es todo juego y diversión. Al menos dos periodistas han sido despedidos de su trabajo por apoyar abiertamente la campaña

La cadena Kanal D despidió al presentador de noticias Irfan Değirmenci por haber anunciado un “No” al ejecutivo en el referéndum.

Así está Turquía en estos momentos, mientras se prepara para otras elecciónes con mucho en juego y que definirá en camino a seguir.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.