¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Ataque con cuchillo contra periodista rusa reenciende “atmósfera de odio” en los medios

Tatyana Felgengauer y Viktor Shenderovich (right), escritor satírico, en una manifestación de oposición en Moscú, octubre de 2013. Foto: Vladimir Varfolomeev, Flickr // CC BY-NC 2.0.

Este artículo se actualizó el 24 de octubre, para que reflejara las novedades de la noticia.

A mediodía del lunes 23 de octubre, Tatyana Felgengauer, presentadora de radio y subeditora en jefe de Ekho Moskvy (Eco de Moscú), fue apuñalada en la garganta en las oficinas de Eco de Moscú, en el centro de Moscú.

Felgengauer fue hospitalizada y quedó en coma médicamente inducido; se declaró su condición como “grave pero estable”. El personal de seguridad del edificio capturó al atacante, un solitario identificado como el ciudadano israelí Boris Grits, y luego la policía lo arrestó y acusó con intento de asesinato.

Los medios de comunicación rusos publicaron fotografías de la escena del delito, donde se ve a la sala del personal de Eco de Moscú con sangre de Felgengauer:

“Sabía a quién buscaba”: hombre con cuchillo ataca a presentadora de Eco de Moscú.

Alexey Venediktov, editor en jefe de Eco de Moscú, dio a conocer la noticia:

Un hombre acaba de irrumpir en las oficinas de Eco [de Moscú] y apuñaló a la presentadora Tatyana Felgengauer en el cuello. El hombre fue capturado. Tatyana está en el hospital. Está con suero intravenoso.

Al día siguiente, Felgengauer recuperó la conciencia y pareció estar de buen ánimo, hasta escribió una nota a sus colegas y quienes le mandaron saludos. Otra presentadora de Eco de Moscú tuiteó:

Amigos, ¡a Tatyana Felgengauer le permitieron ver a sus parientes y nos escribió una nota! Por el momento, no dejarán que nadie más la visite, ¡nos manda sus saludos y agradecimiento!

La nota que Felgengauer garabateó en un papel dice:

Все-все-все!

Спасибо за поддержку и любовь, котаны. Все со мной будет хорошо. Дышать через трубочку даже прикольно. Алсо, впервые за 16 лет работы на радио я выспалась :)

Скоро буду с вами — обнимемся!

Таня Ф.

12.40  24.10.2017

¡A todos, todos, todos ustedes!
Gracias por su apoyo y cariño, mis gatitos. Voy a estar bien. Respirar con un tubo es sorprendentemente divertido. Además, en los 16 años que he trabajado en la radio es la primera vez que duermo toda la noche :)
Estaré con ustedes dentro de muy poco —¡y nos abrazaremos!
Tanya F.
12.40  24.10.2017

El ataque con cuchillo a Felgengauer inició una ola de críticas contra el aparato de propaganda estatal, que recientemente intensificó los ataques a los medios independientes en Rusia, específicamente Eco of Moscú.

Dos semanas antes del ataque a Felgengauer, el canal estatal de noticias Rossiya 24 transmitió un informe donde los presentadores de Eco de Moscú, incluida Felgengauer, fueron llamado “agentes extranjeros” que comercian con “armas de información”. La propia Felgengauer tuiteó un enlace a un video de YouTube del segmento de Rossiya-24 el 12 de octubre:

Finalmente, los reporteros de R[ossiya]-24 encontraron la manera de informar sobre las manifestaciones del [líder opositor leader Alexey] Navalny. Tuvieron que contratar a todos a la vista: desde [Oleg] Kashin a [Fyodor] Krasheninnikov [destacados periodistas rusos].

Además, Yulia Latynina, otra destacada presentadora de Eco de Moscú, se vio obligada a huir de Rusia después de una serie de ataques personales. A comienzos de septiembre, el auto de Latynina fue incendiado y ella dejó rápidamente el país, pues temía por su seguridad.

Periodista independiente Yulia Latynina se va de Rusia luego de ataques
Nueva York, 11 de septiembre de 2017– La periodista rusa Yulia Latynina, que escribe una columna para el periódico independiente Novaya Gazeta y tiene un programa de radio semanal en Ekho Moskvy, se fue de Rusia
.
———–
Yulia Latynina se va de Rusia después de ataques. Ningún periodista debería dejar su hogar debido a ataques por su trabajo.

Los colegas de Felgengauer de los medios independientes rusos fueron rápidos en culpar a la propaganda estatal por avivar una “atmósfera de odio”, frase acuñada luego del asesinato de Boris Nemtsov, político de oposición asesinado en los escalones del Kremlin en marzo de 2015.

En otra extraña coincidencia, una semana antes, la televisión estatal rusa emitió los primeros episodios de una serie nueva, y ya controvertida, The Sleepers, donde a una reportera le cortan la garganta. Muchos señalaron rápidamente el momento:

Vi The Sleepers el otro día other, donde cortan la garganta a una periodista de oposición para asesinarla. Hoy atacaron a Tatyana Felgengauer. Ojalá no haya más aterradoras coincidencias así…

Sergey Yolkin, caricaturista editorial para Deutsche Welle Rusia, ofreció su postura gráfica a la “atmósfera de odio”:

Se puede culpar del ataque contra la presentadora Felgengauer de Eco de Moscú al odio que promueven las pantallas de televisión, dice Sergey Yolkin.

Otros expresaron incredulidad por la facilidad con que el atacante sorteó varios niveles de seguridad en los estudios de Eco de Moscú, en el centro de Moscú. Sergey Smirnov, editor en jefe de Mediazona, medio de comunicación independiente que informa sobre el sistema penal ruso, escribió en su canal de Telegram:

Давайте для понимания, тут многие были на Эхе. Но я для тех, кто не был напишу.

Как попасть в редакцию? Она на 14 этаже находится в здании на Новом Арбате. Внизу пост охраны, там как минимум один человек сидит, но чаще двое. Ну ок, можно просто перепрыгнуть препятствие. Или как Мэш пишет охранника залили газом.

Но дальше надо точно пойти к лифтам, если первый раз там был неочевидно. А также лифты очень нагружены обычно, вечно их ждешь минут 5.

Дальше, выход из лифта и дверь в редакцию. Неясно где именно мудак ударил Таню ножом, но там тоже есть дежурный на посту. То есть те, кто говорит, что это прямо было совсем просто – ну это не так. И требовало подготовки и разведки как минимум.

Digamos algo claro. Muchos han estado dentro de la sala de redacción de Eco [de Moscú], Para quienes no hayan estado, déjenme aclarar. ¿Cómo se entra? La sala de redacción está en el piso 14 de una torre en la calle Novy Arbat. Hay un puesto de guardias abajo, atendido por un guardia de seguridad, a veces dos. Bien, asumamos que se puede saltar esa tranquera. O, como dice Mash [canal de noticias de Telegram], al guardia lo cegaron con gas pimienta. Pero entonces, tomas el elevador, lo que debe ser un obstáculo si no sabes dónde están los elevadores. Adermás, siempre están ocupados, así que terminas esperando cinco minutos o más. Está también la sala del elevador y la puerta de la sala de redacción. No está claro dónde fue que ese loco atacó a Tanya exactamente, pero hay otro puesto de guardia con un guardia siempre presente. Así que quienes dicen ahora que fue un ataque al azar se equivocan. Un ataque como este requiere al menos algo de experiencia y reconocimiento.

Sin embargo, la noción de que el supuesto atacante Grits estuviera inspirado por la propaganda estatal o entrenado para infiltrarse en las oficinas de Eco de Moscú no parece muy sustentado. El periodista Roman Moguchy mostró lo que parece ser el blog personal de Grits, que brinda una imagen desalentadora de una persona que combate el desempleo crónico y que gradualmente sucumbe a una obsesión patológica con Felgengauer.

На фейк похоже, но ХЗ. «Последние пару дней она начала искать возможность воздействовать на мое сердце. С дыханием, точнее его прекращением, она уже давно экспериментирует».

Parece falso, pero yo qué sé. “En los últimos días, [ella] estuvo buscando maneras de manipular mi corazón. Ya ha estado experimentando con mi respiración —específicamente con maneras de contenerla”.

En una publicación de fecha 14 de septiembre, Grits anunció su intención de viajar a Moscú para poner fin a la “tortura sexual telepática” de Felgengauer.

Los opositores políticos de Eco de Moscú —incluidos destacados presentadores de medios estatales rusos que continuamente los critican por sus presuntas políticas editoriales “antirrusas”— condenaron unánimemente el ataque. Vladimir Solovyov, presentador de televisión y de radio, quien tal vez sea el detractor más famoso de Eco de Moscú, tuiteó:

No hay justificación para estos delitos, ni puede haberla. Los culpables deben ser enjuciados rápidamente.

Sin embargo, esta inusual muestra de solidaridad periodística en Rusia fue empañada por Viktor Volkov, editor que antes trabajaba en Interfax, una de las tres principales agencias de noticias de Rusia. En una publicación de Facebook, culpó por el ataque a Felgengauer y sus colegas:

Гляди-ка, у либералов очередная мученица совести вырисовывается. Кто-то слегка подрезал прямо в редакции “Эха Москвы” ведущую Таню Фельгенгауэр.
По-моему, ничего удивительного. Все эти хихоньки, хаханьки, паскудные шуточки. И всё это густо замешено на лжи. Рано или поздно подобное должно было случиться.

Miren qué tenemos aquí, una flamante mártir de la conciencia para estos liberales. Alguien acuchilló ligeramente a la presentadora de Eco de Moscú Tanya Felgengauer, dentro de la sala de redacción de Eco.
Creo que eso no tiene nada de sorprendente. Sus risitas y bromas sucias. Y todo se basa en mentiras. Iba a ocurrir tarde o temprano.

Tatyana Felgengauer es apenas una de las últimas víctimas de ataques contra editores y reporteros en Rusia, que consistentemente se ubica entre los peores países para ejercer el periodismo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.