¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, está embarazada; usuarios de internet no pueden parar de hablar del tema

Jacinda Ardern, primera ministra de Nueva Zelanda. Source: Wikimedia Commons.

La noticia de que Jacinda Ardern, primera ministra de Nueva Zelanda por el partido laborista, está embarazada ha traído inmensa alegría a muchas personas en las redes sociales locales. Jacinda y su pareja, Clarke Gayford, presentador del programa televisivo Fish of the day, hicieron el siguiente anuncio en Twitter:

¡Pensábamos que el 2017 había sido un gran año! Este año nos uniremos a la multitud de padres que compaginan vida laboral y familiar. Yo seré primera ministra y madre mientras que Clarke será el “primer señor de la pesca” y amo de casa. Habrá muchas preguntas (les puedo asegurar que tenemos un plan listo para ponerse en marcha) pero por ahora, que venga el 2018.

La gente acudió inmediatamente a las redes sociales para compartir su entusiasmo sobre la noticia:

¡Me encanta que la primera ministra de Nueva Zelanda vaya a ser una mujer normal con un trabajo y un bebé! Bien por ella.

¡¡¡Me encanta esta noticia!!! Esto va a cuestionar muchas ideas sobre lo que las mujeres (embarazadas/madres) en puestos de poder pueden hacer.

Sin embargo, este apoyo generalizado vino acompañado de algunos comentarios a la defensiva:

Jacinda Ardern está embarazada. Ya puedo escuchar a los hombres quejándose.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, anuncia su embarazo. Bebé previsto en junio. Felicidades. Estoy esperando a que el primer hombre blanco de mediana edad opine sobre lo que la primera ministra hace con su cuerpo además de dar consejos sobre la educación de los niños.

La primera ministra, de 37 años de edad, era la líder femenina más joven del mundo cuando tomó posesión de su cargo en octubre de 2017 y solo la tercera mujer neozelandesa en el puesto. Al parecer, descubrió que estaba embarazada seis días antes de que Winston Peters, del partido político New Zealand First (Nueva Zelanda Primero), le ofreciera formar una coalición con los laboristas. Él será el primer ministro en funciones durante la licencia de maternidad de seis semanas que la primera ministra planea tomar.

Jacinda Ardern es progresista en temas políticos y sociales, feminista y socialdemócrata. Algunos conservadores criticaron sus declaraciones cuando asumió el cargo de que el capitalismo había sido un “absoluto fracaso” para los niños neozelandeses.

Ya había surgido la polémica cuando, a las pocas horas de convertirse en líder de la oposición el año pasado, Mark Richardson, exjugador de cricket y personalidad mediática, le preguntó si tendría que tomarse un permiso de maternidad en el caso de quedar embarazada durante su periodo como primera ministra.

El siguiente tuit aludió a la polémica, junto con un insulto infantil:

“Que Jacinda Ardern tenga un bebé sirve de inspiración para una generación”. Jaja, lo más divertido que he escuchado en un año. Al menos ahora que está embarazada tiene dos neuronas. ¡Mark Richardson! ¡Primer ministro!

La periodista pakistaní Veengas fue una de las personas que indicó que Ardern no es la primera líder internacional embarazada:

Solamente ha habido una jefa de gobierno en la historia  moderna que dio a luz mientras ejercía el cargo
La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, no es la primera ministra en esperar un bebé
.
————–
La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, no es la primera ministra embarazada mientras ocupa su cargo.

Hace una generación, la primera ministra pakistaní, Benazir Bhutto, se quedó embarazada de su hija Bakhtawar, a la que dio a luz el 25 de enero de 1990..

En Twitter, ha habido algunos indicios de la desaprobación anticipada:

¡Absurdo! Jacinda Ardern está embarazada. Esto está mal a tantos niveles… Corrección política llevada al extremo. Por mucho que el mundo deba aceptar a la mujer como fuerza de trabajo, simplemente no se puede ser buena madre y primera ministra al mismo tiempo. Imposible. Irresponsable.

Así que Jacinda Ardern se queda embarazada y su gente está encantada… Y yo que pensaba que mujeres de todo el mundo se quedaban embarazadas, sin esta adulación idiota que la señora Dientes está recibiendo.

Una publicación de la página de Facebook de Stuff.co.nz ha recibido muchos comentarios negativos. Jeannie Wood no se reprimió lo más mínimo:

This is a story of immorality, lies and deceit. It is not something to be proud of. Jacinda kept this secret from the public. She should step down, get married and be home with her child at least for the first year.

Esta es una historia de inmoralidad, mentiras y engaño. No es algo de lo que enorgullecerse. Jacinda ocultó este secreto al público. Debería dimitir, casarse y quedarse en casa con su hijo al menos durante el primer año.

Inevitablemente, Donald Trump se convirtió en parte de la discusión en internet:

Primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, está embarazada: Trump sostiene que está más ambarazado que ella
“En realidad”, dijo a los reporteros, “estuve embarazado antes que ella. He estado embarazado hace meses”.
————–
La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, embarazada: Trump asegura que él está más embarazado que ella.

Realmente espero que haya algún encuentro internacional en los siguientes seis meses en el que una embarazada Jacinda Ardern se encuentre con Donald Trump.

En la capital de Nueva Zelanda, Wellington, Martin Jago apuntó a Estados Unidos de Trump:

Hay un maravilloso entusiasmo en Wellington en este momento… Como si se combinaran un bebé y una boda reales. Estados Unidos: así es un país del siglo XXI. Y es estupendo.

Jacinda Ardern, primera ministra de Nueva Zelanda, embarazada de su primer niño.

La página web Whaleoil, de centro derecha, tiene multitud de comentarios críticos con Ardern en sus publicaciones, desde lo negativo a lo ofensivo. LesleyNZ fue una de las más moderadas al referirse al comentario de la primera ministra de “no soy la primera mujer en hacer muchas tareas al mismo tiempo”:

All this multitasking superwoman mum talk about Jacinda is marginalizing a segment of mothers – those who believe that staying home to look after their children and forgo a career and not make lots of money is more important and that the job of a mother is the hardest one in the world. They multitask too and don't leave it up to childcare or others to look after their children. Of course Jacinda is fortunate in that she earns a big salary so her partner does not have to go to work and can be a stay at home at dad and not have to put baby into childcare.

Toda esta charla sobre la supermadre capaz de hacer muchas tareas al mismo tiempo referida a Jacinda está marginando a una parte de las madres; las que creen que es más importante quedarse en casa para cuidar de sus hijos y renunciar a su carrera y a ganar mucho dinero, y que el trabajo de una madre es el más difícil del mundo. Ellas también hacen muchas tareas y no dejan que la guardería u otros se ocupen de sus hijos. Por supuesto, Jacinda es afortunada pues tiene un buen salario, con lo que su pareja no tiene que trabajar y puede quedarse en casa, sin que el bebé tenga que ir a la guardería.

Algunos defensores de Ardern han recordado los ataques a la exprimera ministra Helen Clark por no tener hijos:

La gente que se está quejando de que Jacinda tenga un hijo son las mismas personas que se quejaban de que Helen Clark no tuviera hijos.

Emily Writes, editora de The Spinoff Parents, ha respondido a las críticas con un comentario lleno de groserías:

When it comes down to it, I’m sure Jacinda always knew she was going to get shit. Helen Clark got shit for not having kids. Jacinda got shit for not ruling out having kids in order for people to attack her for not having kids.

En última instancia, estoy segura de que Jacinda siempre supo que iba a recibir mierda. Helen Clark recibió mierda por no tener hijos. Jacinda recibió mierda por no descartar que iba a tener hijos para que la gente la atacara por no tener hijos.

Jennifer Mattern, de SheKnows, dejó que la primera ministra tuviera la última palabra:

But Ardern's final word on the topic — her response to naysayers doubting her ability to serve as prime minister throughout a pregnancy — is our favorite: “None of them detected I had pretty bad morning sickness for three months of establishing the government,” she said wryly.

Reporters asked how she pulled that off. Ardern shrugged and replied, “It's what ladies do.” Indeed it is.

La última palabra de Ardern sobre el tema, su respuesta a los detractores que dudan de su capacidad para ejercer de primera ministra durante el embarazo, es nuestra favorita: “Ninguno se dio cuenta de mis náuseas matutinas durante los tres meses de puesta en marcha del Gobierno”, afirmó con ironía

Los periodistas le preguntaron cómo lo consiguió. Ardern se encogió de hombros y afirmó: “Es lo que hacen las mujeres”. Así es.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.