¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Súbito éxito musical convierte a raperos en héroes de la justicia social en Turquía

Captura del video de la canción Susamam en YouTube

Turquía despertó el viernes 6 de septiembre de 2019 con un imparable éxito musical que parece haber tocado la fibra de sus ciudadanos, por hablar abiertamente de temas delicados como la violencia machista y el nepotismo.

La canción Susamam (que significa “no podemos callarnos”) llegó al primer puesto en las tendencias de YouTube en Turquía durante la mañana del 6 de septiembre. Publicada a medianoche por el creador de la canción, el rapero turco Şanışer (Shanisher o Sarp Palaur), Susamam es una oda a Turquía y sus problemas más acuciantes de índole social, política y cultural. En menos de 48 horas, se convirtió en una de las etiquetas más populares en los medios sociales turcos. Tal fue su popularidad que incluso la difundieron las cuentas de varios Gobiernos locales en Twitter. Ahora hay un filtro de Instagram que anima a tomar una fotografía y publicarla, y ya se están vendiendo camisetas con el objeto de donar los beneficios a escuelas rurales.

La canción reúne a 20 raperos o Maestros de Ceremonias (MC), como se les suele conocer, bajo el mismo techo. Cada uno eligió uno de los temas que se tratan en la canción: medioambiente, derechos de los animales, educación, derechos de las mujeres… un total de 20 “cuestiones” que se presentan bajo distintas etiquetas en el vídeo.

En una entrevista con BBC Turquía, Kamufle, uno de los raperos del video, explica que después de que se repartieron los temas, cada rapero escribió su propia letra y rodó su parte. Luego, Şanışer lo unió todo, incluyendo su propia actuación, y preparó la versión final del video.

El video comienza con la voz de una mujer que dice:

Günler koşuşturmakla geçip giderken
Neden var olduğunu unuttun
Neden olduğun sorunlarınsa farkında değilsin
Gülmek eğlenmek istiyorsun
Hayat zaten çok zor
O yüzden müzik seni eğlendirsin
Gerçeklikten uzaklaştırsın istiyorsun
Ama biz müziğin bir şeyler değiştirebileceğine inanıyoruz
Bizimle gel
Başlayalım mı?

Conforme pasan los días, has olvidado por qué existes
No eres consciente de los problemas que has causado
Quieres reír y divertirte, pero no tienes intención de buscar soluciones.
La vida ya es dura de por sí, y es por eso que la música debería entretenerte.
Quieres que la música te aleje de la realidad.
Pero nosotros creemos que la música puede cambiar algunas cosas.
Ven con nosotros. ¿Comenzamos?

La canción continúa con la etiqueta de medioambiente:

[…]İnsan en büyük parazit
Gezegene bak lan!
[…]Faturasını gelecek nesil öder
Kıyamet şur'da “mal” gibi izle!

[…] Los humanos son los mayores parásitos
¡Mira al universo, hombre!
[…] Las próximas generaciones pagarán la factura
El fin del mundo está aquí, pero tú solo te sientas y miras como un idiota.

Después se habla de los problemas de la justicia:

Ben bi’ beyaz Türk'üm
Yasalarım Anglosakson ama kafam Ortadoğulu
Apolitik büyüdüm, hiç oy vermedim
Kafamı tatile, gezmeye, borca yordum
Adalet öldü, ucu bana dokunana dek sustum ve ortak oldum
Şimdi tweet atmaya bile çekiniyorum
Kendi ülkemin polisinden korkar oldum
Üzgünüm ama senin eserin ülkedeki umutsuz nesil
Senin eserin bu mutsuz kesim ve bu kurşun sesi!
Sebebi nedir bilmeden hapiste çürüyen o suçsuz sefil
Seni, senin eserin, senin eserin bu korkunç resim
[…]Sesini çıkarmadın, yani suçlusun!
[…]Şimdi başına bi’ şey gelse şeh'rin hukuk mu?
Bi’ gece haksızca alsalar içeri seni
Bunu haber yapıcak gazeteci bile bulamazsın
HEPSİ TUTUKLU!
[…]Sen sustun, ses etmediğinden bindiler tepene
Haklarını elinden aldılar ve güzellikle geri vermicekler

Soy un turco privilegiado
Mis leyes son anglosajonas
Pero mi mentalidad es de Oriente Medio
Me criaron apolítico, nunca he votado
Solo me preocupan las vacaciones, los viajes y las deudas
La justicia murió mientras yo guardaba silencio y era cómplice de su muerte
Hasta que me tocó a mí
Ahora me da miedo hasta tuitear
Y temo a mi propia policía.

Lo siento, pero la generación sin esperanza de este país es obra tuya
Los infelices y el sonido de las balas son obra tuya
Los desdichados inocentes que se pudren en la cárcel por razones desconocidas
Eres tú, tu obra, este feo panorama es tu obra.

[…] Porque no alzaste la voz, eres culpable
[…] Si una noche te detienen injustamente
No encontrarás ni un periodista que escriba al respecto
Porque todos están DETENIDOS

[…] Has guardado silencio, y te han pasado por encima.
Te han quitado tus derechos, y sencillamente, no te los van a devolver.

El nepotismo también se menciona en la canción como uno de los principales problemas:

Paranız olmalı, ya da birileriyle aranız olmalı
Kodamanlarda numaranız olmalı
Aksaray'da bir adamınız olmalı
Bizim yatımız katımız bi’ de yalımız olmadı
Kumbaramız dolmadı da bununla doğmadım
[…]Yönetenler çağ dışı dinozorlar
Bu ormanda herkese göre rol var
Sustukça sıra sana gelecek
Aydın beyinleri bekliyor karanlık gelecek

(…) Necesitas tener el dinero o conocer a alguien
Los peces gordos deben tener tu número
Tienes que conocer a alguien en el palacio blanco
Nunca tuvimos un yate, un apartamento o una villa
Nuestra hucha nunca estuvo llena, y no nacimos con eso (…)
Los que nos gobiernan son dinosaurios de otra época
En este bosque, todos tienen su papel
Tu turno llegará si te mantienes callado
Un negro futuro espera a las mentes brillantes
Un negro futuro espera a las mentes brillantes

Una de las partes más difundidas del video fue el de la cantante Deniz Tekin, única mujer del video en un grupo compuesto solo de hombres. Esta es su canción:

“Nunca me han matado” es donde termina.

La canción habla abiertamente de la violencia contra la mujer, un problema a menudo menospreciado en el discurso predominante en Turquía:

Ben bilmem hiç kendimi korumak zorunda kalmadım
Bilmem ben bi’ çocuğu düşünmek zorunda olmadım
Hiç evlendirilmedim
Evde dayak görmedim
Kendi evimde kendi odama zorla hapsedilmedim
Sözlerinizi kusmadım
Yurdumdan edilmedim
Nefretinizle yanmadım
Yakılarak can vermedim
Hiç kardeşim olmadı
Hiç abimden korkmadım
Okuldan alınmadım
Ben hiç öldürülmedim

No lo sé, porque nunca he tenido que defenderme
No sé, porque nunca tuve que pensar en un niño
Porque nunca me casaron contra mi voluntad
Porque nunca me han pegado en casa
Porque nunca he estado prisionera en una habitación en mi propia casa
Porque nunca tuve que vomitar tus palabras
Porque nunca perdí un hogar
Porque nunca me quemó tu odio
Porque nunca morí quemada
Porque nunca tuve un hermano
Porque nunca tuve miedo de un hermano mayor
Porque nunca me sacaron de la escuela
Porque nunca me han matado

La potente parte de Deniz sigue con las etiquetas de las innumerables mujeres asesinadas por hombres de su entorno.

La canción Susamam provoca debate nacional

Los creradores de Susamam están intentando generar conciencia sobre temas cruciales muy debatidos en la sociedad turca, pero no siempre presentes en el discurso oficial público ni en los medios. Y parecen haber tenido éxito, ya que muchos ciudadanos y también numerosas celebridades están expresando sus opiniones sobre la canción.

El rapero Fero midió el tiempo dedicado a cada problema y publicó una captura de pantalla:

No es que la canción sea demasiado larga, es que tenemos innumerables problemas.

Algunos internautas describieron la canción como un éxito en términos de expresión cultural:

La mejor “expresión cultural musical basada en la realidad” por mucho…

Otros señalaron que la canción logra condensar años de lucha en menos de 15 minutos:

Durante años, algunas personas se han negado a entender lo que estos 20 raperos han conseguido explicar en 14 minutos.

La canción también fue muy bien acogida por un gran número de artistas turcos. El conocido actor tuco Ahmet Mümtaz Taylan escribió:

Tenemos hijos maravillosos.

Yekta Kopan, famoso escritor y actor, tuiteó:

Como una piedra. ¡Esto romperá muchas ventanas! Nota: Deniz Tekin me ha hecho llorar.

El músico Hayko Cepkin escribió:

#SUSAMAM marcó dos goles, besos a todos, de cualquier parte

Le contestó el destacado periodista Can Dundar:

Por fin la música “habló”.

Pero el 6 de septiembre no fue solo el “día de Susamam”. Otros tres raperos publicaron sus canciones ese día, más o menos a la misma hora. Ezhel, uno de los raperos más famosos de Turquía, sacó Olay [Acontecimiento], canción sobre el fallido golpe militar de 2016, las protestas del parque Gezi y otros sucesos ocurridos en el país, al tiempo que Sayedar y Onder publicaban Komedi ve Dram [Comedia y drama]. Esta última canción incide menos en temas sociales, dicen los raperos, y añaden que la publicación simultánea no estaba prevista con anterioridad.

Sea o no una coincidencia, es indudable que Susaman y Olay ya han dejado huella. En la primera semana de septiembre, la canción Olay ya llevaba más de tres millones de visitas. En una entrevista con Deutsche Welle Turquía, uno de los intérpretes de Susamam dijo que los raperos podrían haber utilizado un lenguaje mucho más soez, o escenas más explícitas, pero decidieron no hacerlo para hacer llegar a todos los turcos los problemas que se tratan en la canción.

Con más de 16 millones de visitas a inicios de septiembre y aún como tendencia, está claro que “no podemos callarnos” está haciendo un ruido ensordecedor y liberando mentes en Turquía.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.