Omaníes protagonizan inusuales protestas para exigir empleos y el fin de la corrupción

Captura de pantalla de un video difundido en Twitter que muestra una de las protestas en Omán. Los manifestantes llevan carteles y corean para pedir empleo y mejores condiciones de vida.

A finales de mayo, grupos de manifestantes se reunieron en varias ciudades de Omán, exigían puestos de trabajo y mejores condiciones de vida, en una rara muestra de disidencia en el país del Golfo. Es la primera para su nuevo gobernante, el sultán Haitham.

En medio de bajo precio del petróleo y la influencia del COVID-19 en las tesorerías del Golfo, la economía de Omán, que depende de los hidrocarburos, sufrió un doble golpe, pues se contrajo un 6.4 % en 2020, según el Fondo Monetario Internacional.

Miles de trabajadores omaníes enfrentaron la pérdida de su empleo o reducciones salariales en virtud de COVID-19, lo que llevó al Ministerio de Trabajo a entablar negociaciones con decenas de empleados en un intento de evitar el daño, pero muchos siguieron sufriendo. El desempleo en Omán ronda el 20 % entre los jóvenes, que son casi la mitad de la población del país, de unos 2.7 millones de personas.

Esto llevó a los manifestantes omaníes, desde Sohar al norte hasta Salalah al sur, a tomar las calles desde el domingo 23 de mayo. Coreaban reivindicaciones como las de las manifestaciones de hace una década, cuando Omán experimentó su propia versión en pequeño de la llamada Primavera Árabe.

Las protestas también tuvieron lugar en ciudades como Ibri, Nizwa, Rustaq y Sur, según las publicaciones en las redes sociales.

Omán: entre inusuales protestas, un joven dice que no quiere destruir nada, solo quiere un trabajo.

Si bien las manifestaciones del domingo 30 y del lunes 31 de mayo contaron con una fuerte presencia de seguridad, y la Policía disparó gases lacrimógenos y detuvo a los manifestantes, las marchas del martes 1 de junio fueron pacíficas. En las redes sociales, las publicaciones mostraban imágenes de policías distribuyendo botellas de agua a los manifestantes que enfrentaban el calor del verano:

Sohar. Esto es Omán.
🔥

Las protestas siguieron en el sultanato durante el viernes 28 de mayo, con ocasionales actos  de algunos manifestantes de vandalismo contra la propiedad pública y detenciones por parte de la Policía.

Las protestas son las primeras del sultán Haitham, que asumió el mando en enero de 2020, tras la muerte de su primo, el sultán Qabus, que asumió a su vez el mando de Omán en 1970. Al momento de su muerte, era el gobernante más longevo de Medio Oriente y del mundo árabe. Con el trono, el sultán Haitham también heredó los retos económicos que han hecho de Omán una de las economías más vulnerables del Golfo. A diferencia de los millones de árabes que salieron a las calles en 2011, los omaníes no piden un cambio político y económico, sino puestos de trabajo y el fin de la corrupción.

Los países más ricos del Golfo intervinieron en 2011 en Omán con generosos paquetes de ayuda para aliviar las condiciones de vida y apaciguar a la población, pero aún no está claro si se prestará ahora un apoyo similar. Por sus opiniones políticas, Mascate está en desacuerdo con sus vecinos, que también están lidiando con sus propios problemas económicos.

En una declaración conjunta en respuesta a la dispersión de la protesta a manos de las fuerzas de seguridad, el Centro del Golfo para los Derechos Humanos y la Asociación Omaní para los Derechos Humanos (OAHR), instó a las autoridades a “respetar la libertad de expresión y de asamblea”, y añadió que las “autoridades intentaron obstaculizar a los medios para que no informaran sobre la manifestación”.

Los dos grupos de derechos humanos dijeron:

The Omani government should immediately end the policy of silencing and restricting public freedoms, including freedom of peaceful protest and freedom of the press. The authorities in Oman must respect public freedoms, including freedom of expression and opinion, on and off the Internet. The security forces must fulfill their duties to protect citizens, not to oppress them, while they peacefully demand their civil and human rights.

El Gobierno omaní debe poner fin de inmediato a la política de silenciamiento y restricción de las libertades públicas, incluidas la libertad de protesta pacífica y de prensa. Las autoridades omaníes deben respetar las libertades públicas, como la libertad de expresión y de opinión, en línea y fuera de línea. Las fuerzas de seguridad deben cumplir con su deber de proteger a los ciudadanos, no de oprimirlos, mientras exigen pacíficamente sus derechos civiles y humanos.

Citando fuentes fiables, los dos grupos dijeron que varios manifestantes fueron detenidos el domingo 23 de mayo, y su paradero sigue siendo desconocido después de que una multitud reunida frente a la Dirección General de Trabajo en Sohar fuera rodeada por fuerzas de seguridad a pie y en auto.

Ver: Acontecimientos en Sohar 2021, momento en que algunos manifestantes fueron arrestados, son trabajadores despedidos y que buscan empleo, y a otros los amenazan a través de mensajes de texto para procesar a quienes filmaron y documentaron estos acontecimientos.

La etiqueta #الحريه_لعبدالعزيز_البلوشي, o Libertad para Abdulaziz AlBalushi, se utilizó mucho en apoyo de un manifestante cuyo discurso se hizo viral.

Justicia para Abdulaziz Al Balushi.
✊🏻
Libertad para Abdulaziz AlBalushi.

Los usuarios de redes sociales informaron que Abdulaziz fue puesto en libertad pocos días después.

Según la declaración conjunta de las organizaciones:

Reliable sources in Oman stated that a strongly worded circular was issued by higher authorities to all media outlets, including daily newspapers, not to address the issue of peaceful assembly in Sohar, Dhofar, Salalah and the rest of the Omani regions, otherwise permits will be withdrawn. The authorities were forced to backtrack on this decision later after many international media reported on these events.

Fuentes confiables de Omán afirmaron que las autoridades superiores enviaron una circular enérgica a todos los medios, incluidos los diarios, para que no abordaran la cuestión de las asambleas pacíficas en Sohar, Dhofar, Salalah y en el resto de las regiones omaníes, de lo contrario, se le retirarían los permisos. Las autoridades se vieron obligadas a dar marcha atrás en esta decisión, después de que muchos medios internacionales informaron sobre estos hechos.

Desde entonces, los informes en las redes sociales han confirmado la liberación de la mayor parte de las personas detenidas.

🔴La última de las protestas en la ciudad omaní de Salalah, en la provincia de Dhofar, llegó a su fin, con la detención de varios participantes a primeras horas del viernes 28 de mayo, y la liberación de la mayoría una hora después. Las autoridades interrogaron a varios manifestantes cerca de la Plaza de las Ceremonias esta tarde, según los testimonios de sus familias.

La respuesta del Estado a las peticiones del pueblo no se hizo esperar. La página web oficial de Omán informó:

Su Majestad, el Sultán –que Dios lo proteja– dio sus generosas directrices a las autoridades competentes para que pusieran en marcha rápidamente la iniciativa de oferta de empleo, con más de 32 000 puestos de trabajo durante este año.

Al día siguiente, la agencia oficial de noticias informó que los Ministerios de Defensa y Trabajo, según las directrices del Sultán, estaban listos para recibir solicitudes de empleo.

Sin embargo, algunos omaníes dudan que los trabajos creados sean suficientes. Al comentar los anuncios de empleo difundidos por el Ejército omaní, un usuario de Twitter escribió:

Al cabo de 12 horas siguientes a la apertura de la inscripción:
¡Solo titulares de diplomas!
¡No más de 25 años!
¡Solo hombres!
(¡Más de 17 000 solicitantes!)
¡Imagina cuál es el número real de solicitantes de empleo!
¡Imagina cuántos serán realmente aceptados!
¿Ya ves la magnitud de la lucha, Ministro de Trabajo?

Otro tuit decía:

También tras el levantamiento de 2011, el Gobierno de Omán absorbió a miles de personas en las Fuerzas Armadas y la Policía.

Los informes revelan que ahora está pasando lo mismo.

Ofrecer puestos de trabajo en las fuerzas de seguridad no es una solución al desempleo. Sohar. Protesta de Sohar. Omán.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.