UNESCO propone que la Gran Barrera de Coral sea patrimonio “en riesgo”

Great Barrier Reef Coral Bleaching

Gran Barrera de Coral blanqueada, año 2020 – Imagen cortesía de AIMS © Instituto Australiano de Ciencias Marinas, 2011 (CC 3.0).

Un informe del Centro del Patrimonio Mundial de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) recomienda la adopción de medidas para proteger el futuro de la Gran Barrera de Coral, el mayor ecosistema de arrecifes del mundo que se extiende frente a la costa de Australia.

El informe “Estado de Conservación de las Propiedades” recomendó la inclusión del arrecife en la lista de “sitios en riesgo”, y que a su vez el Gobierno australiano que “tomara medidas urgentes” por las amenazas del cambio climático para ayudar a preservarlo, “de conformidad con el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático (2015)”. Además del cambio climático, la publicación identificó otras amenazas clave, como el blanqueamiento de los corales, la escorrentía terrestre, el desarrollo costero y la interferencia humana.

La ministra de Ambiente de Australia, Sussan Ley, se quedó “atónita” por esta medida, la que calificó de arbitraria y política. En una llamada a la directora general de la UNESCO, Audrey Azoulay, la ministra declaró que el organismo no gubernamental se desviaba de los procesos normales. Ley argumentó que no hubo constancia de que se realizaran consultas y que a Australia se le estaba tratando injustamente:

I agree that global climate change is the single biggest threat to the world’s reefs but it is wrong, in our view, to single out the best managed reef in the world for an ‘in danger’ listing.

Estoy de acuerdo en que el cambio climático global es la mayor amenaza para los arrecifes mundiales, pero en nuestra opinión, es un error que el arrecife mejor administrado del mundo figure en la lista como [sitio del patrimonio mundial] “en riesgo”.

La ministra de Ambiente defendió la gestión del arrecife por parte de su Gobierno, y lo calificó de “estándar dorado“.

También ha declarado que su Gobierno se vio “sorprendido” por un “retroceso”, y afirmó que se le había asegurado que no habría una recomendación así antes de que el pleno del comité se reuniera en julio.

La doctora Fanny Douvere del Centro del Patrimonio Mundial ha desestimado estos cometidos, y afirmó:

There is no doubt, based on the scientific information, that the Great Barrier Reef is in danger and it is important that the international community is aware of that. There is no process or procedure that requires us to share the content [of reports].

En base a la información científica, no hay duda de que la Gran Barrera de Coral está en riesgo y es importante que la comunidad internacional lo sepa. No existe ningún proceso o procedimiento que nos obligue a difundir el contenido [de los informes].

También rechazó las sugerencias en cuanto a que el Gobierno chino haya presionado políticamente como parte de su actual disputa diplomática con Australia.

Sobre este tema, ha habido una considerable especulación en los principales medios de que el gigante asiático es el responsable de una supuesta intromisión política en el informe. Los medios de Rupert Murdoch parecían estar a favor de culpar del comunicado a los chinos:

“Emboscada” dirigida por China sobre la salud del arrecife.
—————-
Australia se ha visto sorprendida por la presión de un comité de Naciones Unidas presidido por China para declarar “en peligro” la Gran Barrera de Coral.

La consultora ambiental Imogen Zethoven presentó una visión muy diferente en la plataforma en línea Pearls and Irritations:

The Government deliberately fuelled a conspiracy theory that China must have been involved in the UNESCO report. It is alleged that the Prime Minister’s Office backgrounded journalists along these lines for the first 24 hours of the release.

El Gobierno alimentó deliberadamente la teoría de una conspiración, en la que China debe haber estado involucrada en el informe de la UNESCO. Se aduce que la oficina del primer ministro puso en antecedentes a los periodistas sobre los hechos durante las primeras 24 horas tras la publicación.

La caricaturista independiente, Fiona Katauskas, descartó la teoría de la conspiración de China:

Es extraño que el Gobierno culpe a China por posiblemente haber clasificado la Gran Barrera de Coral como amenazada, y no el hecho de que el arrecife esté en vía de extinción, como ya sabemos.

Muchos australianos se quedaron estupefactos ante la reacción de Sussan Ley. Algunos recurrieron a las redes sociales para expresar sus críticas:

Me sorprende que el Gobierno esté sorprendido por la inclusión de la Gran Barrera de Coral como “en riesgo”. La UNESCO lleva años y años advirtiendo de este problema. Puedes asumirlo tanto como quieras, pero el cambio climático lo está matando, y en Australia no estamos haciendo nada al respecto.

Te quedaste corta, Sussan Ley: estamos de acuerdo con que el cambio climático está destruyendo la Gran Barrera de Coral, pero no haremos nada al respecto.

El científico climático estadounidense Peter Gleick expresó un punto de vista similar:

Política con Michelle Grattan: Sussan Ley y Terri Butler sobre la Gran Barrera de Coral “en peligro”.
—————-
El Gobierno australiano parece estar más molesto porque Naciones Unidas recomendó que la Gran Barrera de Coral sea clasificada como “en riesgo” que porque esté realmente en peligro.

The Guardian ha diseñado un cronograma que detalla las “décadas de daños” que ha sufrido el arrecife. El incidente más reciente en 2020 fue el tercer suceso de blanqueamiento masivo en cinco años.

First Dog on the Moon, caricaturista de The Guardian, se burló del Gobierno australiano y de su reticencia a reconocer plenamente la amenaza del arrecife.

¡Le disparamos a las nubes para salvar el arrecife! ¿Qué más podemos hacer?
¿Quién se cree la Unesco que es? ¡Incluir a la Gran Barrera de Coral como “en riesgo’!
——————
Buen perro. ¿Quiénes se creen en la UNESCO que son? ¡Incluir la Gran Barrera de Coral como “en riesgo”! ¡Después de todo lo que hemos hecho por el arrecife!

El dibujante continúa burlándose de la respuesta del Gobierno australiano y su aparente sensibilidad:

Everybody is upset about the reef and “climate change” but nobody cares that the government’s feeling have been hurt. I mean who is the real victim here?!

Todos están molestos por el arrecife y el “cambio climático”, pero a nadie le importa que se hayan herido los sentimientos del Gobierno. A ver, ¡¿aquí quién es la verdadera víctima?!

La polémica ha aumentado las divisiones dentro del Gobierno sobre la política climática. El primer ministro, Scott Morrison, aún tiene que comprometer a Australia a cero emisiones netas de carbón para el 2050, a pesar de la presión internacional. El mismo día en que se publicó el informe, un socio minoritario de coalición, el Partido Nacional, eligió un nuevo líder, Barnaby Joyce, como primer viceministro en el cargo. Joyce es un fuerte opositor de fijar el objetivo de 2050.

Australia es uno de los 21 miembros del Comité del Patrimonio Mundial, e indudablemente, impugnará la clasificación “en riesgo” en la reunión de la UNESCO en julio.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.