¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Defendiendo la libertad de expresión en línea y los derechos ambientales en Bulgaria: Segunda parte

En la Primera parte de este artículo, resalté recientes amenazas al ambiente en Bulgaria y el vibrante movimiento de protesta coordinado desde la red que se desarrolló en respuesta. En este artículo hablo con Milena Bokova, directora ejecutiva de BlueLink Information Network, quien habla de la intimidación hacia su colega, el blogger Michel Bozgounov, las amenazas a la libertad de expresión en línea en su país y la Campaña Red Libre en BlueLink:

Sami: ¿Por qué la Dirección General de Combate contra el Crimen Organizado fichó a Michel Bozgounov por bloquear acerca del problema de Strandzha aún cuando otros bloggers búlgaros estaban haciendo lo mismo? Y ¿puedes explicar por qué ésto ha sido tratado como “Crimen Organizado”?

Milena: Esto es un gran misterio. Hasta ahora las autoridades de la policía búlgara no han dado información relevante acerca de éstas interrogantes. Sólo podemos hacer suposiciones. Una de las razones podría ser el hecho que Michel es un ciudadano promedio sin ninguna protección política o financiera. La otra podría ser el hecho que él es un empleado de BlueLink –una red que da una opinión alternativa y en algunos casos contradice la versión gubernamental (como por ejemplo el sitio de campaña BeleNE contra la construcción de un segundo NPP en Bulgaria). Podría ser un intento para apabullar nuestra voz. O podría ser una selección aleatoria, no sabemos realmente.

Sami: ¿Esta investigación contra tu colega Michel Bozgounov marca un precedente negativo para los políticos, al controlar acerca de lo que se puede y no se puede bloguear?

Milena: Definitivamente sí. El problema es que esto los refleja negativamente. El caso se hace realmente notorio en Bulgaria por lo absurdo. La policía no tiene ningún derecho a decirle a la gente acerca de lo que pueden y no pueden bloguear. Es una violación a la Constitución Búlgara que garantiza la libertad de expresión.

Sami: ¿Cuál fue el rol general de Internet y en particular de la blogósfera al organizar las multitudes instantáneas y las protestas ambientales que a algunos incluso describen como “la más grande desde las protestas contra el gobierno Socialista en 1997″?

Milena: La principal herramienta para organizar las multitudes instantáneas fue a través de listas de correos (muchas de los cuales BlueLink mantiene y provee a los usuarios para comunicarse entre ellos). Los organizadores utilizaron estas herramientas como una forma rápida y directa para llegar a la gente en sus direcciones privadas de e-mail. También usaron mensajes de texto a través de operadoras móviles. La mayoría de los mensajes para las concentraciones fueron difundidos hasta una o dos horas antes del evento, para poder garantizar que las autoridades no tuvieran suficiente tiempo para impedirlo. De hecho, en la blogósfera se cubrió el evento de las concentraciones después que sucedieron y no antes. Hubo un sitio especialmente creado para publicar información acerca de las próximas concentraciones (http://savestrandja.ludost.net/). La información usualmente se publicaba cerca de 2 ó 3 horas antes de la multitud instantánea.

Yo no diría que estas protestas ambientales son las más grandes desde aquellas contra el gobierno Socialista en 1997 –es bastante exagerado, ya que la protesta más grande reunió a no más de 2.000 personas y no fue una multitud instantánea, si no una previamente anunciada en la municipalidad. Pero ésto no es lo más importante. Lo más importante es que un pequeño grupo de personas logró tan notorio impacto en los medios, el gobierno y toda la población en Bulgaria.

Sami: ¿Cree que el Parque Natural Monte Strandzha está ahora a salvo y que la comunidad búlgara en internet ha logrado su meta al proteger el parque?

Milena: Me temo que está solo temporalmente a salvo. Desafortunadamente el Parlamento tomó una decisión al cambiar la ley de las áreas protegidas de una forma que muchos juristas definen como judicialmente inconsistente y podría ser atacada en la corte. Los juristas también dicen que otros parques búlgaros tampoco están protegidos. Pero ese no es el problema principal aquí. Muchas de las leyes en Bulgaria son positivas y sólidas y prevén medidas para la protección de la naturaleza. El problema es la implementación de las leyes. Aquí es donde entra la corrupción de las autoridades, están los llamados negocios ‘grises’ utilizados para evadir la ley y beneficiarse de ella sin ser castigados.

Sami: Desde una red electrónica ambiental, creada y dirigida por ambientalistas, hemos sido testigos, con el lanzamiento de la Campaña Red Libre, como la red BlueLink se ha visto envuelta en la defensa de la libertad de expresión en línea. ¿Cuál es la razón del cambio y cuáles son sus planes futuros con respecto a este tema?

Milena: En realidad, no es un cambio. BlueLink, aparte de ser una red ambiental, trabaja en el campo de las políticas de información y comunicación desde su nacimiento. Somos parte del movimiento internacional que contribuye con el proceso WSIS y recientemente con el Foro de Gobierno en Internet. Incluso creamos un portal especial ‘política de monitoreo búlgara ICT‘. El tema de la libertad de expresión en internet es algo en lo que hemos estado trabajando para establecerlo en Bulgaria desde 1998. BlueLink es miembro de la Asociación de la Comunicación Progresiva (apc.org), por cuya red podemos conectarnos con gente afín de todas partes del mundo.

Sami: ¿La blogósfera búlgara y el movimiento ambiental iniciado en la web recibió apoyo de alguna otra comunidad o blogósfera europea? ¿La diseminación de la información acerca de Strandzha a través de sitios para compartir videos y fotos, como Youtube y Flickr, ayudaron a atraer la atención de los medios y/o de medios ciudadanos fuera del país?

Milena: La Unión Europea y las comunidades blogueras del mundo comenzaron a apoyarnos justo luego que BlueLink comenzó la Campaña Red Libre. No tengo información de algún apoyo antes de eso. La diseminación de la información acerca de Strandzha y de otros casos ambientales en Bulgaria a través de sitios para compartir videos y fotos ayudó mucho a atraer la atención de los medios masivos búlgaros. Hasta ahora no tenemos información de medios extranjeros interesados en el tema.

Escrito por Sami Ben Gharbia.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.