Uzbekistán: La Unión Europea se porta bien con el régimen de Karimov

Los acontecimientos de Andiján de mayo del 2005, cuando se reportó que varios cientos de civiles que protestaban fueron muertos a tiros por las tropas del gobierno uzbeko, hicieron que el mundo entero temblara. Los resultados demoraron en llegar. Estados Unidos hizo varias declaraciones sobre severas violaciones de derechos humanos en Uzbekistán, por las cuales luego se les pidió que dejaran la base aérea Karshi-Khanabad, y la Unión Europea impuso varias sanciones, incluidas prohibiciones de visas a funcionarios uzbekos de alto rango. Hoy sin embargo, transcurridos tres años, tanto Estados Unidos como la Unión Europea parecen haberse olvidado de Andiján.

Como lo informó Reuters, “una declaración emitida por los embajadores de la Unión Europea el 22 de abril… decía que la Unión Europea quedó seriamente preocupada acerca de la situación de los derechos en Uzbekistán. Sin embargo, acogió el progreso, que incluía la abolición de la pena de muerte y la liberación de algunos activistas en derechos humanos”. Por lo tanto, “el Consejo de la Unión Europea decidió que las restricciones de visa individuales no se aplicarían por un periodo adicional de seis meses”.

Escribiendo en The Guardian, Abdujalil Boymatov, un activista uzbeko en derechos humanos, a quien recientemente se le concedió la condición de refugiado en Irlanda, señala que “Uzbekistán es ahora un lugar aún más represivo de lo que fue en la era soviética…” y exhorta a la Unión Europea para que suavice las sanciones impuestas sobre Uzbekistán tras los acontecimientos de Andiján.

El artículo atrajo inmediatamente la atención de muchos lectores que dejaron comentarios muy interesantes. Logos00 coincide con el señor Boymatov y dice:

…Uzbekistán es un deslumbrante testamento de la hipocresía de la guerra al terror. Solamente creeremos que nuestros líderes [occidentales] tienen un compromiso con las politicas humanitarias internacionales cuando los escuchemos hablar claro y actuar contra todos los regímenes que violen ideales humanitarios y no solamente los que van de acuerdo con sus propios intereses estratégicos.

Nick en neweurasia comenta la declaración del señor Boymatov señalando que su “prontuario en el régimen de Taskent arroja una lectura cruda: acoso y tortura de activistas y de políticos de oposición, internamiento de periodistas en hospitales siqiuátricos, la masacre de Andiján y toda clase de otros disgustos… [lo que es] muy conocido para los uzbekos y otros que siguen a Uzbekistán desde lejos. Nick pregunta:

Las sanciones tienen un registro mixto en las relaciones internacionales. Teniendo en cuenta la situación económica actual en Uzbekistan – ni menos las privaciones causadas por pobre infraestructura durante el reciente invierno – ¿las sanciones guiarán a la caída del régimen o simplemente exagerarán la miseria de la población?

En otro post, Nick expuso que el Reino Unido respalda la decisión de la Unión Europea de suspender las prohibiciones de visas a funcionarios de alto rango del gobierno uzbeko, citando una declaración ministerial (vía TheyWorkForYou.com) escrita el 25 de abril por Jim Murphy, miembro del Parlamento, Ministro de Estado, Oficina Extranjera y de Mancomunidad, que dice:

“Se espera que el Consejo considere si ha habido suficiente progreso en temas de derechos humanos en Uzbekistán en los últimos seis meses para justificar que continúe la suspensión a la prohibición de visas de la Unión Europea. El gobierno reconoce el progreso positivo hecho por Uzbekistán en los últimos seis meses y recibe de buen grado su compromiso a seguir una segunda ronda del Diálogo de Derechos Humanos entre la Unión Europea y Uzbekistán en mayo o junio de este año. A la luz de esto, y con la finalidad de alentar mayor progreso positivo desde Uzbekistán, es probable que el gobierno se una en consenso para seguir adelante con la suspensión”.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.