¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Afganistán: Advertencias para el futuro

Si hay un tema que destaca en la blogosfera afgana últimamente, son las advertencias para el futuro.

Sanjar arranca el debate destacando la lenta degradación de las relaciones entre Afganistan y Occidente:

No hay duda de que hay numerosos extranjeros que merecen permanecer en Afganistán, en el sentido en que son profesionales, culturalmente sensibles/receptivos y sobre todo porque respetan a los afganos; pero un solo occidental malicioso *sólo uno* es suficiente para volvernos cínicos y cuestionar su presencia de una forma categórica. Es responsabilidad del resto de buenos occidentales criticar la conducta del individuo o grupo malicioso y no darles la razon sólo porque son occidentales. Como miembros de un grupo es nuestra tarea tomar responsabilidad de las acciones de nuestros compañeros. Esta noción de responsabilidad compartida forma la base de cualquier crítica constructiva que se quiera hacer desde dentro del grupo.

Lo que le da especial rabia es la arrogancia occidental de los que escriben sobre Afganistán desde la llamada “Burbuja de Kabul”, desde la cual los occidentales raramente interactúan con la población local. Esto forma un claro subcontexto para sus opiniones sobre cómo los derecho de las mujeres han evolucionado a lo largo de las últimas tres décadas:

Las mujeres afganas no fueron de repente sumidas en una brutal falta de libertades cuando los Talibanes se hicieron con el poder en 1996. Tampoco han sido siempre objeto de normas represivas. En un documental que es a la vez intimista y decididamente apolítico, Meena Nanji ofrece una visión de los ultimos 30 años de la historia de Afganistán a través de la vida de tres mujeres…

Mediante entrevistas, narración y material escrito y de archivo, Nanji argumenta convincentemente que la pérdida de los derechos de las mujeress en Afganistán no es una historia que gire solamente alrededor de los Talibanes. Es la historia mucho mas grande y larga de una nación que ha sufrido un estado de guerra casi constante y desplazamientos masivos durante varias décadas.

En un texto similar, The Rumi—que recientemente escribió sobre la Primera Dama Laura Bush y su promoción de las escuelas femeninas—ve un problema avecinarse en el norte del pais:

Miles de familias han sido obligadas a abandonar sus hogares a causa de la escasez de comida y agua en Balkh, provincia del norte de Afganistan. Las familias acabaron en un desierto en el distrito de Sholgara, donde empezaron a acampar a ambos lados de un minúsculo río.

Balkh, una region agrícola, no recibió suficiente lluvia y nieve este año. Los granjeros locales perdieron sus campos y les dejaron sin agua ni comida durante todo el verano. La escasez de agua y comida ha obligado a algunas familias a comer hierba.

La sequía no es el único problema al que se enfrenta el norte de Afganistán: Tim Foxely reflexiona sobre las últimas noticias de que Alemania va a enviar 1,000 tropas más al país:

Imparcialmente, puede suponer la posibilidad de involucrarse en operaciones de combate en otras partes de Afganistán en un futuro, pero no parece una afirmación particularmente fuerte. El actual mandato del parlamento alemán de no enviar mas de 3,500 soldados expira en octubre. Curiosamente, parece que al mismo tiempo, el límite de tropas alemanas para su mandato de la Operacion Libertad Duradera se ha reducido de 1,400 a 800. Hablando exclusivamente en términos de cantidad de tropas, un cínico podria pensar que las cosas no han cambiado mucho…

Con un tono mucho mas optimista: Nasim Fekrat ha presentado su segundo taller de blogging en Bamyanhosted. Escribe:

Tras algunas discusiones teóricas, dedicamos el resto del segundo día a asuntos políticos. Segun los directores, el objetivo principal de estos talleres es abrir este nuevo fenómeno al público para asegurarnos de que todo el mundo practica el derecho a la libertad de expresión sin ninguna censura. Ya que las presiones del Ministerio de Información y Cultura han provocado mas censura a los e-media y los canales privados de television, los weblog pueden ser la mejor opción para experimentar la libertad de expresión asi como para institucionalizar este principio en la sociedad afgana.

Junto al regreso de Alex Strick van Linschoten—fresco tras sus viajes a Beirut y Mogadiscio— esta es una buena señal para el futuro de Voices Online en Afganistan.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.