¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Palestina: Bloggers de Gaza recuerdan la guerra

Ha pasado un año desde que Israel lanzara su ofensiva de 22 días de duración en la Franja de Gaza. En este post, los bloggers de Gaza recuerdan la guerra.

Lina Al Sharif, que bloguea en 360 km2 of Chaos, escribe:

No lo esperábamos. Sábado 27 de diciembre, Israel atacó varias estaciones de policía y murieron más de 225 personas y miles quedaron heridas. La hora fue muy significativa, pues los ataques sucedieron a las 11:25-11:35 am. A esa hora, la gente de Gaza estaría en el trabajo, el colegio y las universidades. Cuando comenzaron los ataques, pensamos que eran solamente los sonidos normales de estallidos que nos dejarían molestos e indignados durante un par de minutos y que después la vida seguiría como si nada hubiera pasado. Recuerdo que ese día no teníamos electricidad en la casa. [En noviembre, Israel hizo el asedio más severo y lo más básico era escaso, por encima de todo, la electricidad.] Corrí a ver la ventana de mi cuarto, y entonces supe que no era ruido, eran bombas con humo. La segunda hipótesis que me vino a la mente después de ver el humo fue “ataques normales”, los F16s y los helicópteros hacen su trabajo sucio y se van. Pero me volví a equivocar; la noticia que venía por la radio era impactante. Varias estaciones de policía fueron atacadas todas a la vez, no estaban vacías.

Segundos después que los bombardeos se calmaran, el pánico se apoderó de las calles, la gente corría completamente impactada. La red de celulares casi colapsó, pues todos estaban tratando de llamar a su familia y amigos que podrían haber estado cerca de los lugares. Mi mamá se apuró en llamar a mi papá pues estaba en el trabajo, y a mi otro hermano. Empecé a asimilar lo que había pasado cuando vi la filmación de esa estación de policía; cómo estaban esparcidos los hombres muertos y heridos. La gente lloraba, gritaba y rezaba. Recuerdo que mi amigo me llamó tarde ese día diciendo:”la próxima semana tenemos exámenes finales, pero no tengo ganas de estudiar hoy”. Le respondí: ”¡igual yo!”

Esto es parte de la filmación que hizo Lina con su celular a las 11:33am ese día:

Abu el Sharif escribe en Shajar El ba6a6a:

La guerra en Gaza…Plomo Fundido… […] No hay vencedores en ninguna guerra… pero tal vez un lado sufre menos pérdidas que el otro… […] Los recuerdos siguen presentes como si fueran de hoy (¿ven la coincidencia de que hoy sea 27 de diciembre?). Estoy tratando de encontrar cosas que me hagan reír a pesar de todo lo que ha pasado…

Abu el Sharif da un ejemplo:

El primer día, cuando ocurrió el primer ataque, estaba en el camino al trabajo… Una cantidad de cohetes caía aquí y allá mientras yo estaba a medio camino en la pista… A mi derecha estaba el Consejo Legislativo, y a mi izquierda el complejo de seguridad conocido como Saraya [Serail] (ambos fueron bombardeados en la guerra, pero no ese día… Esa no es la historia… Ese día todos estaban tensos y nadie sabía qué pensar… Pero no al extremo de un hombre que corría por la calle con las manos al aire, como en los dibujos animados, gritando tan fuerte como podía, “Vamos a morir… ¡ataques al azar!”

Samaher Al Khazandar escribe en su blog Tales:

En el aniversario del Sábado Negro, rodeado de días negros antes y después.

En el aniversario de días y noches cuya negrura todavía rodea nuestros recuerdos, pero que nunca cubrirán las verdad en nuestros corazones.

Hayat El Alam recuerda haber regresado a casa el primer día de la guerra:

Recuerdo bien cuando regresé al cielo [el hogar familiar] para descubrir que la ventana de mi cuarto se había roto y que había fragmentos de vidrio regados por todas las sábanas sobre mi escritorio, que estaba debajo. Y un árbol de jazmín enredado en las barras de hierro de la ventana finalmente tuvo su oportunidad de invadir mi cuarto…

El hogar de la familia fue destruido durante la guerra:

Después de algunos meses, en mayo para ser específico, regresé. […] Encontré que esa rosa damasco blanca estaba creciendo otra vez entre las piedras, anunciando que permanecía, porque una niña que florecía alguna vez derramó lágrimas calientes sobre ella… El árbol de jazmín, al que las barras de hierro en la ventana habían impedido que entrara a mi pequeño mundo dentro del pequeño imperio en mi cuarto –había vuelto a surgir para anunciar su presencia, su lealtad a su princesa que la había abandonado y había abandonado a esas silenciosas piedras durante meses…

En su blog Notes of the Night, en un post titulado “Lorca, que me acompañó durante la guerra”, Kawther Abu Hani escribe:

Estoy ahora en una de las aceras de Gaza; exactamente desde este punto la ambulancia de la Media Luna Roja vino y nos rescató. Los aviones de guerra atacaban el área. No les habíamos creído a los panfletos que nos habían tirado desde el aire. Buscamos cualquier común y simple salvador. No creímos en los panfletos que no ordenaban evacuar el área, pero [los aviones de guerra israelíes] nos dispararon. Del cielo llovían balas, y el mar frente a nuestras casas se había convertido en el fuego del infierno en el Día del Juicio Final… La gente de la zona se reunió en la rotonda de Abraaj, y los autos y ambulancias empezaron a rescatarnos. Estaba asustada, aterrada – pero no por la explosión que retumbaba cerca de mí, sino por mi libro al que había visto recitar poesía … Lorca, Lorca, Lorca… ¿Quién es el soldado cuya mirada me mató entonces? ¿Fue un beso, una rosa, una mirada haciendo el trabajo de un revólver?

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.