¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Camboya: Revisión de la ley anticorrupción

Mientras hay una señal de que la ley anti-corrupción probablemente sea aprobada este mes de Abril, seguido a la esperada aprobación del proyecto por el Consejo de Ministros el pasado Diciembre de 2009, el tema anti-corrupción ganó impulso de discusión en la blogósfera instando a predicar con el ejemplo de la lucha contra la corrupción.

Recientemente, el Primer Ministro Hun Sen, en su discurso en una conferencia sobre la reforma militar, advirtió sobre las sanciones severas para los soldados y mandos militares implicados en la corrupción. Reportado en el Phnom Penh Post, el Primer Ministro identificó los nombres de varios funcionarios a ser encontrados culpables de actividades ilegales que van desde la tala, la apropiación de tierras, el contrabando y la pesca ilegal. Con su reconocimiento, el Primer Ministro denunció con firmeza:

“Es hora de detener toda actividad que involucre negociaciones ilegales o el apoyo a empresas ilegales. No [me] importa cuántas estrellas o lunas tengan -los voy a despedir y nadie va a mantener a los comandantes corruptos en sus asientos […] Yo declaro mi orden absoluta [para detener los negocios ilegales] -de lo contrario la reforma militar no avanzará”, dijo Hun Sen.

Este informe se distribuyó entre bloggers como Morn Vutha, the Cambodia Tonight y the Son of Khmer Empire quienes regularmente plantean casos de corrupción y actualizaciones sobre la campaña anti-corrupción.

En posts anteriores de su blog, Vutha ha planteado muchas cuestiones pertinentes a la corrupción en diversos sectores como la educación y la policía de tráfico. También trajo el actual debate de la ley anti-corrupción que no sólo exige la divulgación de los activos de los funcionarios del Gobierno, sino también de los trabajadores de las ONGs:

“¿Por qué la ley anti-corrupción exige que los trabajadores de las ONGs declaren sus bienes?”, preguntó Vutha.

La explicación del portavoz del Consejo de Ministros, quien argumentó que la disposición se aplica a los trabajadores de las ONGs debido a que actúan como funcionarios públicos, no ha convencido a Vutha, quien insistió en que estos dos organismos tienen diferentes poderes y responsabilidades:

“Aunque el personal de las ONGs sirve al público, no puede ser clasificado en el mismo nivel con funcionarios del Gobierno, porque los trabajadores de las ONG no tienen poder ni autoridad. Ellos están trabajando para ayudar a las personas pobres y vulnerables que viven bajo la explotación de los ricos y poderosos. Por cierto, los funcionarios gubernamentales reciben su pago del Gobierno, el cual tiene una gran responsabilidad con la gente, porque los sueldos de todos los funcionarios son el dinero recaudado de las personas a través de los impuestos. Además, los trabajadores de las ONGs tampoco tienen ningún poder para controlar o administrar el presupuesto nacional o de hacer política”.

Vutha señaló además que las ONGs ya tienen su ente de auditoría externa en sus contribuyentes:

“Los salarios de los trabajadores de ONGs son financiados por los donadores de caridad, así que todos los presupuestos financieros han sido auditados o controlados por los contribuyentes cuidadosamente. Si los contribuyentes encuentran irregularidades o corrupción en las organizaciones, realmente determinan o retiran sus fondos. Por lo tanto, los sueldos del personal de las ONGs no están relacionados con el presupuesto del Gobierno. ¿Por qué el Gobierno exige a los trabajadores de las ONGs que declaren sus bienes?”

Asimismo, en el post sobre “Lucha contra la corrupción, no contra el Gobierno” por the Son of Khmer Empire, se expresó apoyo a la defensa anti-corrupción, y se pidió que el tema del esfuerzo anti-corrupción no debe confundirse con una campaña de lucha contra el gobierno. Curiosamente, este blogger señaló cuatro factores que conducen a la propagación de la corrupción:

“(1) una débil voluntad política de los funcionarios del Gobierno en la erradicación de la corrupción, (2) un liderazgo débil e incompetente del Gobierno en la aplicación del buen gobierno, (3) la débil aplicación de la ley, y (4) los bajos salarios”.

Al no poder acceder al borrador de la ley anti-corrupción, Son of Khmer Empire sugiere algunas lecciones aprendidas de Singapur al elevar el papel de los órganos legislativos y ejecutivos en la lucha contra la corrupción, así como la participación del público en la reducción de incidentes de corrupción.

Además, un atrapante artículo de Pou Sovachana: La corrupción detrás de la economía negra en Camboya, también publicado en Cambodia Daily (02 de Febrero de 2010) y ampliamente distribuido entre las redes vía e-mail, explica muchos elementos de la vieja discusión, y también una solución muy extensa haciendo hincapié en el papel de la educación cualificada, la libertad de expresión y la aplicación efectiva de la ley. De su experiencia como profesor vonluntario, destaca que la educación es la medicina al ciclo de pobreza y corrupción:

“Las escuelas, servicios de bomberos, hospitales, la policía, el ejército, los funcionarios del Gobierno, los reporteros de prensa, el poder judicial, todos comenzaron a exigir sobornos a cambio de sus servicios ‘supuestamente gratuitos’. Se puede argumentar que la pobreza es la causa de la corrupción, mientras que otros dicen que la corrupción es la raíz de la pobreza. Sin embargo, una cosa es cierta y es que la falta de educación es la principal causa de la pobreza. Y la educación de calidad para TODOS y el desarrollo de la sabiduría (la ley del karma) han sido diagnosticados como la mejor medicina para romper el ciclo de la pobreza y la corrupción”.

Añade que la tolerancia cero a través de aplicación de la ley anti-corrupción es necesaria:

“Para volverse independiente de la ayuda y que el país avance en la esperanza de derrotar a la economía negra hacia una sociedad abierta de igualdad, justicia, libertad, dignidad y progreso, todo tipo de corrupción debe ser detenida y debe eliminarse mediante la adopción, ejecución e implementación de la ley anti-corrupción tan pronto como sea posible y al máximo con la tolerancia cero desde los puestos más altos a los más bajos”.

Por último, insistió en que el cambio sólo puede tener lugar cuando “la gente logre ser más educada y aprende a expresar su opinión sin temor a la opresión. Cuando el poder del amor (metta) vence al amor al poder, entonces el desarrollo real crecerá y perdurará”.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.