¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Francia: En Cannes “Fuera de la ley” aborda tabú, crea controversia

El 21 de mayo, la película “Hors La Loi” (“Fuera de la ley“) dirigida por el laureado director Rachid Bouchareb de “Indigènes” (“Días de Gloria“) redondeó la competencia oficial en el Festival Internacional de Cine de Cannes. Mientras tanto, lejos del Palais des Festivals, en medio de una gran presencia policial, cerca de 1,500 manifestantes -compuestos de veteranos franceses de la guerra de independencia de Argelia, representantes de grupos de Harkis y de Pieds-Noirs, algunos parlamentarios de la Unión por el Movimiento Popular (partido de gobierno),  el alcalde de Cannes y unos cuantos simpatizantes del Partido Frente Nacional (de derecha)- marcharon en protesta en contra de lo que sintieron mancillaba las acciones francesas y del ejército francés en Argelia hace cincuenta años.

Argelia obtuvo su independencia de Francia en 1962, tras un conflicto que duró seis años lleno de sangre, que derrocó al régimen local francés y dejó a ambos países con heridas profundas, no cicatrizadas. 50 años después de los acontecimientos y a pesar de muchos esfuerzos de los historiadores, el tema sigue siendo tabú en la sociedad y la política francesas.

El blog Impôts utiles expresó los sentimientos de los simpatizantes de derecha, de los cuales la mayoría se ha negado a ver la película (fr):

Último escándalo, la película de Rachid Bouchareb, Hors la loi, que cuenta de manera parcial una parte de la historia de Argelia.
Esta película fue co-financiada por Francia (con los impuestos de los franceses), por Argelia y Túnez.

Lejos de propósitos políticos, algunos reseñas son entusiastas. Por ejemplo, Bouillon de culture de Marruecos, escribe (fr):

Rachid Bouchareb logra acá, sin complacencia ni otras adulaciones, una obra mayor de excelente hechura, sobre todo en el nivel de la puesta en escena.

Desde Francia, Sandra. M de In the mood for cinema, escribe (fr):

Una puesta en escena amplia, lírica, inspirada, con el ritmo de un cinéfilo del que sentimos las múltiples y prestigiosas influencias (del “Padrino” de Coppola al cine de Scorsese pasando por el de Melville). Los actores, una vez más, destacados. Los cuestionamientos y un tema apasionantes y que sobrepasan el cuadro de la guerra de Argelia. Para mí, una de las mejores películas de esta edición de 2010.

Desde Quebec, Le Blogue des arts du soleil llama a la controversia una “tormenta en un vaso de agua” sobre una película presentada para muchos como el Érase una vez en América (fr) argelino:

Con su trama que logra encontrar su camino, sus incesantes cambios de tiempo, sus personajes que te dejan de piedra, Hors-la-loi está a años luz de la obra maestra de Leone.

¿Será que “Hors la Loi”, que se estrena el 22 de setiembre, ayudará a Francia a enfrentar su historia en una atmósfera tranquila?
Laterna magica es optimista (fr):

(…) En 2010, no hay razones para que franceses y argelinos no se lleven bien. En la película, Bouchareb no busca poner a unos contra otros. Toma partido de los que contribuyeron a la independencia de Argelia, representado objetivamente sus acciones, mostrando cómo se organizaba el FLN  (nota del editor: FLN es el Frente de Liberación Nacional, un partido político en Argelia) según una lógica terrorista antes que democrática, pero no juzga a nadie, ni el comportamiento de la policía francesa. Ciertamente Bouchareb eligió su campo, ciertamente Francia es el enemigo en la película y como tal está representada, pero Hors la loi no engaña, no parece arreglarse con los hechos históricos establecidos, tampoco sataniza a nadie.

Le quotidien qui mark bromea acerca de cómo Francia está “fuera de tiempo” (anticuada), y señala un Francia eterna que falla (fr):

Que «Hors-la-loi», la película de Rachid Bouchareb que ha suscitado muchas polémicas tanto sobre las masacres de Sétif como sobre el rol del FLN, no haya sido consagrada por el palmarès del Festival de Cannes no debería sorprender mucho a los cinéfilos. En cambio, el ruido que ha hecho sobre la Croisette y otros lados ilustra, como las leyes de la memoria, la incomodidad que Francia mantiene con su historia. Una paradoja para un país que legítimamente puede jactarse de estar en el firmamento de esta disciplina después de casi un siglo, pero que es incapaz de mirar hacia adelante sin encenderse. El problema es que los franceses se refieren a Michelet cuando hablan de ellos mismos. En consecuencia, se ven como les gustaría ser e ignoran que el pasado a menudo los muestra muy diferentes.

Avances de la película se pueden ver acá. Y para una visión de caricaturista de la historia común franco-argelina, vayan al blog de Large.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.