¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Canadá: La ‘desaparición’ de mujeres nativas

Mujeres canadienses en la XIX Marcha Anual Conmemorativa por las Mujeres Desaparecidas en febrero de 2010

Mientras el 30 de agosto se llevaba a cabo el Día Internacional de los Desaparecidos, noticias provenientes de Canadá acerca de la desaparición de casi 600 mujeres nativas en las últimas tres décadas se han difundido por toda la blogósfera canadiense. Los activistas de derechos humanos alegan que el gobierno canadiense no ha hecho lo suficiente para investigar las despariciones. Se piensa que la mayoría de las mujeres han sido asesinadas. También se sospecha que algunas pueden haber sido víctimas de ejecuciones extrajudiciales.

¿Un sistema racista?

La blogger estadounidense Kera Lovell quedó sorprendida de enterarse del alto índice de Canadá de mujeres nativas desaparecidas:

A todos nos gusta Canadá, ¿no? Y nadie puede dar detalles específicos de Canadá además de: ahí se realizaron dos Olimpiadas, en Quebec hablan francés, y que se le conoce por los vinos de hielo, el hockey sobre hielo y el almíbar. Y que Michael Moore es de allá.

Pero, ¿qué hay de sus problemas? Lo más seguro es que Canadá enfrente similares problemas de raza, clase, género, etc, pero nunca se escucha nada de Canadá, así que ahí todo debe fantástico. ¿Cierto?

Hace poco supe por este artículo de Rabble publicado en Racialicious que Canadá tiene un alto índice de mujeres nativas desaparecidas y asesinadas, con un total de cerca de 600 mujeres en los últimos 25 años, y la mitad desde el año 2000. Y más de la mitad de esos asesinatos se quedan sin resolver. ¿Qué está pasando?

Indian Country Today, un periódico estadounidense nativo, está publicando una serie de cuatro partes sobre las mujeres desaparecidas. La cuarta parte, publicada el 25 de agosto, trata sobre las políticas de Canadá respecto de su población indígena en relación con las desapariciones. En un comentario en el post, NY Indian Girl escribe:

Es el SISTEMA al que hay que culpar. Ese sistema ha sido plantado en las mentes de los nativos en Canadá, EE.UU., etc. El sistema se ha convertido en uns mentalidad de no autoestima, asimilación forzada, retiro forzado de sus hogares, etc. Así como a los esclavos les habían puesto una mentalidad sistémica, se ha hecho lo mismo con TODOS los pueblos indígenas. Cuando a tu gente una nación extranjera la mata por su tierra y luego los fuerzan a asumir el duro proceso y estilo de vida de esa nación, esto destruye a quien eres y le da al opresor el control sobre ti que se necesita para tenerte sojuzgado. Ninguno de estos pueblos pidió lo que les sucedió. Y una vez que el ciclo empezó, es difícil romperlo. Así que no culpen a los que no pidieron que les pase lo que les pasó, culpen a los que les robaron y los obligaron a tomar vidas que no eran y siguen sin ser de su propiedad. Mis antepasados son esclavos y americanos nativos, así que veo ambos lados. Gracias por la historia.

El rol de los medios

La blogger Patricia, que escribe en Citizen Shift, informa de un taller en Montreal sobre violencia contra la mujer, y escribe sobre el rol de los medios en las desapariciones:

Hay 520 casos reportados de mujeres nativas desaparecidas en Canadá. Lo que es muy alarmantes, dice Robertson es cómo la policía y los medios no reconocen esto. “Las familias nativas no saben a quién recurrir”. Robertson usó un horrible ejemplo de tres jóvenes nativas que se perdieron en Quebec en 2006. Por ese mismo tiempo se perdió una cachorro de léon de un zoológico. Esto tuvo mucha cobertura, pero no fue así con las historias de las mujeres. La policía no quiso interferir porque las reservas están bajo jurisdicción federal y estas muchachas eran de reservas. La historia tuvo un final muy trágico cuando este verano se encontró el cuerpo de Tiffany Morrison, de Kahnawake, cerca del puente Mercier.

Trisha Baptie, que escribe para She Loves Magazine, hace un llamado al público para que preste igual atención a las dificultades que atraviesan las mujeres indígenas canadienses:

Mi fuente de noticias de Facebook ha sido una corriente constante de dos cosas esta última semana: una es un hombre blanco, treintón, alto (muy alto en realidad) que calza 16 llamado Tyler que se fue de excursión hace dos semanas y del que no se ha sabido nada desde entonces. Tyler es fabuloso. Tenemos muchos amigos en común; le gusta salir de excursión y espero y creo que lo van a encontrar pronto…

…A decir verdad, hay cientos de mujeres desaparecidas –mayormente aborígenes– en todo Canadá. Lo que es diferente en estas dos historias es que no se ha escatimado gastos por Tyler. En realidad, se están llevando a cabo colectas de fondos en la búsqueda de Tyler, pero nadie está haciendo todo lo posible para encontrar a mis hermanas. En palabras de Laura Holland, miembro de la Red de Acción de Mujeres Aborígenes (AWAN, por sus siglas en inglés): “Mis hermanas, mis perfectas hermanas no fueron consideradas víctimas ni testigos suficientemente perfectas por los fiscales y policía de Vancouver”. Y ahí yace el problema. Entiendan que es un tema difícil de abordar. Entiendan que quiero que encuentren a Tyler. Rezo para que esté a salvo. Quiero helicópteros, cámaras infrarrojas, equipos de rescate y todo lo que se pueda usar para encontrarlo.

Pero mi pregunta es ¿por qué la sociedad no lo está haciendo por las mujeres desaparecidas en todo el país? ¿Por qué en nombre de “estilo de vida inestable”, “problemas de adicción”, “mujeres sin hogar” y “prostituidas” las abandonamos? ¿Por qué es su marginalización por parte de la sociedad la excusa que usamos para no las busquemos con todo nuestro corazón. ¿Con el propio corazón de Dios? ¿Acaso él no buscó a la oveja descarriada que se salió del rebaño? ¿No es acaso Amor el mínimo mensaje de Jesús?

Foto de nofutureface disponible bajo licencia Creative Commons Attribution 2.0 Generic

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.