Ucrania: Eligiendo partir

Desde su independencia en 1991, Ucrania ha visto varias olas de emigración, con números que han disminuido gradualmente desde comienzos de los 90. No obstante, según la Fuente de Información de Migraciones, la cantidad de los que eligen salir hacia Occidente sigue aumentando [ing].

Selling in Yalta, Ukraine, 10 September 2010. Image by Flickr user sugarmelon.com (CC BY-NC 2.0).

Vendiendo en Yalta, Ukraine, 10 de setiembre 2010. Imagen del usuario de Flickr sugarmelon.com (CC BY-NC 2.0).

Con el país fuertemente golpeado por la crisis económica y la mayoría de ciudadanos decepcionados [rus] con la situación económica y política en general, más y más discusiones sobre alternativas de emigración han estado apareciendo en línea.

Hace más o menos medio año, Yevgeniy R. creó un sitio web llamado Partido de los Pesimistas Positivos [rus], con la finalidad de reunir y publicar las historias de los que recientemente decidieron partir de Ucrania. Alega [rus] que, desde el lanzamiento, el sitio ha tenido más de 20,000 visitantes, cerca de 200 personas han mandado sus historias y más de 100 ya han sido publicadas.

A continuación una concisa traducción de las respuestas [rus] que los usuarios del sitio web dieron a las cruciales preguntas que enfrentan los futuros emigrantes:

¿Te das cuenta de que allá [en el extranjero] serías ciudadano de segundo orden, verdad?

Roman L. escribió [rus]:

Cuanto menos difiera tu estilo de vida de la de las personas de ahí, serás menos percibido como alguien que viene de fuera […].

El usuario de Twitter @felenkaa escribió [rus]:

¿Exactamente cuándo algunos de ustedes se ha sentido de “primera clase” en su patria? ¿Díganme qué características de ser “primera clase” temen tanto perder? Quiero ver esa lista mucho, mucho (!). […]

El usuario Bnorris escribió [rus]:

Diría que en países desarrollados [la igualdad social] está presente todavía más, por extraño que parezca. Quiero decir, si alguien tiene mucho éxito en Ucrania y se siente por encima de los demás, allá puede sentir que su posición ha disminuido :) Pero si la persona ha sido un programador promedio sin demandas extraordinarias, seguirá igual incluso luego de mudarse. […]

El usuario Victor R. escribió [rus]:

He estado viviendo en EE.UU. durante cinco años. Me he tropezado con la policía varias veces, pero cada vez todo fue de una manera muy educada y ordenada. En el control local de pasaportes me preguntaron cómo estuvo el vuelo y cómo era el clima en Ucrania. Nadie nunca ha resaltado mi imperfecto inglés, por decir lo menos. […] Durante los cinco años, prácticamente nunca me han puesto en una situación que me hiciera sentir persona de segundo orden. Y debo anotar que la mayor parte del tiempo lo he pasado con una visa de trabajo (no como ciudadano ni residente, solamente un trabajador temporal).

¿Por qué decidiste que te iría mejor ALLÁ?

El usuario mxc escribió [rus]:

… Si eres un empresario [que ha tenido bastante] del sistema impositivo ucraniano, puedes arrojar un dardo en el mapa del mundo con los ojos [cerrados]. A menos que le des al océano, tus posibilidades de tener un país que es mejor con los impuestos son del 98.4%. [Recientemente, el Banco Mundial ha ubicado el sistema impositivo de Ucrania como el tercero peor de 183 países (archivo en .pdf, página 8, fig. 1.3).]

El usuario Roman L. escribió [rus]:

Décadas de aislamiento informativo y la propaganda soviética que decía que ALLÁ [en Occidente] las cosas eran tan horribles, no condujeron al efecto deseado, sino lo contrario –una percepción de alguna manera idealizada de la vida [afuera] que combina holgazanería socialista y abundancia occidental. Lo recuerdo como si fuera hoy –en mi salón del colegio de primaria todos pensaban que cada desempleado estadounidense tenía un auto de lujo y recibía unos 10,000 dólares al mes […].

El usuario de Twitter @shaitanich escribió [rus]:

Algunos de mis amigos creen que una vez que cruzas las frontera, todos estos [casos de fraude financiero] y otros problemas a los que teníamos que acostumbrarnos acá desaparecerían inmediatamente […]. Hasta ahora, no ha habido ocasión de verificar eso.

¿Es más fácil y más rápido hacer dinero y desarrollar tu propio negocio en países en desarrollo (incluida Ucrania) que en los desarrollados?

El blogger Victor Ronin (victorronin.com) dio la siguiente lista de argumentos [rus]:

Es más fácil tener negocios en Ucrania porque:

Puedes hacer negocios en tu propio idioma (aplica todo aquel que haya nacido en el territorio de la ex-URSS);

Hay suficientes conocidos y/o contactos (de nuevo, para los que nacieron [acá]);

La competencia en algunas áreas no es tan fuerte como en los países desarrollados todavía, porque el mercado sigue siendo un poco “crudo”;

Hay posibilidades de evitar la ley. (Aunque ayuda solamente a los que están con ganas y listos para incumplir la ley);

Acceso a mano de obra barata.

Argumentos [en contra]:

Horribles autoridades legislativas, ejecutivas y judiciales (y, como resultado [Ucrania] es uno de los lugares menos atractivos para hacer negocio);

Es extremadamente difícil tener acceso a un capital de inicio (inversiones);

Presencia de competencia fuera del mercado;

La peor infraestructura;

La inversión a largo plazo es difícil (debido a los problemas con la corrupción y cambio de gobierno).

El usuario Ruslan enumeró [rus] lo que ha perdido y lo que ha ganado mudándose a Suecia:

1. […] Perdí mi bastante exitoso negocio propio. Y lo cambié por un cargo promedio de trabajador contratado. Tal vez entre los principales, pero sigo siendo solamente un empleado.

2. He perdido aproximadamente de 4,000 a 5,000 euros […] al mes al cambiar 2,000 luego de impuestos […].

3. He perdido la oportunidad de “resolver [problemas]” con dinero. Es una pérdida cuestionable, pues por lo general tenías que pagar por algo que alguien tenía [la obligación] de hacer de todas maneras […]. En Suecia, no puedo “resolver [problemas]”. Quiero decir [problemas] que se resolverían tanto como debieran. Como regla, no menos y no más que eso. Además, no necesito resolver el 90% de esos problemas con los que tenía que lidiar en Ucrania. Nada de correr entre diversas instituciones, juntando papeles. […]

4. He perdido la oportunidad de visitar frecuentemente a mis amigos y seres queridos en persona. Es más, no lo he estado haciendo tan seguido en Ucrania, pues trabajo mucho tiempo, [he] debido trabajar de 10 a 16 horas al día. Así que para alguien esta pérdida sería más significativa, pero para mí no es tan grande. Mi madre, una mujer mayor, aprendió a usar Skype y nos comunicamos maravillosamente a través de llamadas de video. Por supuesto que esto no es una presencia personal, pero con la comunicación frecuente dejas de sentirlo. Igual con los amigos.

5. He perdido la teórica posibilidad de “haltura” [pluriempleo], que para muchos de mis compatriotas ha sido muy práctico. Mientras tenía mi propia empresa no lo necesitaba [hacer trabajos aparte], mis trabajadores lo habían estado haciendo y yo me hacía de la vista gorda. Porque siete años antes había sido como ellos […]. En Suecia, [es] difícil. Posible, pero muy difícil. Y se puede ahorrar una cantidad decente de dinero. Porque acá el sistema es transparente. Y acá tienen el derecho de preguntar por qué el monto en tu cuenta bancaria excede tu ingreso oficial, y de dónde ha venido ese dinero.

A cambio, he ganado […]:

Paz y confianza en el mañana.

Una oportunidad de recibir educación gratuita y de alta calidad, así como educación superior razonablemente pagada para los niños.

Seguridad social. Servicios médicos verdaderamente gratuitos en todos los casos de enfermedades graves, excluidos problemas dentales […]. En seguridad social agrego un retiro bien asegurado. En verdad no me preocupo cuando sea mayor, de contar el sencillo de mi pensión, tratando de decidir si compro trigo negro o pan, porque si compro las dos cosas no me quedaría suficiente para vivir hasta fin de mes. […]

He ganado la garantía de que las leyes serán respetadas tanto por los ciudadanos como por las autoridades. […]

Para mí, la frase “pago impuestos, por lo tanto tengo derecho” finalmente tiene sentido. […]

También he ganado personas amistosas en la calle […] y vendedores y otro personal sonrientes […].

[…]

He ganado la sensación de que todo está bien pensado y hecho de tal manera para hacer mi vida más cómoda […].

He ganado respeto mutuo de la gente que me rodea y que entiende el significado de términos como “espacio personal” y “libertad personal.” He ganado la sensación de ser un hombre libre.

He ganado la sensación de estar vivo, y no solamente corriendo todo el tiempo tratando de resolver miles de probelmas que me irritan con su idiota origen. […]

De eso se trata. Cuánto he perdido y qué he ganado, cada quien lo puede decidir por su cuenta, basados en sus propias proridades y valores. Pero para mí, hasta ahora, lo que he ganado excede de lejos lo que he perdido.

Actualmente, Ucrania “tiene uno de los niveles más altos de fugas de talento” [ing], y la cantidad de sus trabajadores migrantes [ing] fue de cerca de 4.5 millones de personas en 2009.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.