¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Marruecos: Polémica en torno a un festival de música internacional

Este post es parte de nuestra cobertura especial Protestas en Marruecos – 2011.

La capital marroquí, Rabat, es cada año el epicentro de un importante festival de música, Mawazine [fr, ar, en]. Desde su modesto lanzamiento en 2001, Mawazine ha crecido, y en la última década se ha convertido en la cita del entretenimiento más importante a nivel nacional, presentando cientos de artistas locales y extranjeros y ofreciendo programas de lo más eclécticos.

Este año los organizadores anunciaron un cartel repleto de estrellas entre las que se incluyen Shakira, Kanye West, Joe Cocker, Yusuf Islam, Tiken Jah Fakoly, Quincy Jones y Lionel Richie.

El festival ha estado repleto de polémica en los últimos años. En 2009, los estándares de seguridad supusieron un reto después que una docena de personas murieran y otras resultaran heridas cuando una reja de alambre se derrumbó causando una estampida. En 2010, los conservadores religiosos marroquíes quisieron que la leyenda del pop Elton John no estuviese en el cartel, a causa de la homosexualidad del cantante. John finalmente subió al escenario para el deleite de la multitud.

Rabat sunset, Morocco. Image by Flickr user }{enry (CC BY 2.0).

Puesta de sol en Rabat, Marruecos. Imagen del usuario de Flickr }{enry (CC BY 2.0).

La edición de este año del festival, que se debe llevar a cabo a finales de mayo, llega en un momento de particular conyuntura política en Marruecos. En los últimos meses, la multitud ha invadido constantemente las calles pidiendo un cambio político. Uno de los principales puntos de sus demandas ha sido la falta de transparencia en el modo en que el gobierno gasta el dinero de los contribuyentes.

Siendo un evento que promueve la imagen exterior de Marruecos, el festival recibe apoyo logístico y económico del gobierno. Sin embargo, algunos protestantes, incluyendo el joven movimiento conocido como “Febrero 20,” cuestionaron la intención del gobierno tras el patrocinio del evento. Ha sido publicada una carta abierta [en], que se cree que ha sido emitida por el movimiento, invitando a los artistas que han confirmado su participación a que se lo piensen. “Al negarse a asistir, contribuirán a la reforma de Marruecos y al allanamiento del camino hacia su transición democrática,” dice la carta.

En Facebook y Twitter, tanto los partidarios como los oponentes del festival de música parecen haber entablado una guerra basada en el ojo por ojo.

Un grupo partidario del festival ha abierto un blog llamado “Tous pour Mawazine” (Todos con Mawazine). En su primer post se lee [en]:

Queridos marroquíes, piensen en todo esto. Actuen a su manera para abrir paso a una democracia real, una libre, en nuestro país. Apoyen el festival Mawazine y no permitan que estos oscurantistas (sic) erradiquen las Artes y la Cultura, símbolos de la expresión democrática.

Un grupo ha sido creado en Facebook, con el nombre de [ar] “La campaña nacional para la cancelación del festival musical Mawazine”. Cuenta con más de 20,000 miembros y en el preámbulo del grupo se puede leer:

أطلقت هذه الحملة الوطنية بهدف أساسي هو الإلغاء النهائي لمهرجان موازين وكل مهرجانات تبذير المال العام في ما لا ينفع لأن أولويات صرف المال العام في المغرب هي البنية التحتية وتعزيز الخدمات الأساسية وتوفير مناصب الشغل لشباب الوطن

Esta campaña fue lanzada con el principal objetivo de cancelar el festival de música Mawazine y todos los demás festivales en los que se malgaste el dinero público. Las prioridades para gastar los fondos públicos en Marruecos deberían ser la infraestructura, la promoción de los servicios básicos y la provisión de trabajo para los jóvenes.

En Twitter, los partidarios del festival han argumentado que los que están en contra de él están ciegos, ya que el evento se ha transformado con los años en un negocio exitoso, que genera riqueza y crea numerosas oportunidades de trabajo. Moncef Belkhayat [fr], ministro marroquí de la juventud y el deporte, ha tuiteado [fr]:

@citizenkayen @meryemsaadi mawazine a cree un vrai business model. Les subv(entions) publ(iques) representent tres peu par rapport a d'autres festivals de mus(ique)

el festival de música Mawazine ha creado un verdadero modelo de negocio. Las subvenciones públicas que recibe son muy pocas en comparación con otros festivales musicales.

Añade [fr]:

@citizenkayen pourtant on devrai(t) etre fier d'avoir l'un des meilleurs festivals au monde..avec un bus(iness) model ou tout se vend! 35000 clients!

¡Debemos estar orgullosos de tener uno de los mejores festivales del mundo con un modelo de negocio donde todo se vende por completo! ¡35,000 clientes!

Houda C. es una bloguera que lamenta que el debate en torno al festival Mawazine no haya abordado la cuestión de lo que ella llama “una estrategia cultural” para el país. Escribe [fr]:

Tout changement démocratique, nous le savons tous, ne sera complet sans une stratégie culturelle adéquate !
Tout d’abord un constat : l’activité culturelle aujourd’hui au Maroc s’apparente principalement, saufs rares exceptions, à de l’événementiel. On est principalement dans la culture du divertissement.

Il va s’en dire que les initiatives culturelles, personnelles ou associatives, ont vu un essor intéressant ces dernières années, mais ceci n’est pas le propos. Les initiatives indépendantes ne remplacent en aucun cas une véritable stratégie culturelle de l’état.

¡Todos sabemos que cualquier cambio democrático no se completará sin una estrategia cultural adecuada! Primera observación: la actividad cultural en Marruecos actualmente está relacionada principalmente, con algunas excepciones, a eventos. Está centrado en la cultura del entretenimiento.

No hace falta decir que las iniciativas culturales, individuales o asociativas, han crecido mucho en los últimos años, pero esa no es la cuestión. Las iniciativas independientes no pueden sustituir una estrategia estatal cultural real.

Nadia Lamlili es periodista y bloguera. Ve en esta polémica el surgimiento de una nueva cultura en Marruecos: la de la rendición de cuentas. Dice que los medios sociales han ayudado enormemente a inculcar esa cultura en los jóvenes marroquíes. Escribe [fr]:

Ce que cette population reproche aux responsables de Mawazine ou à Moncef Belkhayate [ministre de la jeunesse et des sports], c’est qu’ils n’ont pas communiqué d’une façon transparente et cohérente sur la façon avec laquelle ils ont géré les deniers publics. Les Marocains sont en train d’exercer la culture du « rendre des comptes », Al Mouhassaba en arabe ou l’accountability en anglais. Et il est de notre intérêt à nous tous d’exercer ce droit sans susceptibilité, dans le total respect des lois et de la cohérence des pensées de chacun.

Car avec les médias sociaux, cette culture d’accountability ne fera que gagner du terrain. La rétention de l’information n’a plus lieu d’être. Les citoyens se sont appropriés les moyens d’information et en très peu de temps, peuvent recouper et publier. Bien sûr, il y a du bon et du mauvais sur la toile. Alors, pour se forger une position, cette jeune communauté cybernétique marocaine veut se baser sur la raison, des faits empiriques et vérifiables et…elle demande aux responsables de ce pays de faire de même.

Lo que la gente está culpando a los funcionarios o al festival Mawazine y a Moncef Belkhayate [ministro de la juventud y el deporte] es de la falta de comunicación y transparencia en el modo en el que manejan los fondos públicos. Los marroquíes están ejerciendo la cultura del “Mouhassaba”, o rendición de cuentas en español. Y está en el interés de todos nosotros ejercer este derecho sin susceptibilidad, de acuerdo con las leyes y en coherencia con las ideas de cada uno de nosotros.

Los medios sociales han ayudado a esta cultura de la rendición de cuentas a ganar terreno. La retención de información ya no es justificable. Los ciudadanos tienen medios apropiados y en cualquier momento pueden cotejar la información y publicarla. Evidentemente, hay cosas buenas y malas en la red. Así que para forjar una opinión, esta joven comunidad virtual marroquí propone basarse en la razón y en hechos empíricos verificables… y hace un llamamiento a los líderes de este país a hacer lo mismo.

Este post es parte de nuestra cobertura especial Protestas en Marruecos – 2011.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.