¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Nigeria: ¿En un explosivo proyectil?

Fue como un estreno de Nollywood, pero esta vez no fue utilería ni efectos digitales. Fue descarnadamente frío, Nigeria se ha unido a los países bajo amenazas terroristas. Bola Akinbode capta el impacto inicial  luego de la explosión de una bomba que perforó la sede central de la policía nigeriana en Abuja el 16 de junio. Su expresión no podría ser más apropiada:

Otra considerable explosión de bomba ha sido reportada en Casa Louis Edet, sede central de la policía nigeriana a primeras horas de la mañana de hoy, realizada por bombarderos suicidas. Lo que era un escenario de películas, o todavía mejor, un informe de noticias que venía de países como Iraq, Gaza, Afganistán y otra zonas de guerra, gradualmente se está convirtiendo en la orden del día en Nigeria. Esta es la tercera explosión grave en la metrópolis de Abuja en el último año, de las cuales la primera fue en la celebración de las Bodas de Oro de la independencia de Nigeria y se informó de otra explosión en un cuartel militar en la ciudad capital federal de Abuja.

¿Quién es responsable? Esto ya no es un tema para la especulación. Boko Haram, una secta fundamentalista islámica ha asumido la responsabilidad del primero atentado suicida con bomba de la historia del país. Acá su reivindicación:

“Somos responsables del ataque con bombas al cuartel general de la policía en Abuja, que era para demostrarles a todos los que dudan de nuestra capacidad… Es desafortunado que no pudiéramos lograr nuestra misión, porque nuestro objetivo era el Inspector General de la Policía, Hafiz Ringim”, dijo el grupo en una declaración distribuida anónimamente en la ciudad nororiental de Maiduguri, donde se cree que la secta tiene su base.

Naijan.com narró cómo atacó el bombardero suicida de Boko Haram, que actuó solo:

El portavoz de la policía nigeriana dijo a los reporteros que el único bombardero suicida y un policía de tráfico murieron a causa de la explosiones. Dijo que el bombardero manejó y llevó la bomba dentro de un auto, que se sospecha era un Honda Civic. Manejó dentro del complejo apenas diez minutos después de que llegó el Jefe de la Policía. El auto del bombardero suicida se dirigió al estacionamiento, donde estaba antes estacionado el auto del inspector general de la policía, antes de que el policía de tráfico que murió en las explosiones lo dirigiera al estacionamiento general.

Apenas el martes anterior, Hafiz Ringim visitó Maiduguri, donde prometió que exterminaría a Boko Haram. Muchos policías quedaron heridos en la estampida que siguió a la explosión. Los heridos fueron llevados a diversos hospitales. Más de 30 autos quedaron quemados sin poder ser reconocidos, en tanto que otros 40 vehículos quedaron destrozados por las explosiones.

La devastación dejó huellas que ciertamente no son agradables. Nigeria Police Watch dijo que:

La policía de Nigeria ha confirmado que ocho personas murieron mientras que un número no especificado de personas quedaron heridas en la gran explosión con bomba que golpeó su altamente fortificada pero porosa sede central la mañana del jueves… El portavoz de la policía culpó por la explosión a Boko Haram, la secta militante islámica que aborrece la educación occidental, y se cree que es responsable por la racha de artaques con bomba en Maiduguri, en el noreste de Nigeria.

“Definitivamente, sospechamos que los que se hacen llamar Boko Haram son los han estado emitiendo amenaza tras amenaza”, dijo el señor Amore. Agregó que había empezado la investigación del incidente, y que los expertos forenses habían sido convocados para colaborar.

Naturalmente, los nigerianos están molestos por la inseguridad que se ha alzado en el país. Cuando elombah.com le preguntpo qué siente respecto a la escalada de este esquema particular de crimen, el señor Ugwuonye dijo:

Estoy enormemente fastidiado por esta escalada, aunque no sorprendido. Dado el constante fracaso de los últimos años de las agencias nigerianas de aplicación de la ley, era solamente cuestión de tiempo antes de que Nigeria llegara a este extremadamente alarmante punto de criminalidad. Y podría ponerse peor y todos debemos prepararnos para un creciente y acentuado nivel de violencia criminal en el país.

Prince Charles Dickson responsabiliza a las agencias de seguridad, sobre todo la policía:

¿Puede alguien dar las cifras de la cantidad de bombas y explosivos que han hecho explosión en un periodo de dieciocho meses, cuántos arrestos y condenas? ¿Qué pasó con la saga de bombas iraníes, hasta dónde ha llegado el asunto de Charles Okah? Nada de arrestos por las barracas de Mogadiscio, las bombas de Jos, qué hay de las recientes de Suleja, Zuba y Bauchi? ¿Qué tan segura es la vida nigeriana?

Las bombas no se venden en las repisas, ¿quiénes son los que están detrás de este alto nivel de inseguridad? El juego de las bombas no es uno que juegan solamente alamajiris o insolentes idiotas no educados.

Tenemos una agencia estatal de seguridad que no puede ser proactiva; el mejor muchacho con walkie-talkie, que corre y protege, con ropa a prueba de balas y lentes oscuros. La agencia se maneja en base a un sistema de cuotas, igual que todo lo demás en Nigeria, lleno de intrigas y exámenes de ascenso, estado de origen, traslados y destinos.

La policía es solamente un lujo para los ricos como escoltas y en las carreteras como servicios de peaje, además de recibir autos y aparatos de los gobernadores del estado y de reclutar personal con certificados de bautizo, se han visto abrumados por la situación. Mientras el ejército parece estar más como observando y diciendo que son leales, como sea que los quiera.

El presidente Jonathan Goodluck publicó esto en su muro de Facebook con la promesa de “SE HARÁ justicia”:

Queridos compatriotas, este no es un momento para muchas palabras, sin embargo, déjenme decir que el desafortunado acontecimiento ocurrido ayer en Abuja es un punto de quiebre. Hace cerca de dos meses, me dirigí a la nación y dije “suficiente es suficiente”. Quise decir lo que dije y el Gobierno Federal, con determinación y con prioridad urgente, tomará los pasos apropiados para traer a la justicia a los que están detrás de este cobarde ataque. Prometí una era de transformación y no cejaré en ese compromiso ni permitiré que ninguna fuerza obstaculice esta determinación de traer esos cambios positivos que el hombre común y corriente en Nigeria desea y por los que ha esperado pacientemente.

Me conduelo con las familias de las víctimas y les aseguro que se hará justicia y que sus seres queridos no han muerto en vano. Finalmente, déjenme decir que TODO lo que tenga que hacerse para atrapar a los cerebros de los recientes ataques con bomba se hará. GEJ.

Empero, no todos los nigerianos están optimistas con la promesa del presidente. En un editorial, Chude Jideonwo resume el cinismo y la dificultad de aceptar el discurso del señor Goodluck:

De verdad debemos preguntarle a Goodluck Jonathan qué trama. La verdad es que es muy difícil ver el estado de nuestros asuntos en este momento y dar un voto de confianza. Consideren simplemente el tema de los miembros jóvenes del cuerpo que fueron secuestrados. Más de diez días después, y nadie parece tener una pista.

Si, los oficiales del gobierno nos tendrán creyendo que todo se hace tras bambalinas – pero el gobierno no es un acto de fe; gobernar no es una religión. Es un hecho. No podemos simplemente confiar en que este presidente tenga buenas intenciones, y en que sepa lo que está haciendo. Puede tener una filosofía o liderazgo diferentes y voluntad de pensar diferente de sus antecesores; pero desafortunadamente, eso no puede ser suficiente.

Verán, el gobieno no solamente debe trabajar; al gobierno se le debe ver trabajando. El pueblo no puede simplemente tener fe en un gobierno; el gobierno debe ganar la confianza de su pueblo. Un líder no puede darse el lujo de pasear, asegurado en su sentido de destino; sin dar a los seguidores la misma sensación de confianza. Dirigir es el deber de un líder.

…es momento de que el presidente se incorpore. Si pierde hasta la confianza de estos, no tendrá a nadie más que a él mismo para culpar. Porque hasta los que lo aman, aman a su país más de lo que lo aman a él.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.