India: Kapil Sibal vs. los internautas, sobre filtrar los medios sociales

A principios de semana, el ministro de las TI y del sindicato indio de comunicaciones Kapil Sibal [en] solicitó [en] a los gigantes de internet, como Facebook, Google y Yahoo, pre-observar contenido despectivo, difamatorio e incitador acerca de líderes políticos y religión. El sr. Sibal sugirió que el contenido subido por más de 100 millones de usuarios de internet en India sea pre-monitorizado y detenido de salir en vivo si resulta inaceptable.

Y por ‘observación’ el ministro se refiere a observación manual y no realizada a través de tecnología.

Primero, ya era suficientemente negativo que el gobierno siquiera intentara controlar las voces de la gente en internet, para luego sugerir que el contenido subido cada segundo por más de 100 millones de usuarios podría ser monitorizado por humanos y no por tecnología -el sr. Sibal debería haber sabido que iba a enfrentar una enorme reacción violenta por esta movida.

Indian Union Communications and IT Minister Kapil Sibal. Image from Flickr by World Economic Forum (CC BY-SA).

Ministro de las TI y del Sindicato Indio de Comunicaciones, Kapil Sibal. Imagen de Flickr del Foro Económico Mundial (CC BY-SA).

La multitud necesitaba un lema para avanzar y el blog político Kafila les dio eso exactamente. El blogger Shivam Vij, en Kafila, instó a la gente [en] a exaltar el lema “Kapil Sibal es un idiota”:

Les invito a escribir KAPIL SIBAL ES UN IDIOTA como mensaje en el estado de Facebook, utilicen el hashtag #IdiotKapilSibal en Twitter y escriban una artículo en el blog con el título mencionado, porque pronto llegará el día en que él evite que lo hagan.

Lo que prosiguió fue una ola de insultos, ridiculizaciones y sarcasmo dirigidos al sr. Sibal por cientos y miles de usuarios de internet en la India, incluyendo políticos reconocidos, personalidades del cine, bloggers populares, autores y millones de usuarios comunes. Inicialmente los usuarios indios de medios sociales como Facebook, Twitter y Google Plus estaban furiosos por el intento del gobierno de controlar su libertad de expresión, pero pronto canalizaron esa ira en humor y sarcasmo.

Memes como este [en] fueron creados. En un día, una página en Facebook con ese lema [en] obtuvo 400 ‘me gusta’. Cientos de artículos de blogs y miles de tuiteos han estado surgiendo. Los creativos usuarios de los medios sociales han ido un paso más allá y crearon imágenes humorísticas, videos y chistes.

El blog de la comunidad estudiantil de la Universidad Tecnológica de Delhi, Indian Fusion, escribió [en] que es técnicamente imposible pre-observar cada contenido y, además, no necesitamos esas regulaciones:

El punto es que no necesitan vigilar a la juventud india. La auto-vigilancia o auto-regulación ya está funcionando bien. Por ejemplo, en Facebook, cuando alguien publica contenido abusivo relacionado a algún dios, la gente inmediatamente comienza a reportarlo como abuso y si Facebook lo encuentra ofensivo, lo elimina tan pronto como le es posible. Así que esta auto-regulación ya existe y es suficiente.

El derecho a la ‘auto-regulación’ y la libertad de elegir tu propia definición de ‘contenido inaceptable’ y luego decidir cuándo y cómo responder a lo que creemos es inaceptable, ya sea quejándose o ignorándolo –ha sido una opinión común entre todas las reacciones que han surgido de varios internautas.

Harsht escribe: [en]

Como usuarios comunes, ¿qué hacemos cuando encontramos algo inaceptable en Facebook, Twitter o en cualquier lugar en internet? Lo reportamos al facilitador de la plataforma. Los facilitadores de las plataformas más populares tienen esos mecanismos.

Indian Liberals blogueó: [en]

La gente tiene toda la libertad de sentirse ofendida, pero no tiene el derecho de regular a otros de decir lo que quieren decir. Su libertad a ofenderse termina donde comienza la libertad de expresión de otros. Punto.

Otra reacción común es comparar este incidente al nivel de libertad de expresión y opinión o la falta de ellas en países vecinos como Pakistán y China. La gente está furiosa y avergonzada que un político indio intente empañar la imagen de la India democrática que la juventud supuestamente se enorgullece tanto.

Blogger Vidyut [en] escribió en AamJanata:

Los políticos no tienen vergüenza, dicen, pero la gente sí. Para mí es vergonzoso que un líder de mi país haya hecho tal burla de la libertad de expresión e intentara intimidar organizaciones hacia la censura, para que el nombre de mi país tenga tal mancha asociada a él.

Con humor más ligero, el blogger Giribala Joshi rindió un satírico [en] “tributo al defensor de la armonía y la decencia comunitaria en la sociedad india, el respetado Shri Shri Kapil Sibal Ji”. Un poema también parodió otro poema de Kapil Sibal:

Contenido Desconocido
Contenido desconocido
Nos atrajo
Debemos
Censurarlo.

El blogger Bharat C Jain [en], como muchos otros, señala el trasfondo político a un asunto que de otra forma parece un tema de tecnología de la información y dice que tal pre-monitorización sería aceptable sólo si fuera para la seguridad nacional.

La directiva de Sibal habría estado bien si estuviera dirigida al contexto de nuestro interés nacional y la seguridad del país -como cualquier contenido anti-nacional y de difusión del odio.

Lakshmi Chaudhry escribe en First Post: [en]

Kapil Sibal puede ser un idiota -o no- pero, lo que es más importante, representa a la mentalidad feudal de la clase política más amplia, que está a su vez habilitada por las compañías multinacionales -todo bajo el disfraz de la protección de nuestras sensibilidades culturales.

Entre toda la ira y el humor, algunas preocupaciones series acerca del ‘régimen de censura privada’ han sido mencionadas por el Centro para la Sociedad en Internet [CIS]. Legally India reporta: [en]

El CIS ha llevado a cabo una investigación encubierta de los “escalofriantes efectos” de las nuevas leyes de tecnología de la información sobre la libertad de expresión en línea, con seis de los siete principales sitios web eliminando contenido inocente en línea sin la debida investigación, creando un “régimen de censura privada”.

Esta no es la primera vez que el gobierno indio ha intentado controlar la libertad de expresión en internet, en 2006 un número de sitios de BlogSpot fueron bloqueados por una orden del gobierno causando furia entre los bloggers [en]. La movida actual del sr. Sibal ha devuelto el foco hacia varios intentos del gobierno en una forma regular.

El Times of India reportó [en]:

Google ha recibido solicitudes del gobierno para eliminar 358 ítems de sus servicios, incluyendo YouTube y Orkut, durante el período comprendido entre enero y junio, según un reporte del gigante buscador de internet. Unas 255 solicitudes citaban la crítica al gobierno como razón, dijo el Reporte de Transparencia de Google. El gobierno ha exigido a Google eliminar 236 ítems de Orkut y 19 de YouTube por la misma razón, agregó.

El abogado e investigador Pranesh Prakash ha escrito una extensa pieza de investigación sobre por qué “la pre-censura en línea es dañina y poco práctica” [en].

Mientras posiblemente nadie puede negar que cualquier intento de censurar la libertad de opinión inocente es inaceptable, algunos ciudadanos han objetado, y con razón, a la forma en que reaccionaron los usuarios de los medios sociales.

Yo escribí en el blog Samyukta media [en]:

Si una cierta movida del gobierno es inaceptable, los ciudadanos deben expresarse en contra, pero sus voces deben ser civilizadas, éticas, lógicas y racionales, incluso cuando el medio es internet. Si las voces de los medios sociales y del periodismo ciudadano quieren ser tomadas en serio, los usuarios deben mostrar la misma madurez y responsabilidad que los medios tradicionales y los periodistas profesionales.

Sobre las mismas líneas Navin Kabra escribió: [en]

¿Estoy de acuerdo con Kapil Sibal? Por supuesto que no. La pre-monitorización no es posible ni deseable. Pero estoy dispuesto a apostar que Kapil Sibal ya sabía ambas cosas. Mi punto es, decir que nos oponemos a esto no es lo mismo a decir que Kapil Sibal es un idiota.

Como el asunto eventualmente remitirá, lo que permanecería como una preocupación válida en esta gran democracia del mundo es cómo creamos un equilibrio entre lo que es ‘nuestra ofensiva versus lo que es su ofensiva’, los derechos de las minorías versus el poder de la mayoría, los derechos versus las responsabilidades y, por último pero no menos importante, la desacomplejada mentalidad de turba de los periodistas ciudadanos en línea versus la información controlada de los medios masivos.

1 Comentario

Únete a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.