¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La mujer Raqqa que desafía al Estado Islámico de Iraq y Siria

Este post es una republicación de Syria Untold [en].

La docente Suad Nofal estuvo entre los primeros manifestantes en la ciudad de Raqqa -una ciudad en la región central del norte de Siria ubicada al norte del Éufrates, a 160 kilómetros (99 millas) al este de Aleppo- al comienzo de la rebelión contra del régimen de Bashar al-Assad en 2011. También participó en las primeras protestas contra el Estado Islámico de Iraq y Siria (ISIS en sus siglas en inglés), el grupo jiihadista que ha tomado el control en aquellas áreas externas al dominio del régimen. Cuando activistas de Raqqa decidieron que encontrarse frente a la sede del ISIS era muy peligroso, Nofal decidió protestar sola, representando la lucha de una sola mujer y un símbolo de la rebelión en Siria. 

Suad Nofal, surrounded by her banners. Source: Syria Untold

Suad Nofal, rodeada por sus pancartas. Fuente: Syria Untold

La protesta de una sola mujer 

Nofal, quien se graduó en Educación en 2006, ha pasado por su proceso revolucionario personal desde el comienzo de la rebelión. Ella ha ido desde desafiar al régimen a enfrentar a grupos extremistas que buscan lucrar del vacío de poder, así como lidiar con su propia familia, en desacuerdo con su activismo.

Cuando Syria Untold le preguntó sobre cómo el activismo ha afectado a su familia, Nofal dijo:

Mi familia me ha dicho que me detenga y dicen que no me perdonarán si algo les ocurre. Por supuesto que estoy preocupada por esto, pero Siria nos necesita a todos ahora. ¿Cómo podemos abandonar nuestro país cuando más nos necesita?

Ella parece decidida a no abandonarlo y continúa elevando sus letreros hechos a mano frente a la sede del ISIS y en las calles y mercados de Raqqa. Sus mensajes críticos y directos incluyen: “Gente honorable lanzó nuestra revolución y ladrones la roban”, “liberen a todos los detenidos” y “¿Dónde estabas cuando ocurrieron los crímenes de Ghouta? ¿durmiendo en tu palacio?” (Ghouta es una ciudad en las afueras de Damasco cuya población sufrió ataques con armas químicas en agosto de 2013, que causaron la muerte de cientos de civiles, muchos de ellos niños). 

Otros carteles envían un mensaje claro a quienes usan la religión para oprimir a la gente:

“Son pecadores los musulmanes que derraman la sangre de musulmanes”, “nuestro enemigo es el régimen criminal, no la gente” y “no hablen tanto sobre religión. Muéstrennos su religión con su decencia, su compasión y sus buenas acciones”.

Cuando se le pregunta sobre ISIS, ella insiste que estos grupos no son diferentes al régimen de Assad que han tenido que soportar por tanto tiempo.

 Ellos queman iglesias, disparan a la gente e imponen sus decisiones en la población. ¿Qué tan diferente es eso del régimen?

Suad Nofal with a child and one of her banners in Raqqa. Source: Suad Nofal´s facebook page.

Suad Nofal con un niño y una de sus pancartas en Raqqa. Fuente: página Facebook de Suad Nofal

“No quiero dejar mi ciudad”

Como fue previamente reportado [en] en Syria Untold, la ISIS ha buscado alzar una bandera negra para reemplazar a la conocida bandera rebelde en manifestaciones, imponiendo consignas sectarias, profanando tumbas de santos cristianos y destruyendo iglesias y símbolos culturales como la del poeta y filósofo Abul Alaa al-Maarri conocido por denunciar la superstición religiosa y el dogmatismo. Esto ha indignado a activistas, que consideraron a su revolución secuestrada por grupos que están lejos de representar la diversidad de la población siria y sus demandas.

Enfrentar a ISIS hace que Nofal sea el objeto de ataques y amenazas constantes. Ella recibió un disparo frente a la sede de ISIS, un episodio al que logró sobrevivir gracias a la ayuda de su hermana.

“Sin importar lo que ocurra, quiero quedarme. Quiero quedarme en mi ciudad, no quiero que otros la controlen. El activismo en línea está bien, pero hay trabajo que tiene que hacerse en la calle y algunos debemos quedarnos para hacerlo”.

El coraje de Nofal ha inspirado a otros y despertado la solidaridad con “la protesta de una sola mujer” desde todas partes del país, especialmente de otras mujeres. La activista Mayan Atassi escribió:

Hoy necesitaba esta fuente femenina de coraje y fuerza. ¡Te deseo lo mejor, Suad Nofal!

Nofal permanece con sus pancartas, llenas de mensajes, colores y caricaturas como un recuerdo de la lucha siria y de la suya propia.

 “Estas pancartas me acompañan, me fortalecen. Me recuerdan por qué es importante hacer lo que hacemos. Hasta que seamos libres”.

Suad Nofal´s banner, in solidarity with the Christian population, torn by ISIS. Source: Suad Nofal´s facebook page

Letrero de Suad Nofal en solidaridad con la población cristiana, rota por ISIS. Fuente: Facebook de Suad Nofal

Este post es una republicación de Syria Untold [en].

 

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.