¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Camerún sigue dividido pese a la celebración del Jubileo de oro por la reunificación

Reunification monument in Yaoundé, Cameroon. Photo released under Creative Commons by Steve Mvondo.

Monumento a la Reunificación en Yaoundé, Camerún. Foto publicada en Creative Commons por Steve Mvondo.

A principios de febrero el presidente Paul Biya anunció que la celebración del 50 aniversario de la reunificación del Camerún británico del sur y la República de Camerún (antiguo Camerún francés), que había sido largamente postergada, se celebraría el 20 de febrero de 2014 en Buea, la antigua capital del Camerún meridional. Todo esto, con tres años de retraso y en una fecha sin ningún tipo de significado histórico o relación ni con la independencia del Camerún francés (1 de enero de 1960) ni con la reunificación del Camerún británico y el francés (1 de octubre de 1961).

El escritor George Ngwane, como otros muchos cameruneses, puso en entredicho la elección de la fecha [en]:

¿Es que los líderes de Estado no saben que la fecha real del 50 aniversario de la Reunificación fue el 1 de octubre de 2011? ¿Deberíamos recordar el 20 de febrero de 2014 como el día en que el presidente Biya visitó Buea o como el día en que tuvo lugar la conmemoración del Jubileo de oro de la Reunificación?

Como era de esperar, las celebraciones han revivido las eternas dudas sobre el estado de la unión entre el Camerún anglófono y el francófono. Por ejemplo, el usuario @mapetiteniche tuiteó una pregunta que rondaba la mente de muchos:

Hoy celebramos el 50 aniversario de la Reunificación de Camerún. Me pregunto si se habría progresado más o menos si hubiéramos sido 2 países separados.

Un artículo en el blog Matango sobre la marginalización de los cameruneses anglófonos daba una respuesta tajante [fr]: el Camerún británico del sur recibió un trato injusto en su “enlace” con la República francófona de Camerún:

La marginalización del Camerún anglófono es una costumbre, de hecho, es un sistema bien pensado instaurado desde hace mucho tiempo y que estructura la gobernanza. Esta marginalización sigue existiendo y se pone de manifiesto en la práctica con una creciente despreocupación en el desarrollo de esta región rica en recursos. La parte francófona acapara estas riquezas. Los líderes de la parte anglófona consideran que en los nombramientos y la distribución de infraestructuras siempre se ha relegado a esta región a un segundo plano en las prioridades del Estado “unitario”. Entonces, ¿qué estamos celebrando el 20 de febrero de 2014? ¿Una marginalización más?

El estado del Camerún anglófono estuvo muy presente durante toda la celebración. Una de esas ocasiones fue una mesa redonda sobre la reunificación en la Universidad de Buea, televisada en todo el país y presidida por el primer ministro Philemon Yang. Durante el debate, un líder nacionalista del Camerún meridional, Mola Njoh Litumbe, cuestionó la legalidad de la unión [en] entre el Camerún meridional y la República de Camerún e insistió en que “la Reunificación era como un cortejo ilegal, una relación en concubinato.”

Aunque algunos consideraron que sus opiniones eran extremas, hubo un consenso incipiente, sobre todo entre los anglófonos, de que había llegado el momento de revaluar la unión entre los dos Camerunes. El escritor George Ngwane se hizo eco de esta idea:

Mientras los seres humanos interpongan los límites de la injusticia a las fronteras de la libertad, habrá agitación interna dentro de las naciones y entre ellas hasta que se produzca una reestructuración constitucional y nazcan nuevas naciones-estado.

Por ello, sugirió [en] que había llegado el momento de celebrar otro referéndum para decidir sobre el futuro del antiguo Camerún británico del sur:

Si el futuro del Camerún meridional se decidió con un referéndum (plebiscito) el 11 de febrero de 1961 y el futuro del Camerún occidental se decidió en referéndum el 20 de mayo de 1972, ¿no sería lógico que se consultara en otro referéndum el futuro del Camerún británico del sur, el Camerún meridional, el Camerún occidental o el Camerún anglófono, solo a ellos?

Héroes olvidados y culto a la personalidad

Para muchos cameruneses, la celebración del 50 aniversario constituyó para el país la oportunidad de reconciliarse finalmente con su historia violenta de descolonización y honrar a sus héroes nacionales, muchos de los cuales se exiliaron o fueron asesinados por enfrentarse a los colonizadores. Por desgracia, en Buea se ignoró por completo a estas figuras nacionalistas que hicieron posible la independencia y la reunificación. De ahí, que el bloguero Tamaa Afrika se planteara [fr]:

¿Podemos celebrar un acontecimiento tan importante desde el punto de vista simbólico excluyendo a aquellos que lucharon por hacer realidad este sueño?

La indiferencia hacia los héroes nacionales del país ha llevado a la introspección y a las dudas.

En Twitter, @mosesngwanah señaló:

No he visto ni una sola imagen de John Ngu Foncha, el padre de la Reunificación en Buea, Camerún. No hay nadie que nos enseñe a honrar a nuestros héroes.

En el mismo sentido, @MasehMalong preguntó:

¿Dónde están los retratos de Um Nyobe, Foncha, Tandeng Muna, Ouandié, Moumié, Assalé, Endeley, Ahidjo, Fonlon, Ntumazah?

En lugar de eso, las calles de Buea estaban llenas de retratos del presidente Biya y de la primera dama Lady Chantal Biya, lo que inspiró las quejas de @ChiefBisongEta1:

Las fotos de Biya y su mujer ocupan un lugar de honor donde deberían estar los verdaderos héroes de la Reunificación de Camerún que se conmemorará mañana.

Algunas pancartas incluso describían a Biya, que empezó su trayectoria en el servicio público en 1961, como “el verdadero padre de la Reunificación” [fr].

En el mensaje [en] que el presidente Biya dirigió a todo el país el 20 de febrero de 2014, no mencionó el nombre [en] de ninguno de estos héroes, ni siquiera el de Ahmadou Ahidjo, presidente de la República de Camerún ni el de John Ngu Foncha, primer ministro del Camerún meridional, que negociaron las condiciones de la reunificación de 1961.

Con una imagen de estos dos líderes históricos como telón de fondo, el usuario de Twitter @AlainNdom escribió:

1961: Dos grandes artífices de la reunificación de Camerún. John Ngu Foncha y Ahmadou Ahidjo. Ausentes en el jubileo de oro.

Debido a la indiferencia hacia los artífices de la independencia y la reunificación de Camerún, el periódico Le Messager se lamentó [fr] de la oportunidad que se había perdido en Buea.

En su discurso de aniversario, el presidente Biya hizo un intento poco entusiasta de reconciliarse con la gente del antiguo Camerún británico del sur pronunciando una parte del discurso en inglés: un hecho poco frecuente que solo ha tenido lugar unas cuantas veces desde que fue nombrado presidente en 1982. La reacción ante tal esfuerzo estaba entre el cinismo y la burla instantánea.

@zuzeeko escribió:

El presidente de Camerún, un país bilingüe, se dirige a la nación en inglés. Todo el mundo está alucinado. El tío es un político inteligente.

@Cameroon_Com añadió:

Escuchen a Paul Biya hablando inglés como alguien que acaba de tomarse dos botellas de Courvoisier en la ceremonia por la reunificación.

Monumento a la Reunificación

Uno de los hechos destacados de la celebración del jubileo de oro fue la inauguración que hizo el presidente Biya del monumento a la Reunificación en Buea. Como todo lo demás en esta celebración, no todos estaban de acuerdo con el diseño o su significado histórico: una dicotomía que también tuvo su reflejo en Twitter.

De ahí que mientras @peyceETO decía entusiasmado “Le Monument est beau!!” (“¡¡El monumento es precioso!!”), @TheGodBanker viera las cosas diferentes:

La ciudad de Buea se merecía un monumento más grandioso en términos arquitectónicos. En serio, estoy decepcionado. ¿Tres años para construir eso?

@KathleenNdongmo compartía esa opinión:

El monumento a la Reunificación de Buea, Camerún. Aparte de ser una monstruosidad, ¿cuánto le ha costado a los contribuyentes?

Al final, toda la pompa y el boato de la celebración de la Reunificación ha conseguido poco en lo que a encubrir las divisiones políticas y lingüísticas de Camerún se refiere. De ahí que algunos espectadores como el historiador Achille Mbembe muestren su rechazo hacia el acto. En una entrevista [fr] publicada por Tamaa Afrika, Mbembe describía el acto de la siguiente manera:

Une distraction de plus, dans un pays dominé par une pseudo-élite sans idée, sans imagination ni véritable conscience historique.

Una distracción más, en un país dominado por una pseudo-élite sin ideas, sin imaginación y sin una conciencia histórica real.

Orgullo nacional a pesar de todo

A pesar de las críticas sobre la organización que el régimen de Biya hizo de la celebración, que parecía más la coronación de un rey que la conmemoración de la Reunificación, muchos cameruneses estaban entusiasmados y orgullosos de ver lo lejos que ha llegado Camerún desde los comienzos turbulentos de la República bilingüe de Camerún en 1961.

Otros aprovecharon la oportunidad para felicitar al presidente Biya por liderar Camerún con mano de hierro. @flpms_ escribió:

Camerún, el mejor país. Sin sangre ni guerras. Solo felicidad y un presidente que es un poco viejo pero que sabe como mantener la paz. Larga vida a P Biya.

El importante músico camerunés @JoviLeMonstre compartía la misma idea:

Larga vida al presidente Paul Biya. Estamos muy agradecidos por la paz. Camerún, siempre.

@ChouchouAzonto concluyó reproduciendo las últimas palabras del presidente Biya en Buea:

“Larga vida a la Independencia, larga vida a la Reunificación, larga vida a Camerún. Ahora les invito a cantar nuestro himno nacional.”

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.