¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Perú: Recordando la tragedia del Estadio Nacional de Lima

EstadioLima

Estadio Nacional de Lima, 24 de mayo de 1964. Foto en Flickr del usuario leondeurgel. CC BY-NC-ND 2.0.

Se considera que es la peor tragedia ocurrida en un estadio de fútbol de todos los tiempos. Hace 50 años, alrededor de 320 personas murieron y unas 500 quedaron heridas en el Estadio Nacional de Lima, Perú,

Ese día, la selección de Argentina ganaba uno a cero un partido clasificatorio para las Olimpiadas de Tokio. Apenas dos minutos antes de terminar el partido, la selección peruana empató el marcador. El árbitro Ángel Eduardo Pazos, de nacionalidad uruguaya, anuló el gol peruano. Lo que vino después de la decisión fue un estallido de rabia que provocó que el hincha Víctor Vásquez, conocido como el ‘Negro Bomba’, saltara a la cancha. Varios aficionados lo siguieron con la intención de agredir al árbitro. A su vez, los policías soltaron a los perros, que se abalanzaron sobre los seguidores locales.

Se inició así un ataque de ira colectiva y las aficiones de ambas selecciones, que minutos antes compartían tranquilamente, empezaron a pelearse a palos y navajazos. La policía se vio desbordada por la batalla campal de las tribunas, y al no poder parar la pelea, empeoró la situación arrojando gases lacrimógenos. Fueron cientos los que trataron de huir del Estadio, pero las puertas de la tribuna norte del estadio estaban cerradas y la salida de la gente se tornó imposible. Las puertas habían sido cerradas por la policía, en su intento de que los espectadores se calmaran y regresaran a sus asientos.

Portada Gráfico

Portada de El Gráfico. Imagen en Flickr del usuario leondeurgel. CC BY-NC-ND 2.0.

Víctor Vásquez fue apresado dos días después. Otro protagonista de la tragedia, el comandante de la policía Jorge de Azambuja, dijo más tarde: ‘Yo ordené lanzar bombas lacrimógenas a las tribunas. No puedo precisar cuántas. Nunca imaginé las nefastas consecuencias’. No hubo sanción ni para el comandante Azambuja ni para el árbitro Pazos, que siguió ejerciendo en Uruguay.

La causa de muerte de la mayoría de las víctimas mortales fue hemorragia interna o asfixia, casi todas en los pozos de las escaleras. Las personas que se quedaron dentro del estadio se salvaron. En las calles aledañas, hubo destrucción en la casas y comercios.

El blog Curiosidades del fútbol narra con detalle lo sucedido ese día:

El árbitro uruguayo Angel Eduardo Pazos había concedido el gol en primera instancia,pero ante las reclamaciones airadas de Perfumo lo había invalidado.La grada peruana estaba en plena ebullición ante el desenlace de aquella jugada.Es a partir de aquí cuando comienza toda la desgracia.

Por su parte, el blog de Jorge de Jesús Kbdto cuenta cómo lo recordó Héctor Chumpitaz, futbolista peruano que formó parte de la selección que jugó ese día en el Estadio Nacional:

Regresando hacia nuestro lugar de concentración íbamos escuchando la radio y hablaban de 10, 20, 30 muertos. Cada vez que salían las noticias el número aumentaba: 50 muertos, 150, 200, 300, 350….
Después que llegamos a los vestuarios hubo personas que salieron y cuando regresaron nos contaron que había dos muertos. ¿Dos muertos?, preguntamos, pensando que uno ya hubiera sido demasiado.

El blog Historia, tradición y fútbol enmuera otros incidentes ocurridos en el mismo estadio y hace un análisis de las causas de los incidentes del 24 de mayo de 1964:

Para entender la tragedia, no debe recurrirse exclusivamente a factores netamente futbolísticos o deportivos –como el error humano de tener cerradas las puertas de acceso al estadio, el fanatismo del embriagado Víctor Matías Campos Vásquez, alias “negro Bomba”, o las desacertadas medidas policiales de arrojar gases lacrimógenos a las tribunas Oriente y Norte. Hubo otros factores que explican la descomunal cantidad de muertos y se encuentran más allá de lo meramente futbolístico.

En Twitter, fueron muchos los usuarios que recordaron la fecha, y compartieron imágenes y reflexiones:

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.