¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La carrera de la burocracia rusa por controlar la web

The mad mad mad world of Russian Internet policing. Images mixed by author.

El loco loco loco mundo de la vigilancia rusa de Internet. Imágenes mezcladas por el autor.

Los legisladores rusos y la policía están en una carrera por tomar el control de internet. Por más de dos años el parlamento ha estado generando cantidad de legislación que impone nuevas restricciones al uso de Internet. Ahora, munidos de estas nuevas leyes las autoridades rusas pueden legalmente cerrar, clausurar, bloquear casi todo aquello que esté sucediendo en línea. El Kremlin ha tenido la precaución de no tomar como blanco al sector del comercio electrónico, pero las manifestaciones de expresión política en la web se han vuelto cada vez más inseguras. 

Pese al rápido crecimiento de las regulaciones impuestas a internet en el país, la policía rusa se las arregló para adelantarse a los legisladores procesando a usuarios de la red por actos que incluso no han sido aún tipificados como delitos. El 20 de junio de 2014, la Duma dió un paso adelante para terminar con esa brecha sancionando legislación [en] que facultará al gobierno a enviar a prisión hasta por cinco años – a todo aquel que difunda o redifunda “material extremista” [en].

La nueva legislación se adapta perfectamente al “ajuste de tuercas” [ru] tan evidente en Rusia durante el tercer período presidencial de Vladimir Putin, pero el primer proyecto en realidad se remonta a agosto de 2011, bastante anterior al “Invierno del descontento” ruso. De todas maneras, las sospechas del autor respecto a las consecuencias para la libertad de Internet de dicha legislación se comprueban especialmente en una nota explicativa adjunta al primer proyecto que dice en brillante jerga burocrática:

Компьютеризация российского общества, увеличение числа пользователей международной компьютерной сети “Интернет” приводит к необходимости совершенствования российского законодательства с целью обеспечения эффективности его противодействия новым вызовам и угрозам современности. […] Отсутствие адекватной реакции на размещение экстремистских материалов в международной компьютерной сети “Интернет” со стороны органов государственной власти, призванных бороться с любыми проявлениями экстремизма и разжигания национальной и межэтнической розни, культивирует чувства вседозволенности и безнаказанности у лиц, совершающих эти деяния.

La informatización de la sociedad rusa y el crecimiento de la cantidad de usuarios de Internet genera la necesidad de actualizar el ordenamiento jurídico ruso para asegurar que las normas efectivamente satisfagan los nuevos desafíos y amenazas. […] Las autoridades estatales están decididas a eliminar cualquier manifestación de extremismo y conflicto étnico o de nacionalidad y una sanción inadecuada a la distribución de material extremista vía internet crea una sensación de permisividad e impunidad en quienes resultaren responsables de tales actos.

La acción policial contra los “retuiteros extremistas” no es una novedad en Rusia. En febrero de 2013, la policía acusó a una figura de uno de los partidos políticos más pequeños de haber cometido un crimen por odio por haber republicado [ru] un post en tono de sátira en LiveJournal de Lev Sharansky, un personaje de parodia en internet famoso por su exagerado discurso político. Stas Kalinichenko, un bloguero de Kemerovo, ha estado entrando y saliendo de tribunales desde noviembre de 2013 por retuitear una fotografía de un volante en contra del gobierno. A principios de 2014 oficiales federales de ejecución de la ley arrestaron a un profesor de filosofía [ru] de la Universidad estatal de Moscú por repostear en un foro en línea un artículo que trataba el posible derrocamiento del Kremlin. En junio de 2014 comenzó un juicio [ru] en la ciudad siberiana de Barnaul en el que los fiscales acusaron a un activista político de haberle dado “me gusta” (en una red social) a una fotografía considerada extremista.

Estos son sólo algunos ejemplos recientes. Pero existen otros [ru].

La legislación que sancionará como conducta criminal los retuiteos “extremistas” representa sólo el último episodio en las fuertes medidas adoptadas por el Kremlin respecto a internet. Este enfoque de la aplicación de la ley genera el riesgo de sancionar a usuarios de internet que repostean materiales sin intención alguna de incitar a la violencia. Considerando la amplitud que tiene para el gobierno el “extremismo,” proscribir tales reposteos equivale a amenazar todo comentario en línea remotamente anti gobierno con una respuesta policial.

De todas las conclusiones preocupantes a las que uno puede llegar analizando la última legislación sancionada por la Duma, la verdad más escalofriante de todas puede ser que las agencias rusas de ejecución de la ley no siempre esperan a que los legisladores les otorguen las facultades formales cuando de lo que se trata es de controlar internet. En otras palabras, no tenemos idea de qué está haciendo la policía rusa en línea actualmente.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.