¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El Primer Ministro tailandés se disculpa por sugerir que el bikini aumenta la tasa de homicidios entre los turistas

Prayuth Chan-ocha 29th Prime Minister of Thailand and chief of the army. Photo by Vichan Poti, Copyright @Demotix (9/4/2014)

Prayuth Chan-ocha 29º Primer Ministro de Tailandia y jefe del ejército. Foto de Vichan Poti, Copyright @Demotix (9/4/2014)

El Primer Ministro de Tailandia se ha disculpado por sugerir que los turistas que visitan su país quizás no estén seguros si van en bikini. En el momento de la metedura de pata sobre el bikini, el Primer Ministro Prayuth Chan-ochoa hablaba a reporteros de televisión sobre el brutal homicidio de dos turistas británicos en un destino popular de playa del sur de Tailandia.

A principios de esta semana, los cuerpos de Hannah Witheridge (23) y de David Miller (24) fueron hallados en el resort de la isla de Koh Tao, al sur de Tailandia. Informes iniciales indican que los jóvenes británicos fueron presuntamente asesinados. La investigación policial está en progreso.

Las autoridades tailandesas se encontraban enfrascadas en la investigación del homicidio cuando Prayuth realizó su ahora infame declaración:

There are always problems with tourist safety. They think our country is beautiful and is safe so they can do whatever they want, they can wear bikinis and walk everywhere…Can they be safe in bikinis… unless they are not beautiful?

Siempre hay problemas con la seguridad de los turistas. Piensan que nuestro país es bonito y seguro y entonces pueden hacer lo que quieran, pueden llevar biquini e ir por doquier… ¿Pueden estar seguros en bikini… a no ser que no sean guapas?

Los medios de comunicación tailandeses no informaron ampliamente de las declaraciones de Prayuth, pero estas desataron fuertes reacciones de enfado en otros países, especialmente en el Reino Unido. Muchos han acusado al líder tailandés de “culpar a la víctima” en lugar de solucionar el crimen. Prayuth se apresuró a disculparse:

I am sorry that my statement caused uneasiness. I affirm that I did not look down on or criticize anyone. I simply wanted to warn them to be careful at certain places and certain times.

Siento que mi declaración causara incomodidad. Afirmo que no era mi intención criticar a nadie. Simplemente quería advertirles de que tengan cuidado en ciertos lugares y en ciertos momentos.

Añadió que estaba bajo un intensa presión durante la entrevista:

I admit that sometimes I speak too strongly. It was because I felt pressured and sad for the victims. I feel sorry for them, no matter if they are Thais or foreigners. I don't want this kind of loss to ever happen again.

Admito que a veces hablo con demasiada fuerza. Sucedió así porque me sentí presionado y triste por las víctimas. Lo siento por ellos, ya sean tailandeses o extranjeros. No quiero que este tipo de pérdida vuelva a tener lugar.

Con cuidado de no asumir mucha responsabilidad sobre la tragedia, Prayuth pasó a continuación a culpar a trabajadores migrantes de delitos violentos y aconsejó tanto a los ciudadanos como a los turistas a mantenerse al tanto de inmigrantes ilegales:

I insist that Thailand is safe, although there are some not-good people here. Therefore, they have to be careful. Their country and our country do not have equal safety. I admit I am worried for them.

We have to help take care of [our nation] and not let not-good people mingle with us, such as unregistered alien workers. We can't let them work like that. It's dangerous and it can cause damage to the country.

Insisto en que Tailandia es segura, aunque haya mala gente. Por consiguiente, deben tener cuidado. Su país y el nuestro no tienen la misma seguridad. Admito que me preocupan.

Debemos ayudar a cuidar nuestra nación y a no permitir que la mala gente se mezcle con nosotros, como los trabajadores inmigrantes no registrados. No podemos dejarles trabajar así. Es peligroso y puede dañar a nuestro país.

El escenario del homicidio es uno de los resorts isleños más famosos de Tailandia. Muchos han compartido fotografías en línea del pintoresco lugar al recordar a las dos víctimas.

Hace ya 3 días desde que 2 turistas británicos fueran hallados muertos al final de esta playa tailandesa. Confusión total en la investigación policial

 

Las familias de David Miller y de Hannah Witheridge rinden homenaje a los turistas asesinados

Prayuth es el jefe del ejército que lanzó un golpe de estado el pasado mayo en un intento de parar los choques violentos entre los principales partidos políticos del país. Tras redactar una constitución temporal, el ejército nombró a los miembros de la asamblea legislativa, quienes posteriormente colocaron a Prayuth como primer ministro.

En un editorial, el Bangkok Post lamentó la ausencia de indignación social en Tailandia frente a la declaración de Prayuth, y dice que el silencio de los medios locales da al país “escasas oportunidades de combatir la cultura de la violación”.

En un blog para el Asian Correspondent, Saksith Saiyasombut destacó que la “broma a medias es inapropiada”, instando a Prayuth a tener más cuidado en sus futuras declaraciones públicas.

…this is a lesson for the outgoing army chief, junta leader and prime minister that he is now under much, much more public scrutiny now that he has took (over) this position and that he has to choose his words more carefully.

…se trata de una lección para el saliente jefe del ejército, de la junta y primer ministro que indica que ahora está bajo un mayor escrutinio social ahora que ostenta dicho cargo y que debe escoger sus palabras con más cuidado.

Prayuth promete una rápida investigación y asegura a los turistas que Tailandia sigue siendo segura para ellos.

El hecho que el primer ministro realmente se disculpara sugiere la magnitud de la reacción internacional ante su metedura de pata. Por supuesto, los informes inadecuados sobre los comentarios de Prayuth realizados por la prensa local reflejan el lamentable estado de la libertad de prensa hoy en día en Tailandia. Desafortunadamente, parece que muchos usuarios de Internet siguen sin poder criticar abiertamente a la policía y a las acciones de los funcionarios del ejército. O quizás las fuerzas cívicas de Tailandia obligan a Prayuth a disculparse por su desacierto después de todo. De ser así, quizás este incidente inspire a más ciudadanos a desafiar las otras políticas polémicas del régimen apoyado por el ejército en este país.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.