¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

De cómo dos músicos tibetanos crearon una nueva y prohibida colaboración por Internet

Techung Woeser Lam La Che.jpg

En julio de 2013, finalmente se publicó internacionalmente una colaboración musical única entre un músico exiliado del Tibet y una poeta tibetana que todavía vive en Tibet, que llevó cinco años de trabajo y que solamente uso comunicación en línea.

La primera colaboración de este tipo, una canción llamada Lam La Che, es un ejemplo de cómo internet les permite a los tibetanos en el exilio y a los tibetanos residentes en Tibet comunicarse a través de las fronteras, y también colaborar.

Los músicos tibetanos que hacen arte a favor de Tibet dentro de Tibet se arriesgan a ser censurados y encarcelados por su trabajo. La músicos de Tibet que vuven fuera del país pueden producir arte libremente, pero saben que su trabajo no llegará a los tibetanos que viven bajo el control de China.

Comunicándose por internet, Techung, músico exiliado del Tibet, y Woeser, bloguera residente en Tibet, pudieron crear una canción que traspasa fronteras y atrajeron atención hacia ellos. Este artículo profundiza en Lam La Che, la historia de Techung y Woeser.

Inspiración para colaborar

Cuando la el escritora, poeta y bloguera tibetana Tsering Woeser (conocida como Woeser) vio fotos y videos en línea del músico tibetano Techung (Tashi Sharzur) actuando en el Concierto para la Liberación de Tibet en Taipei en diciembre de 2008, se conmovió profundamente. El año 2008 había sido turbulento para Tibet, un levantamiento a gran escala contra el gobierno chino inició el 10 de marzo y se extendió por todo el país. Las severas medidas militares que siguieron tuvieron a Tibet bajo un tenso control durante el resto del año y Woeser, que reside en Beijing, usó su blog para documentar lo qué estaba sucediendo. El concierto inspiró a Woeser para contactar a Techung e iniciar una colaboración entre lo que ella llama el Tibet “interno” y “externo”.

book.jpg

El concierto coincidió con el 60 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y la voz de Techung fue como un faro en señal de esperanza y paz. En un post acerca de 2008, Woeser escribió, “los tibetanos, a pesar de estar adentro o afuera del Tibet, pueden escuchar voces que vienen del corazón, el pueblo de Tibet vive unido en la dicha y la tristeza”.

Una colaboración entre los tibetanos “internos” y “externos” tiene el potencial de ser un puente simbólico para unir las fronteras que separan a los tibetanos de su familia que vuve fuera del país.

“He escrito muchas letras, una de ellas llamada “On the Road”, que escribí hace muchos años en Lhasa, que expresa el anhelo por Su Santidad el Dalai Lama”. Escribió Woeser en una entrevista por correo electrónico. “Estaba pensando si Techung podía ponerle música a esta letra e interpretarla, esa sería la dedicación perfecta”.

La censura creativa y las restricciones para viajar 

Techung y Woeser no se pudieron conocer en persona, lo que presentó ciertos retos para el proyecto. A los tibetanos políticamente activos como Techung, frecuentemente se les niega una visa china, que necesitarían para poder visitar Tibet. Como bloguera activista, a Woeser se le ha negado rutinariamente un pasaporte del gobierno chino. En marzo de 2013, Woeser fue honrada con un premio por el Departamento de Estado del gobierno de Estados Unidos por la celebración del Día Internacional de la Mujer, pero, como relata AP, ella “no pudo asistir debido a que su solicitud de pasaporte del año pasado fue negada por política, y a ella se le dijo que la razón era que ella representa una amenaza tácita para la seguridad del estado, presumiblemente por su activismo”. 

Los artistas, músicos y blogueros que apoyan el nacionalismo tibetano enfrentan altos riesgos. Su música puede ser sacada de distribución y los músicos ser encarcelados por años. Los cantantes tibetanos Lolo, Tenzon y Gebey han sido enviados a prisión por hacer música que celebra a Tibet. La música hecha por los músicos en el exilio como Techung, frecuentemente es censurada una vez que llega a Tibet. 

Después de publicar un álbum abiertamente político que fue prohibido en Tíbet, Techung intentó bajar el tono de su lenguaje, imitando la autocensura practicada por los artistas tibetanos internos con el fin de incrementar las oportunidades de que su música fuera escuchada dentro de Tibet. Por ejemplo, en vez de usar la políticamente malintencionada palabra tibetana “Bod” para referirse a Tibet, los cantantes usarán Kangjong (Tierra de Nieves).

Woeser, en cambio, ha sido censurada directamente muchas veces. Sus escritos le han costado su trabajo, y sus blogs han sido cerrados tantas veces que ahora solamente puede mantenerlos alojándolos en servidores extranjeros   

“Nunca antes ha pasado que alguien colabore con un tibetano interno o dentro de China”, dijo Techung.

“De cierta forma, Techung es un símbolo del exilio del Tibet…”, escribió Woeser. “Como he escrito antes, la música, como las alas de un pájaro, puede volar sobre las fronteras hechas por el hombre. Quería trabajar con Techung para tirar obstáculos de alguna forma históricos y reales”.

Trabajando juntos en línea

“Fue una sorpresa y un gran honor cuando Woeser nos contactó”, dijo Techung en una entrevista por Skype desde Estados Unidos. Abajo están las pantallas de la comunicación entre ellos:

Techung Woeser Chat 2.png

Estimado Techung-La
Amo su música, amo cada canción suya.
Escribí estas letras. Si algún día desea cantar mi canción sería un gran honor para mi.
Espero mantener el contacto. Gracias por sus deseos.
Woeser.

Techung Woeser Chat 3.png

Estimada Woeser
Saludos desde el aeropuerto de Taipei. Muy agradable saber de usted. Gracias por escuchar mi música. No creo que mis canciones sean tan buenas pero estoy halagado de que le gustaran.
Sería un honor cantar sus canciones. Si tiene las letras en tibetano por favor envíemelas. Sería un honor cantar sus canciones.
Mis mejores deseos.
Techung

Techung Woeser Chat 4.png

Estimado Techung
¡Muy feliz! ¡Gracias!
El artista Losang Gyatso-la dijo:
“Espero que los artistas, cineastas e intelectuales tibetanos colaboren más en el futuro, creando una sinergia entre diferentes medios y opiniones. Creo que será muy productivo y empoderante.”
Espero que las letras de mis canciones con usted muestren eso a los tibetanos de dentro y fuera.
Como sabe mis letras están escritas en chino. Sin embargo le he pedido a un amigo que las traduzca. ¡El tiene un muy buen tibetano!
Mi inglés está escrito con Google, si hay errores disculpe.
¡Tashi Delek!
Woeser.

Nacida y criada en Tibet y China, Woeser sólo puede escribir en chino. Techung, nacido y criado en India y residente en Estados Unidos, se siente más cómodo escribiendo en inglés. Ambos han oído uno del otro pero no se habían hablado hasta que Woeser le escribió a Techung en Facebook, usando el traductor de Google para traducir su mensaje del chino al inglés.

“Había una barrera del lenguaje”, dijo Woeser. “No había mucho contacto entre nosotros”.

Techung Woeser Chat 5.png

Estimada Woeser
Intenté traducir sus letras con Google. Lo logré con la mayor parte. Gracias.
Cuando lea el poema, si puede escuche la música que le enviamos y siéntala. Pero en la grabación necesitamos sólo su voz. No usaremos todo el poema, sólo algunas partes.

“La colaboración es algo casi nuevo para todos los artistas y músicos tibetanos, tanto dentro como en el exilio”, dijo Techung. “Casi no sabemos cómo funcionan estas cosas aún. Woeser escribió la letra en chino y otra persona me las tradujo al tibetano. Ella me envió dos o tres poemas para ponerle la música y al final elegimos “Lam La Che”. Le envié algunos cambios a las letras… estuvimos intercambiando unas cuantas veces, con varias sugerencias… nunca hablamos entre nosotros, en verdad, todo se hizo en línea”.

La letra de Woeser:

On the road
Ah, on the road
My eyes are brimming with tears
I clutch a flower not of this world
Hurrying before it dies, searching in all directions
That I may present it to an old man in a deep red robe
He is our Yeshe Norbu
He is our Kundun
Our Gongsachog
Our Gyalwa Rinpoche
On the road
Ah, on the road
My eyes are brimming with tears
I clutch a bouquet of the most beautiful flowers
To present to him, to present to him
A wisp of a smile
These bind the generations tight. 

En el camino
Ah, en el camino
Mis ojos rebozan con lágrimas
Tomo una flor que no es de este mundo
Apurándome antes de que muera, buscando en todas direcciones
Para que pueda regalársela al anciano del manto rojo
Él es nuestro Yeshe Norbu
Él es nuestro Kundun
Nuestro Gongsachog
Nuestro Gyalwa Rinpoche
En el camino
Ah, en el camino
Mis ojos rebozan con lágrimas
Tomo un ramo con las más hermosas flores
Para regalárselo a él, para regalárselo a él
Un atisbo de sonrisa
Esto une a las generaciones fuertemente.

“La canción en sí era tan poética (que escribir) la música se sentía fácil y espontánea, cómo si estuviera destinado”, dijo Techung.

Aunque Techung fue el primer exiliado tibetano con quien Woeser ha colaborado de forma tan directa, ella ha trabajado antes con otros exiliados tibetanos. High Peaks Pure Earth ha traducido sus publicaciones de blog previamente al inglés, y el investigador y tibetano exiliado Tsering Shakya escribió el prólogo para uno de los libros de Woeser. Woeser escribió una vez un ensayo inspirado en el pintor tibetano exiliado Losang Gyatso y su serie Cantos desde el Tibet, que Gyatso leyó en voz alta en la apertura de su exhibición.

En tanto el acceso a internet no sea censurado, Woeser expresa optimismo sobre las futuras posibilidades de colaboración.

Otros tibetanos están también usando internet como puente para cubrir las distancias geográficas

Con los avances tecnológicos, los tibetanos dentro y fuera de Tibet están encontrando nuevas formas de comunicarse y colaborar. El Tara Café Project’s Shining Spirit grabó y filmó un proyecto, creado en 2006, como un ejemplo temprano de la colaboración musical entre una familia tibetana que está separada, con algunos viviendo en Amdo, Tibet y otros viviendo en el exilio en Canadá. El corto muestra cómo, mediante grabaciones e internet, la familia pudo grabar su propia versión de la canción tibetana tradicional “Aku Pema”.

En la actualidad, los tibetanos de dentro y fuera de Tibet están escribiendo canciones dirigidas específicamente a ellos mismos. El joven rapero tibetano “Shapaley” (Karma Norbu) de Suiza, público un video musical en 2011 llamado “Made in Tibet,” con la letra “hermanos, no sabemos si pueden escucharnos, pero esperamos que reciban este mensaje, no se preocupen, estamos todos bien, …. aunque estemos lejos de ustedes, nuestros pensamientos están con ustedes”.

Bantsang Lobsang, un músico que vive en Tibet, incluyó un mensaje para todos los tibetanos en su más reciente álbum. Lobsang se dirige directamente a la cámara y dice: “deseo para los tibetanos de la Ciudad de las Nieves, en casa y fuera de ella, que se reúnan”.

Manteniéndose en contacto con los tibetanos de todo el mundo

A pesar de estar separados por factores políticos y geográficos, los tibetanos en el exilio se mantienen trabajando con creaciones de tibetanos dentro de Tibet y viceversa. 

Los fans se han acercado a Techung varias veces para decirle que los músicos dentro de Tibet estaban siguiendo la escena musical de los tibentanos en el extranjero y que estaban inspirados en la música hecha por los tibetanos exiliados. 

A su vez, Techung admira la tenacidad de los tibetanos de dentro, “¡los músicos en Tibet están más adelantados que aquellos que están en el exilio! Yo aprecio lo poéticos que son. Están utilizando la forma artística de comunicar mensajes y mantener la cultura viva, la gente realmente los busca. Al mismo tiempo, el riesgo es tan alto que ellos tienen que ser muy cuidadosos”. 

Techung es un fan de los músicos internos de Tibet, como Tsewang Lhamo y Yadong. “A través de ellos se lleva el sentido total de nuestra cultura e identidad, esto es muy importante. Mi mensaje para ellos es que continúen haciendo el trabajo que hacen y nosotros haremos lo que podemos desde afuera. Ojalá algún día no tengamos que preocuparnos sobre los riesgos y acontecimientos políticos, y los músicos y artistas tibetanos, incluida Woeser, disfrutaran de libertad para ser capaces de conocerse en persona y colaborar musicalmente”.

Los cantantes tibetanos en el exilio favoritos de Woeser incluyen Techung, Shapaley, Phurbu T Namgyal y Kelsang Chukie Tethong. Su mensaje a los músicos tibetanos exiliados hizo eco en Techung, que  escribió, “realmente me gusta la música de los músicos tibetanos exiliados y he escritó artículos acerca de ellos. Espero que algún día los tibetanos de dentro y fuera de Tibet puedan trabajar juntos y expresar nuestras preocupación común acerca del futuro de Tibet”.

Puede apoyar el nuevo disco de Techung aquí, esto incluye una versión de una canción de Lolo, un joven cantante tibetano, quién está encarcelado por su música.

Esta historia fue encargada por Freemuse, el líder defensor de los músicos a nivel mundial, y Global Voices para Artsfreedom.org. El artículo puede ser reproducido por medios no comerciales, dando crédito al autor Dechen Pemba, Freemuse y Global Voices y enlazando el original. 

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.