¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Un primer vistazo de la Navidad en Trinidad y Tobago

Christmas in Trinidad & Tobago; photo by Edmund Gall, used under a CC BY-SA 2.0 license.

Navidad en Trinidad y Tobago; foto tomada por Edmund Gall, utilizada bajo licencia de CC BY-SA 2.0.

Es tiempo de Navidad, lo que significa celebraciones y un montón de comida y música en países de todo el mundo. Anticipándose a los sabores y sonidos por venir, el blog culinario Trini Gourmet ha publicado una serie de historias acerca de la música y los platillos que acompañan a la Navidad en Trinidad y Tobago. El equipo caribeño de Global Voices estará perfilando algunas de las mejores historias y recetas de la serie en un esfuerzo por compartir una Navidad caribeña con ustedes, ¡Queridos lectores!.

Parang
La música parang, un folk-híbrido con raíces en Venezuela y Trinidad y Tobago, mezcla ritmos latinos y africanos con letras en español para rendir homenaje al nacimiento de Cristo. Los grupos de parang, o “parranderos”, normalmente actúan como cantantes de villancicos, yendo de casa en casa dando una serenata a la gente (y esperando ser recibidos con comida y bebida). Esta tradición está muriendo, pero aún puede verse en las comunidades más rurales, como Paramin y Lopinot. Más populares hoy en día son los festivales y concursos de parang, donde los aficionados pagan por asistir.

Parang singers in Trinidad & Tobago; photo by Edmund Gall, used under a CC BY-SA 2.0 license.

Cantantes de Parang en Trinidad y Tobago; foto de Edmund Gall, utilizada bajo licencia de CC BY-SA 2.0.

Trini Gourmet llama al parang la “banda sonora de la Navidad” de Trinidad y Tobago, destacando a los grandes del parang como Daisy Voisin y The Lara Brothers. Estos pioneros del parang pueden haber muerto hace mucho tiempo, pero hay una nueva generación de artistas que está poniendo un giro mas moderno en el género, incorporando elementos como música soca y chutney para una completamente nueva visión en la tradición, sobre todo con letras en inglés. Como Trini Gourmet pone:

In the past 2 decades the lines between carnival soca and parang soca have become increasingly blurred. The parang soca of Sharlene Flores’ day seems downright languid compared to the faster rhythms of today’s fete joints, first by melding calypso rhythms to become parang soca, and most recently by incorporating classical Indian rhythms and tonalties to form ‘chutney parang soca’. Much like our cuisine, the possibilities for musical fusion seem endless!

En las últimas dos décadas las líneas entre la soca carnaval y el parang soca se han vuelto cada vez mas borrosas. El parang soca de los días de Sharlene Flores parece francamente lánguido en comparación con los ritmos más rápidos de las celebraciones de hoy, primero fusionando ritmos de calipso para convertirse en parang soca, y mas recientemente incorporando ritmos y tonalidades indias para crear el ‘chutney parang soca’. ¡Al igual que nuestra cocina, las posibilidades de fusión musical parecen infinitas!.

Sorrel
Todo ese canto debe dar sed, y el sorrel — una rica bebida de fruto rojo— es la solución perfecta. La descripción de Trini Gourmet es suficiente para hacer a cualquiera querer una taza:

Sorrel bud; photo by Janine Mendes-Franco, used with permission.

Brote de Sorrel; foto de Janine Mendes-Franco, usada con permiso.

Sorrel, made from the sepals of the sorrel flower is fruity and fragrant. I have fond memories of sitting at my aunt’s feet as a child, helping her to handpick the flowers. The seed of the sorrel is covered with fine prickly hairs that eventually find their way into the pads of your fingers. They are not painful but definitely annoying! A friend once told me that the petals are quite delicious raw with some salt. At first I thought she was insane but once I tried it I was hooked.

Similar in taste to hibiscus tea, sorrel becomes even more heavenly with the addition of rum. Made properly your sorrel should be thick and syrupy. Fear not, just dilute it with some cold water or club soda when serving.

El sorrel, hecho de los sépalos de la flor de sorrel es afrutado y aromático. Tengo buenos recuerdos de cuando era pequeño sentado a los pies de mi tia ayudándole a recolectar las flores a mano. La semilla del sorrel está cubierta de finos vellos espinosos que eventualmente hallan su camino a las yemas de tus dedos. Si bien no son dolorosos, ¡son definitivamente molestos!. Una amiga me dijo una vez que los petalos son deliciosos crudos con un poco de sal. Al principio pensé que estaba loca, pero una vez que los probé, me enganché.

Con un sabor similar al té de Jamaica, el sorrel se vuelve aún más celestial añadiéndole ron. Preparado adecuadamente el sorrel debe quedar espeso y almibarado. No teman, solo dilúyanlo con un poco de agua fría o agua carbonatada al servir.

Pastel negro
Los trinitenses encontrarán un modo de consumir alcohol incluso al comer. El pastel negro, también conocido como ‘fruit cake’, es quizás la prueba del pudín. Trini Gourmet lo llama una  “Institución Navideña” en Trinidad:

Made predominantly of alcohol drenched prunes, currants and raisins, variations abound (and I love taste testing when we make the visiting rounds). Still, the best black cake is always the recipe that one grew up with. […]

You’ll notice the insane amount of liquour that goes into this dessert. Not only does that make the final cake unbelievably moist it also renders it virtually ageless. My aunt makes a batch of these at xmas time, keeps them in ‘old time cake tins’ and even in July and August we are still eating the remnants!

Hecho predominantemente de ciruelas, grosellas y pasas empapadas en alcohol, las variaciones abundan ( y amo las degustaciones de las rondas de visita). Aun asi, el mejor pastel negro es la receta con la que uno se crió. […]

Notará la insana cantidad de licor en el postre. No solo hace que el pastel resulte increíblemente húmedo sino que también hace que sea prácticamente eterno. Mi tia hace un lote de estos en el tiempo de Navidad y los conserva en “moldes de pastelería de los viejos tiempos” e incluso en julio y agosto todavía estamos comiendo de las sobras.

Black cake and ice cream; photo by Steve Loya, used under a CC BY-NC-ND 2.0 license.

Pastel negro y helado; foto de Steve Loya, utilizada bajo licencia de CC BY-NC-ND 2.0.

Debido a su larga vida útil, este postre es también una opción tradicional para pasteles de boda en Trinidad y Tobago, y las sobras congeladas se consumen tradicionalmente en el primer aniversario de bodas de la pareja. La pareja de recién casados toma una rebanada del pastel guardado de su gran día y cucharea para celebrar su primer año de matrimonio.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.