¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Estudiantes de universidad paquistaní protestan contra censura estatal por Baluchistán

A student holding a placard protesting state censorship

Estudiante sostiene un cartel en protesta contra la censura del estado.

Los estudiantes de la Universidad de Ciencias Administrativas de Lahore (LUMS) salieron en protesta pacífica el 10 de abril por la reciente cancelación de una sesión académica dedicada a Baluchistán en esa universidad.

Con las etiquetas #ProudofLUMS y #Stand4AcademicFreedom, los estudiantes respondieron a la maliciosa campaña lanzada contra LUMS el 10 de abril.

Las etiquetas se usaron para difundir imágenes de estudiantes sosteniendo carteles y afiches, protestando por la decisión del estado de cancelar la sesión “Sin silenciar a Baluchistán”. Los afiches estaban estampados con lemas como “hablar sobre una provincia no es ir contra el estado” y “no crees en la libertad de expresión si no crees en ella por los que discrepan contigo”.

Como publicó Global Voices el 9 de abril, cuando la conferencia debía llevarse a cabo:

Balochistan, Pakistan's largest, least populated and poorest province is witnessing its fifth separatist movement since 1947. Public discussions on Balochistan's war are rare. Nationalists think silence on Balochistan is their patriotic duty, others self-censor out of fear of Pakistan's powerful military. But few really understand what is going on in the southwestern province, because media coverage and reporting from there is thin.

Baluchistán, la mayor provincia de Pakistán, la menos poblada y la más pobre es testigo de su quinto movimiento separatista desde 1947. Las discusiones públicas sobre la guerra de Baluchistán son escasas y los reportajes desde ahí son pocos. Los nacionalistas creen que el silencio con relación a Baluchistán es su deber patriótico, otros se autocensuran por miedo al poderoso ejército de Pakistán. Pero sólo unos pocos realmente entienden qué está pasando en la provincia suroeste, porque la cobertura e informes de los medios es poco consistente.

El objetivo de la charla era destacar los problemas actuales en torno a la agitada provincia y en particular las dificultades de los desaparecidos.

Según algunos estimados, cientos de personas han desaparecido en Baluchistán desde 2010. Muchas de estas ‘personas desaparecidas’ aparecieron muertas después y solamente en 2013, se encontraron 116 cuerpos en diferentes lugares en la región.

Los parientes de muchos de los desaparecidos culpan al ejército, y sus reclamos han sido investigados por la Corte Suprema de Pakistán, aunque la intervención de la Corte no ha logrado recuperar a las personas desaparecidas.

lums4

Sobre la cancelación de la conferencia en LUMS, Mirza Moiz Baig, estudiante de la Facultad de Derecho, dijo:

The event’s cancellation is a blatant violation of our right to free speech. The whole point of free speech is to protect speech that invites conflict. Our intelligence agencies continue to remain engrossed in such matters and that explains their utter failure to do what their real job is. Silencing dissenting voices and traitor-shaming by those who stopped the talk is the very reason Balochistan is on the brink today.

La cancelación de la conferencia es una violación descarada de nuestro derecho a la libre expresión. La libertad de expresión se trata de proteger la expresión que invita a conflicto. Nuestras agencias de inteligencia siguen absortos en esos asuntos y eso explica su completo fracaso para hacer lo que es su verdadero trabajo. Que los que impidieron la conferencia silencien las voces discrepantes y las acusen de traidores es la razón por la que Baluchistán está al límite hoy.

El punto clave de las protestas fue que acallar el debate académico no es un acto de patriotismo. La campaña intentó acabar con las acusaciones lanzadas a la reconocida universidad en medios sociales el 10 de abril, sobre todo en Twitter y Facebook, que intentaron describir a LUMS y los panelistas como contrarios al estado y traidores.

Una declaración oficial emitida por la universidad decía:

A university is a place for freedom of thought and speech; where critical thinking is nurtured in an academic setting with a view to developing a sense of judicious understanding of public life both past and present. In this regards under the re-mapping justice series, an event scheduled at LUMS for the 9th of April 2015 had to be cancelled on orders from the government, which was most unfortunate indeed. LUMS is committed to working with the government to find a way to allow the university to hold analytical talks on various topics that need to be debated in an objective and unbiased manner.

Una universidad es un lugar para la libertad de pensamiento y de expresión; donde el pensamiento crítico se nutre en un ambiente académico con una visión de desarrollar un sentido de entendimiento juicioso de la vida pública, pasada y presente. A este respecto, según la serie de nuevo trazado de la justicia, una actividad programada en LUMS el 9 de de abril de 2015 tuvo que ser cancelada por órdenes del gobierno, ciertamente bastante desafortunadas. LUMS está comprometida a trabajar con el gobierno para encontrar una manera de permitr que la universidad realice charlas analíticas sobre diversos temas que necesitan debatirse de manera objetiva y sin prejuicios.

Desafortunadamente, no ha habido ninguna declaración del gobierno explicando su decisión de cancelar la sesión. Los críticos del estado dicen es improbable que una censura tan arbitraria resuelva el asunto de Baluchistán y que la élite política del país se dé cuenta de que Baluchistán es parte de Pakistán y brinde libertad de expresión para que la gente opine por el cambio.

La historia sugiere que nada más llevará a una paz sostenible en la provincia.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.