¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Hijos de la luna, el lugar especial de los albinos de la etnia Guna de Panamá

Niños guna, incluido un niño albino. Foto en Flickr del usuario Ben Kucinski (CC BY 2.0).

Niños guna, incluido un niño albino. Foto en Flickr del usuario Ben Kucinski (CC BY 2.0).

Los Kuna, también conocidos como Guna o Cuna, son un pueblo indígena que habita entre Panamá y Colombia. En idioma Cuna se autodenominan dule (pronunciado tule), que significa “persona”. La particularidad de este grupo étnico es que tienen una alta tasa de albinos entre sus miembros.

Los científicos dicen que nace un albino por cada 145 kunas, una tasa mayor que en partes de África Subsahariana donde los albinos también son numerosos, y muy por encima del promedio mundial, que es de cerca de uno por cada 20.000 nacimientos.

En la mitología Kuna, a los sipus (albinos) se les confería una posición especial. Tenían el deber específico de defender a la Luna contra un dragón que trata de comérsela durante los eclipses lunares, por lo que eran los únicos autorizados de salir en noches de eclipse lunar.

Se les llegó a conocer como “hijos de la luna”. Como su deber era abatir al dragón en noches de luna, se les hacía salir durante los eclipses lunares armados con su arco y flecha con los que disparaban al cielo para evitar que el dragón se tragara al satélite.

El albinismo es una enfermedad genética que se caracteriza por la falta congénita de pigmentación (melanina) de ojos, piel y pelo por una mutación en los genes. También aparece en animales y vegetales. Es una enfermedad hereditaria que aparece cuando se combinan los dos padres portadores del gen.

Aunque en algunos países como Tanzania, los albinos son perseguidos e incluso asesinados por ser considerados símbolos de mala suerte o brujería, los Guna tratan a sus niños albinos con especial respeto, aunque no siempre fue así. El sitio web Mundo Kuna cuenta cómo en un tiempo se recurrió al infanticidio para “sostener al grupo sano”:

[…] para la época de la colonia ya la existencia de los albinos entre los kunas era un hecho. Pero lo interesante de este primer hecho nos hace realizar la siguiente pregunta. ¿Por qué pocos kunas albinos en al [sic] inicio del pasado siglo (1900)? Es muy probable que entre 1681 y 1900, hubo un cambio en el pensamiento del kuna y se inicio la practica del infanticidio sobre los nacimientos de niños y niñas albinas.
Ya para la mitad del siglo pasado se nota un aumento sustancial en nacimientos de niños albinos a nivel de la comarca de Kuna Yala, no así en la comunidades ubicadas en el continente. Al parecer una forma nueva de pensamiento surge ante la practica del infanticidio.
[Con esa nueva manera de pensar se empieza a] ver de otra manera el nacimiento de un albino dentro del seno de una familia. Tener un albino significaba estar bendecido por Bab Dummat, luego la familia tambien era bendecida. Pero este nuevo ser, era una carga para la familia y por ende para la sociedad y la comunidad. Al nacer un albino la partera le decía a la familia que este debía ser muy bien cuidado y alimentado.

El sol tropical presente en la zona donde mayoritariamente viven los kuna afecta de manera particular a los albinos de la comunidad:

They are highly susceptible to skin cancer and eye disorders caused by exposure to the sun’s ultraviolet rays.
So it is perhaps a cruel twist of genetic fate that so many albinos dwell under a harsh tropical sun on these coral-ringed islands. “They start having skin problems at a very early age,” said Dr. Gioconda Gaudiano, a dermatologist in Panama City who travels frequently to the Kuna region to treat albinos, some of whom die at a young age. “By tradition, they don’t look for help.”

Son altamente susceptibles al cáncer de piel y problema en los ojos causado por exposición a rayos ultravioleta del sol.
Así que tal vez es un cruel giro del destino genético que tantos albinos vivan bajo el sol tropical en estas islas rodeadas de de coral. “Empiezan a tener problemas en la piel a edad muy temprana”, dice la doctora Gioconda Gaudiano, dermatóloga de Ciudad de Panamá que viaja con frecuencia a la región de los kuna para tratar a los albinos, algunos de los cuales fallecen jóvenes. “Por tradición, no buscan ayuda”.

Sobre su forma de vida, encontramos en ViSión BeTa:

Con una economía basada en la agricultura, la pesca, caza y el comercio, los Kuna llevan una vida sencilla en un paisaje agreste que se asemeja a nuestra idea de paraíso natural. Mientras en su mayoría viven en comunidades isleñas, se desplazan a tierra firme para trabajar sus cultivos trasladándose en [canoas llamadas] cayucos.

Los usuarios de Twitter tienen publicadas fotos de los kuna, donde no faltan los miembros albinos que dan a este grupo su patricularidad:

SPIEGELONLINE: El sufrimiento de los hijos de la Luna de Panamá.

También publican muestras de su trabajos de artesanía:

Bosque de árboles de hoja perenne de los indios kuna, Mola, Panamá.

Por recomendación del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, la Asamblea General instituyó el 13 de junio como el Día Internacional de Sensibilización sobre el Albinismo, “en respuesta al llamamiento de las organizaciones de la sociedad civil que abogan por considerar a las personas con albinismo como un grupo específico con necesidades específicas y que requieren una atención especial”.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.