¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Hablando con la autora feminista iraní Nina Ansary, en vísperas del cambio en Irán

jewels of allah_cover

Este es la tercera de una serie de entrevistas a periodistas iraníes que han dedicado sus carreras a transmitir las complejidades y contradicciones de su país natal a quienes se encuentran fuera del país. Lea la primera entrevista con Golnaz Esfandiari, y la segunda con Kelly Golnoush Niknejad. 

Era el domingo 12 de julio del 2015, la noche antes de lo que se suponía era el último plazo para las conversaciones de Viena. Nina Ansary y yo habíamos tratado, en vano, de programar una llamada de teléfono en distintas zonas horarias, durante al menos un mes. Finalmente, nos encontramos en la víspera del día donde supuestamente el futuro de Irán estaba siendo negociado por un equipo de diplomáticos en Viena.

Pocos son los estudios que aportan contribuciones significativas en el campo de género en Irán, las notables excepciones son, Janet Afary, “La política sexual en el Irán moderno” y los muchos artículos y libros que analizan el papel del feminismo en el Irán revolucionario de Haideh Moghissi. Sin embargo, aunque los esfuerzos de Ansary no son los primeros, Jewels of Allah:The Untold Story of Women in Iran (Las joyas de Alá: La historia no contada de la mujer en Irán) es el primer libro en cubrir los movimientos políticos feministas desde finales del siglo XIX hasta el presente. El libro está lleno de casos de estudio y la descripción de movimientos tales como la evolución de la educación de las mujeres durante todo el régimen del Shah Reza Pahlavi y la posterior era islámica, así como el periodismo reformista feminista a finales de los 90. Las lecturas sociológicas de Janet Afary y los estudios revolucionarios populistas de Moghissi, han recopilado la historia de las mujeres, pero con una metodología diferente. El libro de Ansary es una sólida introducción para cualquier lector laico, en busca de una visión general del feminismo en el Irán moderno.

Lo que es innovador en el libro, es la forma en que Ansary magnifica determinados momentos históricos. Dedica todo un capítulo a Shahla Sherkat, la editora y activista que ha luchado para mantener circulando a Zanan, la publicación feminista de más larga duración en Irán, a lo largo de cierres forzosos y maniobras políticas furtivas de la era reformista hasta la actual administración moderada. Al proporcionar una ventana hacía el trabajo de estas mujeres iraníes contemporáneas, Ansary demuestra que el feminismo se presenta en distintas y variadas formas. Se presenta, por ejemplo, bajo la apariencia de la única mujer bombero en una remota ciudad iraní, o – como en el estudio de caso de Sherkat – en la forma de una periodista que desafía a los tabúes sociales a fin de compartir el trabajo del movimiento feminista mundial.

“Toda mujer tiene derecho a definir el mantra feminista de acuerdo a su propia visión,” me dijo Ansary, durante nuestra conversación. “Tiene que definir el feminismo según su propio contexto cultural.”

De hecho, el propósito del libro de Ansary es permitir una mejor comprensión acerca de cómo las mujeres han dado forma a la historia reciente de Irán, y siguen haciéndolo, mientras trabajan para establecer sus derechos y la igualdad en una sociedad que las ha tradicionalmente marginado.

Ansary misma, tiene antecedentes relacionados al clima político de Irán. Dejó Irán con su familia durante la revolución, cuando tenía 12 años. Su padre había sido parte del gobierno del Shah depuesto. Esto fue una sorpresa para mí, dado que “Las joyas de Alá” carece de las trampas ideológicas habituales que tienden a atrapar a aquellos que estudian a Irán. Ansary no apoya, ni se identifica con el régimen que ha estado en el poder desde la Revolución Islámica: “En un nivel muy emocional siento una profunda conexión con mi patria”, me dijo, “sin embargo, en las últimas cuatro décadas. . . . este régimen es una mancha oscura y una nube oscura sobre el verdadero Irán”. Sin embargo, en ningún momento en el libro, las contribuciones de la era Pahlavi al feminismo fueron valorizadas. De hecho, el libro de Ansary abarca el feminismo de inspiración islámica que surgió después de 1979.

“Lo que ocurre hoy en día a las mujeres en Irán, se debe a distintos momentos de la historia. Fueron momentos distintos, donde a las mujeres se les concedió una voz”, explicó Ansary.

¿Por qué conecto el libro de Ansary con las negociaciones nucleares recientes? El tema surgió, naturalmente, mientras charlábamos en la tarde antes de la fecha límite del acuerdo.

“Lo veo desde una perspectiva estrictamente humanitaria”, dice Ansary. “Estas negociaciones no tratan de las violaciones de los derechos de las mujeres, ni de otras cuestiones pertinentes de derechos humanos. Sin embargo, las sanciones han debilitado a la población en general desde hace mucho tiempo, y espero que al abrir una puerta, otras puertas también se abrirán. . . que hará que el régimen sienta su responsabilidad ante el mundo, más allá de las preocupaciones nucleares. Sin embargo, sacando el actual régimen de la ecuación, celebro el cambio para el pueblo iraní “.

¿Y sus pensamientos sobre el futuro de Irán, y el lugar de la mujer en ello?

“Soy cautelosamente optimista. . . sólo porque veo su capacidad de recuperación. Y esto se debe a que el activismo femenino ha dado resultados parciales: a las mujeres no se les permitía servir como jueces, sin embargo, ahora pueden servir como jueces de investigación. A las mujeres no se les permitía entrar en ciertos campos de estudio, sin embargo, con los años, han sido capaces de penetrar en zonas predominantemente masculinas como la medicina y la ingeniería. Soy cautelosamente optimista, sin embargo, creo que las mujeres estarán a la vanguardia de cualquier cambio en Irán”.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.