¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Bahrein acusado de “arriesgar el futuro de su juventud” al denegar becas a estudiantes más inteligentes

Many Bahraini graduates complain that they are being denied government scholarships to study medicine. Photo credit: Wikipedia, used under CC BY-SA 3.0

Muchos egresados bahreiníes reclaman que el gobierno les niega becas para estudiar medicina u otras especialidades de su elección solo por su secta religiosa. Crédito de imagen: Wikipedia, utilizado bajo licencia CC BY-SA 3.0

El gobierno bahreiní ha sido acusado de “arriesgar el futuro de su juventud”. Estas acusaciones surgieron luego del anuncio del gobierno de un programa de becas que, según muchos estudiantes, sus padres y observadores, “discriminan” a los egresados del bachillerato chiitas, que en su mayoría provienen de familias de escasos recursos y necesitan financiación para costear una educación superior que les permita tener un futuro mejor.

En el país se ha desatado un acalorado debate acerca del criterio de selección de los becarios. Además de justificar sus promedios, el Ministerio de Educación ha establecido que el 40 por ciento de la evaluación total para acceder a la beca dependa de una entrevista personal, en la que, según quejas de algunos estudiantes, son interrogados acerca de su secta religiosa y afiliación política.

De acuerdo con los activistas y ciudadanos bahreiníes, los antecedentes del gobierno demuestran que existe discriminación en el otorgamiento de las becas contra los estudiantes chiitas, en especial con los que expresaron opiniones contrarias a las del gobierno. Las frustraciones y opiniones de los estudiantes fueron compilados en una etiqueta activa de Twitter escrita en árabe, que se traduce como “la masacre de becas“, donde se detalla la forma en que muchos de los estudiantes más inteligentes del país han sido privados de estas o bien les han concedido una, pero en especialidades que no son de su interés. Generalmente, los mejores estudiantes desean estudiar medicina e ingeniería y sin una beca no pueden costear sus estudios.

Según Suad Al Khawaja, con esa etiqueta se publicaron más de 12,000 tuits y el gobierno no tuvo reacción alguna al respecto:

Más de 12,000 tuits con la etiqueta la masacre de becas y ninguna reacción de los destinatarios. Después, ellos [el gobierno] criticarán la manifestación de un movimiento derechista o de una sociedad política.

Free Prisoner, una cuenta prominente en Twitter, tuiteó a sus más de 17,000 seguidores:

El Ministerio del interior y de Defensa siempre se rehusaron a otorgar becas o cargos públicos a los chiitas y mantienen su postura. En los últimos años, el Ministerio de Educación se unió a esa misma práctica.

Ali Alaswad, exparlamentario para la Sociedad Islámica Nacional Alwefaq, tuiteó una fotografía de un reporte, de reciente publicación, escrito por Salam para Democracy and Human Rights, una ONG que trabaja en Suecia y el Reino Unido.

Imagen del reporte de @SALAM_DHR. La discriminación en las becas es uno de los desastres realizados por las autoridades en Bahréin, donde la transparencia es inexistente.

El reporte confirma las suposiciones de las personas sobre la discriminación sistemática por parte del gobierno. Este pone de manifiesto que, pese a los altos índices de estudiantes chiitas y egresados instruidos, por lo general, los sunitas son los que ocupan los puestos más altos en el Ministerio de Educación, y unos cuantos son otorgados a los chiitas. El reporte también señala que los chiitas no son excluídos únicamente de los programas de becas, sino también son sometidos a obstáculos e inconvenientes cuando intentan continuar su educación superior. Además, hace una alusión a la Universidad de Bahréin, que ofrece oportunidades y facilidades de desarrollo a sus empleados sunitas, mientras que obstaculiza esas mismas oportunidades para sus empleados chiitas cuando desean obtener maestrías en el exterior. Esto también se ve reflejado en los puestos ejecutivos dentro de la institución, pues son desempeñados por los empleados sunitas en lugar de los chiitas, según indica el reporte.

@SayedJSA tuiteó:

La masacre de becas es una de las docenas de abusos humanitarios sistemáticos contra la comunidad chiita en Bahréin.

Él, en representación de los estudiantes, continúa dando una explicación:

Los jóvenes trabajaron duro y sacrificaron 12 años de sus vidas y cuando llegó el momento de cosechar los frutos de su ardua labor, simplemente masacraron su futuro por ser chiitas en Bahréin.

El último grupo de becarios del Programa Internacional de Becas del príncipe heredero de Bahréin (CRISP, por su sigla en inglés) está conformado por 10 individuos: cinco que vienen de escuelas privadas y cinco de escuelas públicas. Tres de los estudiantes de escuelas públicas pertenecen a las áreas sunitas del país y los dos restantes son egresados de escuelas, un tanto neutras, que aceptan a sunitas y chiitas por igual. CPISP no es la única entidad que concede becas en Bahréin, no obstante, las críticas contra el criterio de selección son aplicables a todos los programas y ofertas del estado.

Lea también: Uno de los mejores estudiantes de Bahrein va a la cárcel en vez de a la escuela de medicina

Algunas personas indican que es habitual, en Bahréin, que otorguen becas a los estudiantes cuyas familias tienen la capacidad para mantener a sus hijos estudiando en el extranjero, por lo que excluyen a aquellos que poseen la aptitud pero que no cuentan con la solvencia para costearlo. Cuando los estudiantes menos privilegiados obtienen becas como recompensa por su esfuerzo y alto promedio, son para especialidades que eligieron como última opción, en ocasiones para carreras diferentes y, en otras, solo obtienen estipendios.

Alwefaq emitió una declaración en la que hace énfasis en este fenómeno, manifestando que existe una atmósfera de ira y resentimiento entre un gran número de familias bahreiníes debido al rechazo de becas para sus hijos, que sobresalen en sus estudios, como consecuencia de la persecución de sectas impuesta por las autoridades.

Estudiantes bahreiníes y activistas comparten algunas experiencias personales por medio de las redes sociales. Ba7raniah tuitea:

¡¿Acaso mi excelencia académica no prueba mi pertenencia y patriotismo?! ¿Por qué me interrogaron durante las entrevistas personales y me provocaron? ¿Qué objeto tiene que me pregunten si soy sunita o chiita?

SaydoO agrega:

¿Qué beca? Quería estudiar en la universidad del gobierno por mis propios medios y ellos no permitieron que estudiara la especialidad que yo quería y ¡mucho menos, otorgarme una beca!

Sayed Ahmed Alalawi, miembro de Alwefaq, tuitea la historia de otro estudiante:

Soy estudiante. Me llamo Maryam Isa Al-Hayki. Mi promedio general de calificación es de 97.6 % y obtuve mi sexta opción, enfermería.

Otra cuenta de Twitter, @NAlhadi, tuitea una historia diferente:

Abeer Almomen, estudiante: mi promedio es de 96 % y ¡obtuve mi novena opción! Mi primera opción es Farmacia y se las están ofreciendo a estudiantes con promedios menores al mío.

Free Shawqi Radhi tuiteó a sus más de 7,000 seguidores:

Sayed Murtadha estuvo detenido por cinco meses, pese al trabajo duro que realizó para obtener un promedio de 94.4 % y lo único que él quería era una beca de la Universidad de Bahréin para estudiar Ciencias de la Computación y aún así le privaron de ella.

Los que se oponen a la medida del gobierno parecen inclinarse por privar a las personas de sus derechos como castigo por exigirlos. Ellos se han manifestado, por medio de Twitter, en desacuerdo con el otorgamiento de becas a los chiitas.
Bahraini Muharraqi indica:

Esas personas combaten el régimen estando en Bahréin, ¿cómo es que a ellos les conceden becas para que se opongan desde el extranjero?
Nadie cava su propia tumba a propósito (en referencia al gobierno).

Shawazen1 desea excluir a todos los que estén en contra del gobierno y al mismo tiempo cuestiona su lealtad:

Las becas son para las personas honorables del país, no para los partidarios del régimen de Irán.

@GccTraveller cree que es una conspiración de los chiitas:

Los chiitas quieren controlar la educación para facilitar el dominio de las instituciones gubernamentales, preparándose para un golpe para apoderarse del país.

Ese tipo de discurso es muy común en Bahréin, donde a muchos partidarios del gobierno les han hecho creer que se encuentran bajo amenaza por causa de los chiitas pues planean apoderarse del país, por lo que deberían privarles de sus derechos, como medida de seguridad para frustrar cualquier intento de ellos. De hecho, muchos consideran que esto es una estrategia gubernamental que se ha llevado a cabo por décadas y que ha contribuido a estimular las actuales tensiones sectarias.

Ciudadanos moderados han exigido que la distribución de becas sea equitativa y justa y que el trato hacia los estudiantes se base en sus capacidades y calificaciones en lugar de la afiliación e inclinación política de su familia.

Ahmed A.Ameer confirma:

Transparencia, eficiencia, profesionalismo, imparcialidad y equidad son estándares que se requieren para gestionar el tema de las becas.

Mohammed Alsalman, un “bahreiní que sueña con un Bahréin mejor”, concuerda con Ahmed::

Nadie desea que distribuyan becas por afiliación o cupo sectario, únicamente por el esfuerzo de cada estudiantes y su promedio de calificaciones, nada más. ¿Es difícil esto?

Abdulla Aljalahma también reclama una distribución justa, que no tenga en cuenta las sectas:

Esto no es justo ni lógico, no queremos que las becas sean para los sunitas o los chiitas… Las becas son para los mejores estudiantes que las merezcan.

Las soluciones que proponen muchos en Twitter son, transparencia y publicidad de los resultados de las entrevistas personales y de los datos de cada estudiante. Algunos explican que la razón por la que existe oposición en el país es que el gobierno aplica medidas injustas contra su propia gente. Otros instaron al Ministerio de Educación a responder a las acusaciones y a brindar explicaciones sobre el proceso injusto de distribución de becas, sin embargo, este continúa sin pronunciar palabra alguna.

@orgbahraini considera que el ministro debería tomar cartas serias en el asunto en respuesta a la atmósfera de ira::

En países que se respetan a sí mismos, cuando las personas hablan sobre una masacre de becas como en Bahréin, el ministro dimite a su cargo o bien inicia una investigación de inmediato.
El ministro de educación permanece callado.

Además de las becas que ofrece el gobierno, existen otras a disposición de los estudiantes bahreiníes que son proporcionadas por universidades u organizaciones extranjeras, tal es el caso de la Universidad de Bath y la Universidad de Sheffield en el Reino Unido. Algunas ONG también ofrecen becas en los Estados Unidos y Europa pero son más competitivas.

De acuerdo con las estadísticas de Bahrain Center for Human Rights de febrero de este año, aproximadamente 400 menores se encuentran aprehendidos en las prisiones bahreiníes por delitos motivados por la política; la mayoría de ellos han sido objeto de maltrato y tortura.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.