¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Activista brasileño recibe amenazas de muerte tras la publicación de una falsa entrevista

Journalist and activist Leonardo Sakamoto. Youtube printscreen.

Periodista y activista Leonardo Sakamoto. Foto pantalla: YouTube.

El reconocido periodista, profesor y activista en derechos humanos Leonardo Sakamoto afirma que empezó a recibir amenazas de muerte tras la publicación de una falsa entrevista suya en un diario local brasileño a comienzos del mes pasado.

El diario Edição do Brasil (Edición de Brasil) —una publicación de dudosa calidad de Belo Horizonte, capital del estado de Minas Gerais — publicó una falsa entrevista donde Sakamoto, supuestamente. dice que los jubilados son “inútiles para la sociedad”. Él menciona que la falsa entrevista se basa en un posteo de un blog que él mismo escribió en diciembre

En el texto titulado: “Tres formas de convencer a los pobres que aumentar el salario mínimo está mal”, donde Sakamoto utiliza los argumentos de los medios de comunicación y algunos sectores de la sociedad brasileña para criticar la política federal a largo plazo sobre el aumento anual del salario mínimo. Con un texto sarcástico, Sakamoto ironiza que Brasil también debería detener el ajuste de pensiones, si es que tiene sentido abandonar los aumentos en el salario mínimo.

Sakamoto asegura que no solo Edição do Brasil nunca lo entrevistó, sino que malinterpretaron su sarcasmo, publicando cosas que escribió en su blog, tomándolas en serio.

Cover of the newspaper "Edição do Brasil" with the false declaration attributed to Sakamoto.

Tapa del diario”Edição do Brasil” con la foto de Sakamoto y el título “Científico político dice que los jubilados “son inútiles para la sociedad”. Foto del archivo personal de Sakamoto, usada con permiso.

En su Facebook, él escribió que estaba recibiendo amenazas por internet desde la publicación de la entrevista:

Meus advogados estão cuidando do caso, mas, como previ no post, a situação pirou. Ameaças de agressão e morte têm circulado na rede. E memes mentirosos baseados na entrevista falsa passaram a, além de me criticar por algo que eu não disse, a fazer ameaças. Páginas de ódio tem compartilhado a informação e fomentado vingança contra esse jornalista que quer “reciclar idosos”. Dezenas de milhares de vezes.

Antes de sair do Brasil para vir a Genebra (onde estou para falar sobre como abolir o trabalho escravo no século 21 em um TEDx na ONU), cheguei a ser abordado na rua por um grupo exaltado. Nada aconteceu desta vez.

Não sou de reclamar, não. Mas a difusão desta mentira na rede pode acabar mal. Espero estar errado.

Mis abogados están viendo el caso, como lo predije en el post, la situación empeora. Amenazas de agresión y muerte han estado circulando en internet. Y engañosos memes basados en una falsa entrevista, desde críticas por algo que nunca dije hasta amenazas. Páginas de odio han compartido información y fomentado la venganza contra este periodista que quiere “reciclar a los ancianos”. Miles de veces.

Antes de ir a Ginebra (donde estoy ahora para hablar sobre la abolición de la esclavitud el siglo XXI en el TEDx en la UN), llegué a ser abordado en las calles por un grupo que parecía exaltado. Nada pasó esta vez.

No me gusta quejarme, no. La difusión de esta mentira podría acabar mal. Espero estar equivocado.

Sakamoto es coordinador de la ONG Repórter Brasil, organización líder en la defensa de los derechos laborales y la denuncia del trabajo esclavo en Brasil. Repórter Brazil reporta regularmente sobre compañías que usan el trabajo esclavo y ha recibido una serie de premios  de derechos humanos.

Sakamoto y otros activistas y blogueros de izquierda en Brasil, a menudo enfrentan hostigamientos en internet, los llaman “comunistas” y partidarios del Partido de los Trabajadores (PT), inicialmente de centro izquierda, hoy de centro derecha, que está en el poder desde 2002. Sakamoto dice que ha sido insultado en las calles en reiteradas ocasiones, sin embargo él intenta tomarlo bien (incluso hizo una camiseta con los insultos más comunes que recibe). Él escribió en su blog:

Quem acompanha este blog sabe que, há tempos, sou perseguido em restaurantes, na rua, em aeroportos, dentro e fora do país – já tratei desse comportamento bizarro algumas vezes por aqui. Na maior parte do tempo, é divertido. O problema é quando as ações diretas acabam descambando para a violência ou as ameaças são executadas.

Quien acompaña este blog sabe que, desde hace tiempo, he sido perseguido en restaurantes, en la calle, en aeropuertos y fuera del país. He lidiado con este comportamiento bizarro algunas veces por aquí. La mayor parte del tiempo es divertido. El problema es cuando termina en violencia o cuando se cumplen las amenazas.

En un post de octubre del 2015, él describía algunos hechos:

Sakamoto wears a t-shirt with some of the prejudice and offences he hears everyday. Photo used with permission

Sakamoto luce una camiseta con algunos de los insultos que escucha diariamente. Fotografía del archivo personal de Sakamoto, usada con permiso.

Há algumas semanas, depois de ouvir um monte de coisa ruim de uma mulher no supermercado, não me dei por rogado e resolvi bater-papo. Ela se assustou, afinal de contas, essa não é a etiqueta de haters na internet: a gente tem que aceitar ser xingado e/ou xingar de volta. O que fazer, diante de um afável “querida, vamos conversar um pouco?
[…]
No ano passado, uma me reconheceu, abriu a janela do carro, gritou “volta pra Cuba, filho da puta”, e cuspiu na minha direção.
[…]
Já, há algumas semanas, um jovem do tamanho de um armário me acertou uma ombrada na rua que quase me desconjuntou para depois sair rindo com os amigos por ter batido no comunista.

Hace algunas semanas, luego de escuchar un montón de cosas malas de una mujer en un supermercado, decidí hablarle. Ella estaba asustada, Después de todo, ese no es el protocolo de los que te odian en internet: tenemos que aceptar los insultos y responder […]

El año pasado, uno me reconoció, abrió la puerta de la carro y gritó “regresa a Cuba, hijo de puta”, y escupió hacia donde estaba […]

Hace algunas semanas, un joven del tamaño de un armario me golpeó en la calle, casi me disloca un hombro, y después siguió su camino con sus amigos, riéndose por haber golpeado a un comunista.

Los internautas brasileños también compartieron memes (como el siguiente cuadro) con amenazas de muerte hacia Sakamoto. El ejemplo debajo muestra la estrella del PT y el texto dice: “Este inútil debe morir. Sakamoto dice que los ancianos son inútiles. ¿Por qué gastar en alguien que no es útil para la sociedad, y muchas personas deban pagar por eso? La mejor solución sería establecer una edad en la que los pobres deberían ser destinados a la planta de reciclaje”.

A meme containing a death threat to Sakamoto. Print made by Leonardo Sakamoto.

Meme compartido de forma anónima en internet.

Violencia contra activistas y periodistas en Brasil

Brasil es un país peligroso para los periodistas, especialmente para quienes trabajan en campo. En el 2015, una encuesta de la Campaña Emblema de Prensa puso a Brasil en la séptima posición, en términos de asesinatos a periodistas (7 muertes en ese año). Dos años antes, Reporteros sin Fronteras encontró que Brasil lidera América Latina en periodistas asesinados. El año pasado, la Organización de los Estados americanos denunció a Brasil por la constante violencia contra periodistas.

Brasil tiene el deshonor de ser el país más peligroso para los activistas ecológicos, según la ONG Global Witness. Las estadísticas impresionarían incluso al más avezado criminal: entre los años 2003 y 2013, 448 activistas ecológicos fueron asesinados en Brasil, lo que representa más de la mitad de los activistas ecológicos asesinados en el mundo durante ese periodo.

El periodista Alceu Castilho manifestó su solidaridad con Sakamoto, escribió que estas amenazas son “una advertencia para todos los periodistas en Brasil”:

Sakamoto não é vítima de inocentes criadores de memes. É vítima de fascistas. E é como tais que eles precisam ser encarados. Não é preciso ser jornalista para combater o fascismo.
[…]
Enquanto isso, longe dos grandes centros, jornalistas menos conhecidos continuam sendo assassinados – e o número tem aumentado. Ou calados. Um colunista sergipano foi condenado por escrever uma crônica – uma ficção – sobre um desembargador coronelista. Assistimos a tudo isso sem a ênfase necessária. Como se fosse admissível a existência de liberdade de expressão em apenas algumas ilhas de democracia.

Sakamoto no es víctima de simples creadores de memes, sino de fascistas. Y se necesita enfrentarlos como tales. No es necesario ser un periodista para combatir el fascismo.

[…]

Mientras tanto, al margen de los grandes centros, periodistas menos conocidos continúan siendo asesinados – y el número sigue creciendo. O son silenciados. Un columnista del estado de Sergipe fue condenado por escribir una crónica – una ficción – acerca de un juez terrateniente que usa la violencia contra cualquiera que lo rete. Fuimos testigos de todo eso sin darle importancia alguna. Como si fuera admisible la existencia de libertad de expresión solo en algunas islas de democracia.

La Asociación Brasileña de Periodismo de Investigación (ABRAJI) ha exigido que se investiguen las amenazas contra Sakamoto y el sitio web Portal Impresa se contactó con el diario responsable de la falsa entrevista, Edição do Brasil,

Após a repercussão da falsa entrevista, o jornal apagou a matéria de sua página na internet e publicou uma nota, alegando que contatou uma assessora do jornalista, identificada como Luíza Amália, que teria intermediado o contato e respondido a redação por e-mail.
“O Edição do Brasil analisou as respostas enviadas e o artigo em questão e acredita que houve má fé por parte da pessoa que respondeu, com provável intenção de prejudicar tanto o jornal quanto Leonardo Sakamoto”, disse.

Ante el impacto de la falsa entrevista, el diario [Edição do Brasil] eliminó la noticia de su pagina de internet y publicó una nota diciendo que se puso en contacto con una persona llamada Luíza Amália, quien afirma haber sido intermediaria en la entrevista y que se comunicaba con la redacción vía correo electrónico.

“Edição do Brasil analizó las respuestas enviadas y el artículo en cuestión, y cree que la persona que respondió actuó con mala fe, probablemente con la intención de dañar tanto al diario como a Leonardo Sakamoto”, dijo el diario.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.