¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El humorista egipcio Bassem Youssef criticó al ejército con la etiqueta Kofta_Time

Bassem Youssef in his show El Bernameg taunts the military over its announcement of a medical breakthrough -- a Kofta device that cures Aids and Hepatitis C

Bassem Youssef en su programa El Bernameg se burla del ejército por el anuncio de un avance médico — un artefacto de Kofta que cura el SIDA y la hepatitis C. La leyenda dice: “¿Estás elaborando Kofta para mí?”

Pregúntele a cualquier transeúnte acerca de la Kofta de Abdel-Atty Kofta y su reacción será reírse o fruncir el ceño de modo defensivo. En ambos casos, probablemente lo relacione con lo que se ha conocido como el Koftagate.

En febrero de 2014, justo antes de las elecciones presidenciales que más tarde consagraron presidente a Abdel Fattah El Sisi, el general Ibrahim Abdel-Atty, que no es médico, presentó lo que denominó un artefacto “milagroso” que cura el SIDA y la Hepatitis C por medio de una brocheta de Kofta (una especie de albóndiga). Sí, leyó bien — Kofta, el plato elaborado con carne picada muy habitual en la cocina de Medio Oriente. Según Abdel-Atty, el así llamado artefacto de cura total extrae sangre del cuerpo, convierte el virus en proteínas inofensivas y ¡‘alimenta’ al paciente como una nutritiva Kofta!

Abdel-Atty hizo el anuncio durante una conferencia de prensa que ha circulado ampliamente en video:

“بناخد الايدز من المريض، و نرجعهوله صباع كفتة يتغذى عليه. هاخده على شكل مرض و أديهوله على شكل علاج، و هو دة قمة الغعجاز العلمي”

Extraeré el virus del SIDA del paciente y luego se lo daré de nuevo como una Kofta para nutrirlo. Extraeré la enfermedad del paciente y la devolveré como una cura, y este es el más grande de los avances científicos

Esa declaración no solo generó indignación en la comunidad médica egipcia sino también críticas hilarantes y extravagantes de los ciudadanos en los medios sociales.

Usuarios egipcios de Twitter reaccionan después del “anuncio del artefacto de Kofta” en 2014:

Ahmed Abdoallah tuiteó:

Imagina un general del ejército norteamericano diciendo: “Extraemos el virus del SIDA del paciente y luego ¡se lo damos como hotdog!”

Osama agregó:

“Extraemos el virus del SIDA del paciente y luego se lo damos como una Kofta para nutrirlo” ¡Sí! ¡Así de simple debería ser la ciencia… o vas a ver!

Merkesh comentó con sarcasmo:

El mejor comentario que leí sobre el tema Kofta fue: ¿Qué pasa si el paciente es vegetariano?¿Qué hacen entonces?

Y Mahmoud Alsoly dijo:

El ejército egipcio ha inventado un artefacto para el tratamiento del SIDA, que es ¡kofta en kebab!, Sugiero que agreguen una ensalada para que el aparato funcione bien

En diciembre, del mismo año, en el polémico programa del presentador y humorista Al-Bernameg. El Dr. Bassem Youssef, criticó al estado por ignorar el plazo límite anunciado para el funcionamiento del artefacto que estaba previsto para el 30 de junio de 2014. Él declaró en diciembre de 2014 en su cuenta de Twitter:

La fecha límite para el artefacto ‘Kofta’ ha pasado sin reacción ni rendición de cuentas. Burlarse de la gente se ha vuelto normal — tenemos autoridades que no se preocupan por la gente y medios que están alejados

Pero el sarcasmo nunca se detiene y la historia no desaparece cuando se trata del artefacto de Abdel-Atty. A principios de 2016, un usuario de Twitter, Rahma Alsourbagy, publicó una foto que fue retuiteada más de 100 veces para ridiculizar el invento de Kofta:

Un ciudadano egipcio obteniendo su cura del virus de la hepatitis C

Aniversario del artefacto de Kofta:

Cada año, cuando llega febrero, los egipcios no dejan de recordar el anuncio de 2014 del artefacto Kofta. Este año la etiqueta #كفتة_تايم o #Kofta_time se convirtió en tendencia cuando Bassem Youssef reavivó el interés por la olvidada cura milagrosa. A su vez, los usuarios inundaron Twitter con sarcasmo y reprobaron el descubrimiento sin sentido del ejército.

A continuación una vista rápida de la etiqueta #Kofta_time que se viralizó en Twitter:

Youssef compartió un video donde el jefe de la autoridad de ingeniería de las fuerzas armadas les pedía a los críticos que si no le creían esperaran hasta el 30 de junio de 2014:

¡Oh! ¡Memoria! No críticas.¡Si no me creen, esperen y verán! El tratamiento comenzará el 30 de junio

Youssef también invitó a sus seguidores a que le enviaran fotografías con la etiqueta #Kofta_time después de publicar una foto en Instagram con la siguiente leyenda:

شاركونا في الانتظار اللانهائي للاحتفال بذكرى الإعلان عن جهاز الكفتة

Únanse a nosotros para esperar por siempre celebrar el aniversario del anuncio del dispositivo Kofta

Cientos de usuarios contestaron con imágenes, llenas de ironía y sarcasmo, como las siguientes:

Waleed Besher dijo:

Apure, AbdelAtty. Estoy en La Meca esperando que llegue la hora de kofta

Mientras Imad Samara contestó desde EE. UU.:

esperando la kofta en el tren de Chicago al parque Orland

Moataz Moniem como respuesta al tuit de Youssef compartió un video preparando kofta en EE. UU.:

Estoy preparando Kofta en EE. UU.

Y Youssef continuó alentando a sus 6.47 millones de seguidores en Twitter para que enviaran más fotografías:

Ok muchachos, sigan enviando sus fotos de #Kofta_time. Parece que se está volviendo tendencia. Hasta mañana.

Wael Ghoneim y Islam Hussein apoyan a Bassem Youssef Hussein:

El activista político egipcio, famoso por crear la página Somos Khaled Saeed que ha tenido un rol líder en movilizar las protestas masivas del 25 de enero, compartió usando la etiqueta #Kofta_time o #كفتة_تايم una foto con Islam Hussein, un científico e investigador egipcio del MIT. Como ambos ciudadanos egipcios residen en EE. UU., Ghoneim tuiteó:

Traemos al paciente que sufre de nostalgia, y preparamos un pincho Kofta para nutrirlo. Una imagen con Islam Hussein que fue el primero que expuso el hallazgo de Abdel-Attyel-Atty

Las reacciones no solo fueron irónicas:

Una ola de ira y desprecio se desató en los medios sociales cuando gran cantidad de ciudadanos criticaron con severidad al ejército, no solo por el escándalo científico, sino también por prometer a millones de personas enfermas una cura imaginaria inexistente.

Ahmed tuiteó:

¿Alguien va a interrogar a Abdel-Atty acerca de inventar un dispositivo imaginario y burlarse de todos los egipcios?

Y la corresponsal en Medio Oriente de Sveriges Radio, Cecelia Udden, se preguntó:

Día mundial del SIDA. ¿Alguien sabe qué pasó con Abdel Aati Kofta?

Si bien es cierto que Egipto es un país con baja prevalencia de HIV, se registran aproximadamente 40,000 muertes por hepatitis C y alrededor de 165,000 nuevos casos en Egipto cada año, según declaraciones del Dr. Henk Bekedam, representante de la OMS en Egipto, de julio de 2014. Eso representa miles de esperanzas destruidas en todo el país.

En un artículo publicado por el Instituto Tahrir para la política de Medio Oriente, el bloguero Mostafa Hussein escribió:

The Ministry of Defense did not keep its promise of a cure to millions of HCV/HIV patients by June 30, which is an embarrassment, yet until today there are no guarantees that this will not happen again. No public apologies were given, no investigation was announced, and the only signal that the army may have realized that something went wrong is that very recently the head of the Engineering Authority was promoted to a higher position with no responsibilities. Yet, we still do not know if that decision was because of the wasted money, credibility, and the dashed hopes of its most vulnerable citizens or because of the public ridicule and failure to silence critics.

El Ministerio de Defensa incumplió su promesa de una cura para millones de pacientes HCV/HIV prevista para el 30 de junio, lo que es una vergüenza, pero hasta hoy no existen garantías de que no suceda nuevamente. No se pidieron disculpas públicas, no se anunció ninguna investigación, y la única señal de que el ejército puede haberse dado cuenta de que algo anduvo mal es que muy recientemente el titular de la Autoridad de ingeniería fue promovido a un cargo superior sin responsabilidades. Pero, aún se desconoce si esa decisión fue consecuencia del dinero malgastado, de la credibilidad y esperanzas destruidas de los ciudadanos más vulnerables o debido al ridículo público y al haber fracasado en el intento de silenciar a los críticos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.