¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Conservadores cristianos jamaiquinos acusan a las agencias internacionales de promover la educación en sexualidad

A sculpture at Jamaica's UTech university campus. Photo by Janine Mendes-Franco, used with permission.

Escultura del campus de la Universidad tecnológica de Jamaica. Fotografía por Janine Mendes-Franco, usada con permiso.

Existen dos temas que realmente conmueven a los jamaiquinos: sexualidad y religión. Cuando los dos se combinan, probablemente se desatarán controversias.

El debate entre los cristianos fundamentalistas jamaiquinos y quienes abogan por mayores derechos sexuales y reproductivos ha sido constante durante los últimos años, con una intensidad que fluctúa con el ciclo de noticias.

Recientemente, los fundamentalistas han “subido la apuesta”, tratando tal vez de llamar la atención de la nueva administración política.

El líder del Movimiento Marcha del Amor, el Dr. Wayne West, radiólogo y presidente de la Coalición jamaiquina por una sociedad saludable, a menudo se refiere a su temor ante la “anarquía sexual” en Jamaica, atribuyendo esta tendencia a la influencia extranjera.

Hace un año, durante la visita del presidente Barack Obama a Jamaica, el Dr. West criticó al presidente estadounidense por, en su opinión, intentar “normalizar” la homosexualidad.

Ahora, su grupo ha dirigido la mirada hacia los organismos internacionales – en particular, las Naciones Unidas – en relación a la Educación en sexualidad (CSE en inglés).

La UNESCO ha definido a la Educación en sexualidad como “un enfoque culturalmente relevante y apropiado a la edad del participante que enseña sobre sexualidad y relaciones interpersonales a través del uso de información científicamente exacta, realista y sin prejuicios”.

Agendas incompatibles

El tema de la educación sexual tiene una historia controvertida en Jamaica. En el 2012 se desató una tormenta en los medios de comunicación y el público en general – incluso entre los cristianos conservadores – en torno a un proyecto piloto tendiente a la incorporación en la currícula escolar de séptimo a noveno grado de la asignatura Salud y Educación para la Vida Familiar.

Aunque el Ministerio de Educación, entonces encabezado por el diácono católico Reverendo Ronald Thwaites, dejó en claro que los organismos internacionales no habían participado en la redacción de las secciones polémicas, decidió el retiro inmediato de una de las secciones, y modificó el capítulo Sexo y Sexualidad del plan de estudios.

Un educador en temas de salud y VIH comentó en aquel momento:

The public uproar over the health and family life education (HFLE) curriculum has done a grave disservice to a programme that addresses many of the social ills plaguing Jamaican youth.

El revuelo que generó entre el público el plan de estudios de educación de la salud y para la vida (HFLE) le ha ocasionado un grave perjuicio a un programa que aborda muchos de los males sociales que aquejan a la juventud jamaiquina.

El Movimiento de la Marcha del Amor

El Movimiento de la Marcha del Amor, lanzado el 2012, en su declaración de propósitos declara como misión “hablar y actuar con valentía, con creatividad y oración en el amor para proteger y restaurar la pureza sexual, el matrimonio y la familia dentro de las fronteras de nuestra nación. Define al matrimonio como una unión heterosexual, fiel, monógama, para toda la vida. La familia en última instancia, debe basarse en el principio del matrimonio”.

El grupo actualmente tiene una petición circulando en las iglesias locales dirigida al primer ministro para que mantenga la vigencia de la ley que penaliza la homosexualidad en el país. También hay otra petición activa que trata específicamente el tema de la educación sexual.

En este orden de ideas, el grupo también organizó un foro público en la Iglesia del pacto de la Alianza de la ciudad de Kingston con el dramático título: “líbranos de los poderes malvados: ¿Cómo las agencias internacionales están sexualizando a nuestros hijos”. (La primera parte del título es una frase del himno nacional de Jamaica).

Alrededor de 150 jamaiquinos asistieron a la reunión, incluyendo un número considerable de representantes de diversas organizaciones de la sociedad civil, que tomaron notas, intentaron involucrar a las personas en el tema e hicieron aportes durante la sesión de preguntas y respuestas.

El Foro jamaiquino de lesbianas, bisexuales y gays (J-FLAG) y su asociado WE-Change, en representación de la comunidad LGBT; la Universidad Modelo de Naciones Unidas de las Indias Occidentales; la Junta de Planificación Familiar (FamPlan), la organización Eve for Life Jamaica, que apoya a mujeres jóvenes y niños que viven con VIH; y la Junta Nacional de Planificación Familiar, que se fusionaron con el Programa Nacional de VIH / ETS para formar la nueva Autoridad de Salud Sexual y Reproductiva de Jamaica, participaron de la reunión.

Un representante de UNICEF Jamaica también estuvo presente, aunque dicho organismo fue anfitrión en un evento propio esa misma noche como parte de la campaña denominada #KeepChildrenSafe (Mantengamos a los niños seguros):

“Mantengamos a los niños seguros” en la escuela con @hmereid en vivo desde el hotel Versalles en May Pen, esta noche a las 6pm @JANewsNetwork. Todos serán bienvenidos

Entre las organizaciones e individuos que buscaban contrarrestar la postura de los cristianos se encontraba la Coalición de Comunidades Vulnerables del Caribe, que tuiteó:

¡Esta noche únete a nosotros! Las investigaciones indican que la educación sexual puede retrasar la iniciación sexual e incrementar una conducta sexual responsable

El Movimiento de la Marcha del Amor en Facebook envió esta advertencia directa:

Comprehensive Sexuality Education EXPOSED. Beware of partnerships with International Planned Parenthood (FamPlan is the regional division), UNFPA, UNESCO and even the WHO.
Eg. UNESCO – teaching children at age 9 about the definition and function of orgasm.
Do not be deceived. The truth is rising!

EXPUESTA Educación en sexualidad. Cuidado con las asociaciones con Planificación Familiar internacional (FamPlan es la división regional), UNFPA, UNESCO e incluso la OMS. Por ejemplo. UNESCO – le está enseñando a niños de 9 años la definición y la función del orgasmo. Que no te engañen. ¡La verdad está saliendo a la luz!

Y, en un nuevo ataque contra los organismos donantes internacionales, tuiteó una cita del Dr. Wayne West en el foro:

Dr. W. West – La ONU apoya firmemente la agenda LGBT y de educación en sexualidad para sexualizar a nuestros niños.

Los jóvenes integrantes de organizaciones defensoras de derechos también opinaron. La Red de Defensa de la juventud de Jamaica (Jyan), en una serie de tuits acerca de la Educación en sexualidad, se refirió a un comentario de la oficina local de UNFPA:

“Los obstáculos culturales que impiden fomentar de manera eficaz la educación en sexualidad dificultan además el acceso de los jóvenes a los servicios de salud reproductiva” -UNFPA en Jamaica

… Pero agregó en apoyo de la Educación en sexualidad:

La Educación en sexualidad brinda información científicamente rigurosa, realista, libre de prejuicios.

La activista LGBT Latoya Nugent compartió una copia de la carta dirigida al ministro de Educación Ruel Reid (que irónicamente era orador del evento de UNICEF de esa misma noche), que circuló para la firma durante el evento.

La carta insta al recientemente designado ministro a eliminar del plan de estudios la asignatura Salud y Vida Familiar y Educación en sexualidad:

Carta destinada a @HMEReid enviada por Wayne West et al. Déle un vistazo

A medida que se desarrollaba el debate, la elección de las palabras iba ganando importancia. El Movimiento de la Marcha del Amor tuiteó:

Redefinir palabras es fundamental para la Agenda LGBT. Hay que tener cuidado con palabras como “tolerancia”, “diversidad” y “discriminación”

Un comentarista replicó:

La redefinición de palabras es un aspecto fundamental de la agenda de los fanáticos. Hay que tener cuidado con palabras como “amor”, “moralidad” y “familia”

Aunque la discusión transcurrió de manera intensa tanto en línea como fuera de línea, algunos activistas adoptaron un enfoque más conciliador, incluso humorístico. Latoya Nugent comentó en su blog:

I am writing because I want us to start thinking about the way forward in a very practical, conciliatory way.

How can Sexual and Reproductive Health & Rights (SRHR) advocates and health practitioners who understand the real world and people of faith who are more preoccupied with the Bible world, reach a point of common understanding for the benefit and welfare of all?

Where can we find common ground?

On what issues do we agree in principle?

What are some possible starting points?

Following the forum I was a part of a group of about six people who were engaged in dialogue about church, Christianity, SRHR, and sexuality. It wasn’t hostile. Views were allowed to contend, even though for some time there appeared to be no common ground. Truth be told, I was really there for the fun at first, but then I recognised the value of the dialogue.

As folks shared their views including some of my young advocate friends (on whose faces I could see the pain and struggle), I realised in that moment just how draining advocacy work can be in religious spaces, and I felt their pain.

Escribo porque quiero que comencemos a pensar el camino a seguir de una manera muy práctica y conciliadora.

¿Cómo lograr que promotores de salud y derechos sexuales y reproductivos y profesionales de la salud que entienden el mundo real y las personas de fe que están más preocupadas en el mundo de la Biblia, lleguen a un punto de entendimiento común para el beneficio y bienestar de todos?
¿Dónde podemos encontrar un denominador común?
¿Cuáles son los temas en los que en principio estamos de acuerdo?
¿Cuáles son algunos de los posibles puntos de partida?

Después del foro, formé parte de un grupo de seis personas comprometidas a dialogar sobre la iglesia, el cristianismo, derechos sexuales y reproductivos y sexualidad. El clima no era hostil. Había espacio para la confrontación de opiniones, pese a que desde hace algún tiempo no parecía haber nada en común. A decir verdad, en realidad al principio participaba por diversión, pero luego reconocí el valor del diálogo.

A medida que mis jóvenes amigos defensores (en cuyas caras podía ver el dolor y la lucha) intercambiaban puntos de vista, comprendí lo agotador que puede ser el trabajo de promoción de derechos en espacios religiosos, y pude sentir su dolor.

JYAN tuiteó:

¡Simplemente tiene sentido!

¿Espacio para el diálogo?

Después de tanta retórica caldeada y arrebatos emocionales en materia de derechos sexuales y reproductivos en los últimos años, un foro mayormente no confrontativo, después de todo, representa un avance hacia un diálogo más razonado.

Puede que sea menos estimulante en cuanto a cobertura periodística, pero sin duda ayudará a aclarar muchas cuestiones a un público a menudo confuso y mal informado.

Queda por verse cuál será el enfoque que adoptará la nueva administración política – y, en particular, el ministro de Educación Ruel Reid (ex director de preparatoria), – en relación a este tema candente.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.