¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Kirguistán todavía quiere a la luchadora que no alcanzó el nivel esperado en Río

Aisulluu Tynybekova. Official image from United World Wrestling federation.

Aisulluu Tynybekova. Imagen oficial de la federación de Lucha Unida Mundial.

A pesar de perder el bronce tras un combate de lucha que al parecer se había propuesto ganar, Aisuluu Tynybekova ha sido aclamada como una heroína por gran parte de la comunidad cibernauta de Kirguistán después de su eliminación de los JJ.OO. de Río.

Tanto en Brasil como en Londres, a Tynybekova se la consideraba una de las mejores opciones de medalla para este pequeño país de Asia central.

Durante su empate el 18 de agosto con Sakshi Malik, los kirguisos esperaban que Tynybekova asegurara el segundo bronce del país, después de que el levantador de pesas Izzat Artykov (a quien posteriormente se retiró la medalla por dopaje) hubiera logrado la semana anterior acabar en el podio.

Pero solo hubo decepción cuando Tynybekova cedió una ventaja de 5-0 para llegar a un duro empate con Sakshi Malik, quien finalmente logró ganar por 8-5 y acabar con la sequía de medallas de India.

Una estrella inusual

La lucha es un deporte clave en Kirguistán, con una prolífica herencia del pasado nómada de los habitantes de este país.

Pero Tynybekova ha acabado con los estereotipos de género en esta disciplina, dominada por los hombres, para convertirse en la luchadora con mayor puntuación del país en todas las categorías, un hecho que los tuiteros de la república no ha pasado por alto.

La mitad del país son muchachos con las orejas rotas (heridas de deportes de contacto) pero es una mujer la que ha llegado a semifinales. ¡Bien hecho, Aisuluu Tynybekova!

Aisuluu: ¡poder femenino!

Tynybekova no es un ángel.

Una acusación de agresión tras un incidente que tuvo lugar en un paso subterráneo en Bishkek, la capital, amenazó con vetar su participación en los últimos juegos de Londres, en los que abandonó la competición antes de lo esperado.

Ahora, con 23 años, Tynybekova ha desarrollado su técnica y ha permanecido alejada de los problemas desde el enfrentamiento en el que declaró haber sido provocada.

Parece casi seguro que la luchadora competirá en los próximos JJ.OO. de 2020, y volverá a cargar a su espalda el peso de las expectativas de Kirguistán.

«Hizo que me dopara»

De hecho, se confiará incluso más en que Tynybekova aumente ella sola el medallero del país, después de que el prometedor levantador de pesas Izzat Artykov se convirtiera en el primer atleta al que se le retira una medalla por dopaje en los juegos.

Artykov ha negado acaloradamente las acusaciones de dopaje y ha comentado en una entrevista con la agencia France-Presse que quizás el levantador de pesas galo hubiera «mezclado los dopantes» (dio positivo en un estimulante denominado estrictina) en su comida o bebida.

Un anterior jefe de personal del Presidente lamentó en Twitter el «cortoplacismo» inherente a las acciones del equipo de levantamiento de pesas:

¡Dicen que no sabían nada sobre la estrictina! ¡Claro que lo sabían! Los entrenadores solo querían lograr la victoria. ¡A cualquier precio! ¡Nos han deshonrado ante todo el mundo!

El director del departamento de estado por el deporte, quien recurrirá los cargos de dopaje de Artykov, fue una de las personalidades en criticar a Tynybekova.

Declaró que «se dejó ganar» en su combate con Malik, un comentario que provocó la indignación en los medios sociales.

Tras el shock por el escándalo de dopaje de Artykov, muchos aficionados agradecen ahora a Tynybekova tomar la vía más larga y honesta hacia el podio, a pesar del dolor por perder esta vez.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.