¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Poly, la plataforma dispuesta a enseñarte todos los idiomas del mundo

Poly logo

Imagen cortesía de Wikitongues.

Una versión de este artículo ha sido publicada originalmente en r12n.

Los fundadores y directores de Wikitongues, Daniel Bogre Udell y Frederico Andrade, han emprendido la ambiciosa misión de documentar –y enseñar– todos los idiomas del mundo. Y con “todos” realmente se refieren a todos los idiomas, incluyendo los más de 3.000 estimados que no tienen lenguaje escrito, los más de 300 lenguajes de signos, e incluso los idiomas artificiales como el esperanto y el lojban.

El escepticismo ante tales pretensiones es natural, pero vale la pena echarle un vistazo al trabajo del proyecto durante los últimos años, un trabajo que bien puede justificar tal optimismo. Hablé recientemente con ellos sobre el desarrollo de su documentación de idiomas y la plataforma de aprendizaje de lenguas llamada Poly.

Wikitongues

Wikitongues es una organización sin ánimo de lucro con sede en Brooklyn que partió del compartido interés de Bogre Udell y Andrade en los idiomas y la tecnología. Bogre Udell, que también es un colaborador de Global Voices, creció en un hogar con el inglés como único idioma, pero su interés en los idiomas se despertó al vivir en una comunidad de lenguas minoritarias. Pasó un tiempo en España, primero en Aragón y más tarde en Cataluña. Aprender catalán impactó en gran medida su perspectiva con respecto a los idiomas, y al mundo: “Empecé a interactual con España de una forma muy diferente a la de la mayoría de los extranjeros, y estaba interactuando con Europa de una forma en la que la mayoría de los europeos no se interactúan”. Andrade creció en un hogar bilingüe (inglés y portugués), y después aprendió varios idiomas más. Los fundadores compartían un profundo respeto por el valor de la diversidad lingüística, y se sentían frustrados porque no surgiese más en la esfera pública.

“A los niños se les enseña cuántos países hay, y [se les] enseña las regiones de su propio país”, apunta Bogre. “Nadie les ha enseñado que existen 7.000 idiomas. Vemos aún hoy día en los medios que la discriminación lingüística sigue siendo una práctica común”. Esta compartida pasión por el lenguaje –junto con sus antecedentes de tecnología y diseño– proporciona el impulso teórico y la fundación práctica para Wikitongues.

Every language in the world

Algunos de los participantes del vídeo de Wikitongues. Imagen cortesía de Wikitongues.

En la segunda mitad de 2012, Bogre Udell empezó a grabar en video historias cortas orales de sus vecinos en Brooklyn, donde les pedía que hablasen en su lengua materna. Nueva York es quizá la ciudad más diversa lingüísticamente de todo el mundo, más de 700 idiomas se hablan allí. Bogre Udell pronto se hizo con un amplio abanico de videos que comenzó a publicar en un canal de YouTube: “En apenas pocas semanas pudimos de grabar algo así como 40 idiomas”. Para su sorpresa, se encontró con que el canal pronto atrajo la atención de una audiencia global.

Algunos meses después, Andrade, amigo de Bogre Udell (y compañero estudiante de la Parsons School of Design), se unió a la causa, y continuaron grabando videos en Nueva York, y también viajando para recopilar grabaciones de comunidades de todos los Estados Unidos. Mientras el proyecto ganaba popularidad y atención, empezaron a llegar ofertas de colaboración de todo el mundo. Wikitongues  se erigió finalmente como una organización sin ánimo de lucro, y como un cuidadoso y coordinado esfuerzo para documentar el idioma a través de videos cortos, con especial atención a los idiomas en peligro. En el momento de la escritura del original de este artículo, el canal de YouTube de Wikitongues puede mostrar 347 videos de idiomas de cada región del mundo habitada por el hombre.

El último video, por ejemplo, está protagonizado por hablantes de mirandés, un idioma minoritario (pero oficial) de Portugal, con unos pocos miles de hablantes.

La documentación es un paso crítico en el proceso de revitalización de una lengua, pero el camino desde la documentación hasta la producción de nuevos hablantes es raramente directo. Hacia medidados de 2014, los fundadores de Wikitongues se encontraron con un artículo que describía la labor de Marie Wilcox. Wilcox, nacida en 1933, es la última hablante fluida de wukchumni, uno de los muchos idiomas indígenas de la actual California en peligro. Durante más de una década, Wilcox trabajó con su hija Jennifer Malone y otros para documentar su lengua, anotando primero palabras en libretas y el dorso de sobres. A Bogre Udell y Andrade les conmovió profundamente la dedicación de esta mujer a su trabajo.

A través de sus encuentros con personas como Wilcox, los dos también se dieron cuenta de que algunos hablantes de idiomas en peligro estarían dispuestos a participar en un proyecto similar de creación de diccionarios. “Este proceso superlaborioso, toma años y años y años”, como lo describió Andrade, y simplemente estaba fuera del alcance para la mayoría de la gente.

Para que Wikitongues diese el paso de ser una iniciativa de documentación de idiomas a una de revitalización de idiomas, necesitarían la ayuda de hablantes como Wilcox, y los hablantes de sus videos conectar más internacionalmente con los que aprenderían los idiomas. “Hicimos una tormenta de ideas durante un tiempo e intentamos descubrir cuál sería una interacción útil, ligera y trivial que pudiese lograr realmente un buen progreso” hacia los objetivos, tanto de documentación como de revitalización, explica Andrade. Imaginaron una solución que fuese accesible, sencilla para el usuario, y útil para quienes esperasen poder documentar su lengua y legársela a nuevos hablantes. El trabajo para la solución de este reto de Wikitongues, Poly, nació a finales del 2014.

Poly

Con el apoyo de una exitosa campaña de Kickstarter el año pasado, Poly se ha desarrollado rápido, y recientemente prometió lanzar una versión funcional de la aplicación en el Día Internacional de la Lengua Materna. Poly está orientada hacia la creación de “libros”, que pueden comprender vocabulario, frases, y expresiones entre un par arbitrario de lenguas. Si tienes el antojo de crear un diccionario lakota-francés (o un recopilatorio de frases dothraki-klingon), un par de clics en Poly pueden proporcionar un espacio de desarrollo apropiado. En la demo que puedes ver abajo te encontrarás a Andrade creando un recopilatorio inglés-portugués brasileño.

La interfaz es simple, reactivo y fáci de usar. Mientras que Poly es libre para el uso de profesor o estudiante, y para cualquier lengua, Andrade y Bogre Udell esperan que pueda servir como una útil herramienta para personas como Marie Wilcox, y que permita un proceso de documentación directo que puede ser orientado hacia el aprendizaje.

Código abierto, datos abiertos, organización abierta

Poly ha sido un proyecto de código abierto desde el principio, “solo porque los repositorios privados [en Github] cuestan dinero”, bromea Andrade. Poly se ha construido sobre los cimientos de las tecnologías de código abierto: la interfaz es React, el motor Rails y PostgreSQL. Si bien Andrade sugiere que el ser de código abierto es en parte simbólico en este prematuro momento, Poly ya ha atraído “cientos de miles de horas de tiempo de trabajo” de una creciente comunidad de programadores. “Como somos una organización sin ánimo de lucro, y muy, muy fuertemente impulsada por una misión”, explica Andrade, “hemos podido conseguir el apoyo de un montón de programadores”. Describe liderar un proceso de desarrollo colaborativo como algo “mágico”.

Wikitongues también ha desarrollado un enfoque abierto a los datos que está recopilando. Con la guía del codirector de Wikitongues (y defensor de “código abierto, estándares abiertos, datos abiertos y contenido localizado” ), Alolita Sharma, la organización trabaja para hacer que todo su contenido esté disponible bajo licencias abiertas como Creative Commons, incluso el contenido en video, los metadatos de los videos y los datos de lenguaje de Poly.

Hay dificultades a la hora de lidiar con los datos producidos por miembros de diferentes comunidades –algunas comunidades de idiomas en peligro se cuidan de que no se aprovechen de ellos, y muchos tienen una diferente concepción de sus lenguas como propiedad intelectual o cultural. “El problema de algunos de los grandes proyectos de código abierto o de movimientos de conocimiento abierto y libre es que hay un cierto dogmatismo sobre cuáles deben ser las licencias”, dice Bogre Udell. Si bien el objetivo de Wikitongues es la apertura, reconoce que una licencia de datos hecha a medida puede ser necesaria en algunos casos. La organización está trabajando activamente para avanzar en este complejo espacio ético, legal, y cultural. “Si podemos manifestar que ciertas comunidades han tenido éxito dentro de nuestro modelo [de datos abiertos], podemos llegar a más gente que se siente reticente y decir: ‘mira, estos son los beneficios'”, explica Andrade.

El distintivo código abierto del proyecto va más allá del código y los datos. Bogre Udell señala que, dado el tamaño de lo que pretende conseguir Wikitonge –trabajar con todos los idiomas del mundo–, se requiere cierta apertura. Según Andrade: “Una de nuestras más profundas filosofías como organización es que trabajamos con comunidades. No vamos y grabamos videos para ‘traer'”. En sus centenares de videos, Wikitongues espera comunicar que hay una persona real hablando que está dispuesta a discutir su experiencia con el idioma.

Poly poster

Imagen cortesía de Wikitongues.

Todos los idiomas del mundo

Iniciativas como Wikitongues son vitales en la carrera por revitalizar los idiomas en peligro. Como he apuntado anteriormente, desarrollar recursos digitales para lenguajes puede ayudar a asegurar que la próxima generación tenga acceso a ellos, y está claro que el trabajo más arduo ocurrirá fuera (o, en el mejor de los casos, junto con) la principal tecnología comercial. En conversaciones con grandes empresas de tecnología, Bogre Udell se encontró con un limitado entusiasmo por implicarse con los idiomas de menos hablantes. “Quieren asegurarse de que cubren los 400 idiomas más amplios, o así”, señala. “Tuvimos una conversación con alguien en Google.org y fueron muy explícitos en que idiomas con menos de 10.000 hablantes no eran de su interés”. Con Poly, Wikitongues continúa su viaje para desarrollar una comunidad global y abierta centrada en los idiomas.

“Como esfuerzo de documentación de lenguas, somos os únicos que tratamos de trabajar con todos los idiomas del mundo”, señala Bogre Udell. “Nadie más tiene ese interés”. Esta orientación y misión informan directamente del desarrollo de Poly. “Queremos crear herramientas que sean útiles para el público”, argumenta. “Queremos ser más útiles para los hablantes de los idiomas que para los lingüistas, porque son los hablantes quienes los necesitan”.

2 Comentarios

  • Hola me gustaría aprender el idioma francés muchas gracias

  • perico

    Ola me gustaria aprender italiano lima peru

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.