¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

“Hay una sensación de desesperanza entre los jóvenes” en Jamaica

Un grupo de jóvenes jamaiquinos de la comunidad Tivoli Gardens observa los acontecimientos en su comunidad durante el estado de emergencia de Jamaica en 2010; se informó que las autoridades del estado mataron a más de 70 civiles. Foto de BBW World Service, CC BY-NC 2.0.

En el último trimestre de 2016, un promedio de cien personas murieron cada mes en Jamaica como resultado de delitos violentos. Mientras la tasa de homicidios del país sigue aumentando, las vidas de los jóvenes jamaiquinos se ponen en el centro de atención. En octubre de 2016, un hombre mató a puñaladas a Nicholas Francis, de 14 años, cuando regresaba del colegio en un bus público de pasajeros por robarle su celular. En enero de 2017, el cuerpo de un muchacho de 13 años fue hallado en una pila de basura con heridas de bala en la cabeza; la semana siguiente, el cadáver de Shineka Grey, de 15 años fue encontrado con múltiples puñaladas.

Dos hombres han sido acusados por los asesinatos de Francis y Grey, pero no ha habido arrestos por el asesinato del muchacho de 13 años. Complica también el agresivo entorno que muchos jóvenes jamaiquinos enfrentan la alta incidencia de violencia doméstica, que representa el 30% de las muertes violentas en Jamaica.

Para entender cómo están los jóvenes luchando con esta nueva realidad, Global Voices conversó con Marcia y CJ (sus apellidos se mantienen en reserva), que con frecuencia aconsejan a jóvenes de comunidades poco favorecidas, les pedimos que contaran su percepción sobre cómo se ve afectada la juventud jamaiquina por las noticias, y cómo viven la vida en consecuencia. Marcia creció en la comunidad Mona Commons de Kingston; sigue viviendo ahí y se desempeña como mentora para muchos jóvenes de la comunidad. CJ trabaja en el distrito de Clarendon en un centro juvenil del gobierno.

Global Voices (GV): Marcia, ¿cómo ves que los jóvenes de tu comunidad se ven afectados por las noticias de asesinatos de otros jóvenes?

Marcia (M): It is always a tragedy to lose our young people violently; to me [this has been going on] for a while. Because of social media and the way information can be shared now, it is highlighting the magnitude of a problem that has been affecting Jamaica for many years.

There is a sense of hopelessness among young people. I don’t know [the background of] the death of the young man…but at 13 years old that is another life lost that could have been better, had there been other measures, other programmes put in place.

Jamaican parents [of] this generation don’t put a lot of effort into monitoring their children. The children are open to too much…I remember when I was growing up, certain times you had to be home from school. We didn’t have any internet, so we weren’t used to meeting strangers and just doing whatever we wanted. It can be a case where the parents do not care; they are out partying or busy living their life. Or it might be another situation where the parent has to be working so hard that there is no one left at home to monitor these children, so there are a lot of factors. It is really crazy: all the deaths; all the young people going missing.

Marcia (M): Siempre es una tragedia perder a nuestros jóvenes violentamente; para mí [esto ha estado pasando] desde hace un tiempo. Como los medios sociales y la manera en que ahora se puede difundir la información, se está destacando la magnitud de un problema que ha estado afectando a Jamaica durante muchos años.

Hay una sensación de desesperanza entre los jóvenes. No conozco [los antecedentes] de la muerte del muchacho… pero a los 13 años se pierde otra vida que pudo haber sido mejor, si hubiera otras medidas, otros programas en marcha.

Los padres jamaiquinos de esta generación no se esfuerzan mucho en cuidar a sus hijos. Los hijos están muy abiertos… Recuerdo cuando era chica, a veces tenías que volver del colegio a casa. No teníamos internet, así que no estábamos acostumbrados e conocer extraños ni a hacer lo que quisiéramos. Puede ser el caso que a los padres no les importe; están de fiesta u ocupados con su vida. O puede ser otra situación donde el padre debe trabajar tanto que nadie se queda en casa para cuidar a estos muchachos, son muchos los factores. Es de locos: todas las muertes, todos los jóvenes que se van.

GV: CJ, ¿cómo responden los jóvenes con los que trabajas a la noticia de asesinatos de jóvenes en Jamaica? En tu opinión, ¿cuál tu visión de la juventud en Clarendon? 

CJ (CJ): Since Shanika Grey's death, when you try to [have] conversations [about the situation], it's like, ‘Yow, Miss…that is why mi a try listen to me mother and don’t take no strange taxi.’

In terms of […] the things I see that I would say put youth at risk, I have young persons who do not have any family support. Some of them have mother and father living at the house, but the most common thing I hear them saying is that they feel unsupported. They don’t really feel like they can talk to their parents about certain things — and when they try to talk, the parents don’t really understand. They try to push down their views on them. Sometimes, because they don’t have the support at home, young people go to friends, or sometimes they talk to adults where they feel like they're comfortable with you and they just talk anything around you.

I have to [establish] a lot of boundaries with some of the young people, because you don’t want them to get too attached to you for all the wrong reasons. They don’t feel like their dreams are being supported. I have young people who are bright and their parents say, ‘You decide to take up college […] you have to find a man to help you out with that’ — so sometimes they end up in a ‘situationship’ as I call it.

Either they sit down and ‘boops’ out man to get money or [they find themselves] in a relationship with somebody and get abused. Sometimes they have several different men, and sometimes the young people who have the support they feel like they are [being coddled] so they want to go out there and experience things — and they are the ones who run out to go and stay at a friend's house because they know that their parents will not agree with the things that they want to get up to. This makes them vulnerable as well.

CJ (CJ): Desde la muerte de Shanika Grey, cuando tratas de conversar [sobre la situación], es: ‘Es por eso que trato de hacer caso a mi madre y no tomo un taxi extraño’.

En términos de […] lo que veo que diría que te pondría en peligro, tengo jóvenes que no tienen apoyo familiar. Algunos tienen madre y padre que viven en la casa, pero los más común que les he oído decir es que no se sienten apoyados. No sienten que pueden hablar con sus padres de algunas cosas —y cuando tratan de hablar, los padres realmente no entienden. Tratan de poner sus propias opiniones en sus hijos. A veces, como no tienen apoyo en casa, los jóvenes van con amigos, o a veces hablan con los adultos donde se sienten cómodos y hablan contigo de cualquier cosa.

Debo [fijar] muchos límites con algunos jóvenes, porque no quieres que se aferren demasiado a ti por razones que no son buenas. No sienten que se apoya sus sueños. Tengo jóvenes que son brillantes y sus padres dicen: ‘Decides ir a la universidad […] erncuentra un hombre que te ayude con eso’ —y a veces terminan en una ‘situacionidad’ como la llamo.

Se sientan y ‘buscan’ hombres para conseguir dinero o [se ven] en una relación con alguien que los maltrata. A veces tienen diferentes hombres, y a veces los jóvenes que tienen apoyo se sienten como [mimados] así que quieren ir por ahí y experimentar —y son los que salen y se quedan en casa de un amigo porque saben que sus padres no estarán de acuerdo con lo que quieren hacer. Esto también los hace vulnerables.

GV: Marcia, en tu experiencia, ¿cuál es el mayor desafío de los jóvenes?

M: Look at the young man that was killed on the bus — the man that killed him came from my area — he is just another troubled youngster with no real hope. His mother didn’t have [money] to send him to school so he turned ‘a cruff’ on the streets. Because of a lack of opportunities, he turned to violence and weed.

Right now, I am losing most of my young people to the ‘hand middle’ [Jamaican slang for ‘palm’]. It's just the weed in the hand on the corner — and if you follow the trend, the weed in the ‘hand middle’ on the corner goes on to the guns. Another thing I hear them with is that ‘prison is just a place’ — that is the mentality [they] have based on what is happening among young people.

M: Mira el joven al que mataron en el bus —el que lo mató es de mi zona— es otro joven con problemas sin ninguna esperanza. Su madre no tenía [dinero] para enviarlo al colegio, así que se convirtió en un ‘muchacho de la calle’. Por falta de oportunidades, recurrió a la violencia y la droga.

Ahora, pierdo a la mayoría de jóvenes por el ‘medio de la mano’ [jerga jamaiquina que significa ‘palma’]. Es la hierba en la mano en la esquina —y si sigues la tendencia, la hierba en el ‘medio de la mano’ en la esquina se va a las pistolas. Otra cosa que les escucho es que ‘la prisión es solamente un lugar’ —esa es la mentalidad que tienen sobre lo que está pasando entre los jóvenes.

GV: ¿Cómo lo enfrentan?

M: They don’t want to go anywhere; they don’t want to do anything — it's just fear. They are not really talking much. All [the girls] are taking precautions. I remember one of them came to me and said she needed US$600 to get a tazer gun so that she can defend herself. The others are literally scared and they are quiet, so they cling more to their parents. As it relates to the boys, they are in their own little world right now where it is just kill or be killed. That is how they are viewing it. I don’t see any changes in them as in, ‘No, I'm not going to do this or I'm not going to do that.’ The guys are in a revenge kind of mode and the girls are pretty scared.

M: No quieren ir a ningún lado, no quieren hacer nada —es miedo solamente. No hablan mucho. Las chicas toman precauciones. Recuerdo que una vino y me dijo que necesitaba US$600 para comprar una pistola de descargas eléctricas para defenderse. Las otras están literalmente asustadas y están calladas, así que se acercan más a sus padres. En cuanto a los chicos, están en su mundito, donde es matar o que te maten. Así es como lo ven ahora. No veo que haya cambios del tipo: ‘No, no voy a hacer esto o lo otro’. Los chicos están en modo venganza y las chicas están muy asustadas.

Por su parte, el Ministerio de Educación, Juventud e Información ha estado enviando consejeros de duelo a los colegios para ayudar a estudiantes y profesores a lidiar emocionalmente con hechos violentos o traumáticos que incluyan a miembros de su colegio. Varias agencias estatales también han estado trabajando para dar apoyo a niños y jóvenes en Jamaica. Además de ser firmante de la Convención sobre los Derechos del Niño de Naciones Unidas, el país adoptó una Política Nacional de Juventud para ayudar a los jóvenes a lograr todo su potencial por medio de oportunidades para desarrollo, participar y contribuir a una sociedad pacífica, próspera y humanitaria.

Las dos iniciativas más recientes lanzadas en respuesta a las amenazas que enfrentan los niños en Jamaica vienen del Ministerio de Educación, Juventud e Información, que tiene como fin “reforzar la responsabilidad colectiva hacia todo niño jamaiquino”, y la Oficina del Defensor de los Niños, que inició una campaña de sensibilización públicas llamada “La historia de Aria”. Es una miniserie en línea animaada que se muestra en varias plataformas de medios sociales, y destaca los diversos tipos de abuso que los niños experimentan en un esfuerzo de dar a las víctimas información y apoyo.

Tomará tiempo ver cómo estas iniciativas mejorarán la realidad que los jóvenes jamaiquinos enfrentan. Aun con los muchos servicios de apoyo y leyes diseñada spara proteger a los jóvenes del país, abundan las preguntas sobre su efectividad y capacidad de crear ambientes sanos para los niños.

En la segunda parte de esta serie, preguntaremos a los propios jóvenes cómo se sienten con lo que ocurre a su alrededor –y cómo creen que pueden ser las cosas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.